Publicidad Ai
Publicidad Ai

Tarde negra para los azulinos en su visita al CD Pozoblanco

La victoria se escapó casi al final y Selu se fracturó el peroné, siendo trasladado en ambulancia al hospital

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • Sergio Beato -
La visita del San Fernando CD a tierras cordobesas no pudo resultar peor. A la derrota se suman la expulsión del central Sambruno y la lesión de su compañero de demarcación, Selu, que sufre una doble rotura de peroné. Según palabras del propio futbolista, se le quedó la bota atrás y oyó el chasquido del hueso, algo que terminó con Selu en el hospital pozoalbense antes de volver escayolado a La Isla.

El equipo de Antonio Iriondo fue el dueño y señor del primer tiempo. El buen juego desplegado por los isleños provocó que el Pozoblanco estuviera prácticamente desaparecido del terreno de juego. Los locales apenas pudieron acercarse a la meta defendida por Carrasco, que fue un mero espectador más y sólo vio de cerca a los rivales al inicio del choque, cuando Javi Pérez botó demasiado alta una falta.

A la media hora llegó la desgracia y Selu tuvo que dejar su sitio a Capi. Pese al golpe moral, los azulinos no cesaron de buscar la portería local gracias, sobre todo, a un inspirado Sergio Beato. Pero los de Iriondo no encontraron el premio del gol y al descanso se llegó con el empate a cero.

El guión cambió de forma radical en la segunda parte. El esfuerzo realizado por los azulinos en la primera parte les pasó factura y los locales comenzaron a irse arriba, aunque sin generar excesivo peligro. Beato iba desapareciendo y con él el dominio isleño, algo que incluso empeoró con la expulsión de Sambruno a falta de quince minutos.

Al final, y sin merecerlo, Acaíñas aprovechó un error de marcaje en la única oportunidad del Pozoblanco y batió a Carrasco.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN