Andalucía

La investigación apunta al robo como móvil del triple crimen en Chiloeches

El supuesto autor material de los hechos es, según los investigadores, un joven vecino de Pioz, Fernando P.F., que tiene antecedentes

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Lugar del suceso. -

El robo es el móvil que los investigadores barajan en el triple crimen de Chiloeches (Guadalajara) después de encontrar joyas de la familia asesinada, un matrimonio y su hija de 22 años, en los registros realizados en inmuebles en Daganzo de Arriba (Madrid) y en Pioz (Guadalajara).

El supuesto autor material de los hechos es, según los investigadores, un joven vecino de Pioz, Fernando P.F., que tiene antecedentes y es conocido en la localidad.

También lo es el segundo detenido, este por encubrimiento, David M.A., a su vez, primo del exnovio de la joven asesinada.

La tercera detenida, también por encubrimiento, es una chica, W.P.G.M, que es la pareja del autor principal.

Los tres eran conocidos de la joven asesinada y de su exnovio, que tenía una orden de alejamiento respecto a ella aunque los investigadores ya han descartado la violencia machista y el móvil personal en los hechos, según han indicado a EFE fuentes próximas a la investigación.

Los asesinatos se cometieron en la madrugada del pasado sábado, 13 de abril, en la vivienda familiar, situada en la urbanización Medina Azahara de Chiloeches, y los cadáveres fueron encontrados, con múltiples heridas de arma blanca, después de que los bomberos sofocaran un incendio en la casa.

Al parecer, Fernando entró de madrugada en la vivienda para robar dinero y joyas y fue sorprendido por los tres miembros de la familia que en esos momentos estaban en el domicilio: Ángel Eugenio V.V., de 52 años; su mujer Elena F.G., de 53 años, y la hija de ambos, Laura V.F., de 22 años.

El triple crimen fue descubierto por el otro hijo del matrimonio, Yeray, que al llegar a su casa el sábado de madrugada comprobó que había un incendio: el aviso a emergencias se recibió a las tres y media de la madrugada y hasta pasadas las cinco de la madrugada no pudieron entrar en la vivienda los bomberos, tras apagar las llamas.

En los registros que se han realizado en las localidades cercanas de Pioz y en Daganzo de Arriba se ha encontrado una pulsera tipo esclava que, sin ningún género de dudas para los investigadores, pertenecía a Elena, la madre.

En Pioz, muchos vecinos conocen a los detenidos y algunos de ellos aseguran a EFE haber tenido "problemas" con David, el detenido por encubrimiento.

Los tres detenidos por su presunta implicación en estos hechos han pasado este martes a disposición del Juzgado de Instrucción Número 4 de Guadalajara, que estaba en funciones de guardia el sábado y que ha decretado el secreto del sumario, según han dicho a EFE fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha (TSJCM).

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN