Publicidad Ai
Publicidad Ai

Málaga

Sardinas en lugar de carnes rojas para reducir las patologías cardiovasculares

Un estudio científico señala que consumir sardinas, anchoas o arenques en lugar de parte de la carne roja habitual, reduce las dolencias cardiacas

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad Ai
  • Espetos de sardina (archivo). -
  • BMU Global Health realiza un estudio epidemiológico que evidencia que la sustitución traería globalmente salvar entre 500.000 y 750.000 vidas en 2050
  • La investigación estima que el consumo de este tipo de pescado, que además es barato, puede sustituir al 8% de la carne roja mundial

¿Apetece un espeto? Pues debe, porque un reciente  estudio en BMU Global Health recogido por Diario Médico, señala que consumir sardinas, anchoas o arenques, en lugar de parte de la carne roja habitual, reduciría significativamente patologías cardiovasculares. La investigación epidemiológica concluye que sustituir parte del consumo de carnes rojas por los conocidos como peces forrajeros  podría salvar entre 500.000 y 750.000 vidas en 2050 a nivel global.

Además. la adopción de estos pescados "como alternativa a la carne roja podría ofrecer beneficios sustanciales para la salud pública, particularmente a la hora de reducir la enfermedad isquémica del corazón”, apuntan los investigadores del trabajo publicado en BMJ Global Health, una investigación que estima que el consumo de este tipo de pescado podría sustituir al 8% de la carne roja mundial, lo que contribuiría también a la reducción de las complicaciones asociadas a enfermedades no transmisibles, como las cardiovasculares.

Además, es más barato

Los efectos beneficiosos de este cambio de patrón, según los autores del trabajo, serían especialmente palpables en países de medianos y bajos recursos, donde este tipo de pescado es barato y fácil de encontrar y en los que los problemas cardiovasculares están al alza.

Según señalan los autores, científicos del Instituto Nacional de Estudios Medioambientales de Tsukuba (Japón) y la Universidad de Queensland (Australia), en la revista científica, “hay una considerable evidencia de que las carnes rojas, especialmente las procesadas, se asocian con un aumento en el riesgo de enfermedades no transmisibles [...], que fueron las responsables de aproximadamente el 70% de todas las muertes globales en 2019",

Así, continúan los investigadores, "para mejorar la salud humana y la del planeta hay que limitar el consumo de carne roja y cambiar hacia alimentos más 'amigables’ para la salud y el medio ambiente".

Mediante un modelo de proyecciones con cuatro escenarios diferentes, quisieron estimar el potencial de los peces forrajeros, especies que no solo tienen una alta concentración en nutrientes esenciales sino que son ricos en dos tipos de ácidos grasos poliinsaturados omega 3 (DHA y EPA), que en estudios previos se han asociado con beneficios cardiometabólicos.

Los resultados, basados en el estudio de estimaciones de 137 países, mostraron que si el consumo de peces forrajeros es ampliamente adaptado a escala global, los beneficios en términos de salud pública, particularmente en cuanto a incidencia de enfermedad coronaria, pueden ser altos. Así, estiman que se podrían evitar hasta 750.000 muertes con este cambio que, por otro lado, también sería más sostenible para el medio ambiente.

La cantidad de este tipo de pescado disponible no es suficiente para sustituir a toda la carne roja, señalan los científicos, que estiman en un 8% el reemplazo. Pero ese incremento permitiría alcanzar las recomendaciones de consumo de pescado en la mayoría de países donde, a día de hoy, solo el 26% de las capturas de este tipo de pescado se destina al consumo humano, pero el resto se emplea para alimentar a especies criadas en piscifactorias, como salmones o truchas, indica el estudio.

Diario médico destaca lo dicho por Manuel Anguita, portavoz de la Sociedad Española de Cardiología (SEC), que señala que "las conclusiones de este trabajo van en la línea de las recomendaciones actuales, que priorizan el consumo de pescado y otras fuentes de proteína por encima de las carnes rojas".

Y es que, en el patrón de la dieta mediterránea lo recomendable es no tomar mucha carne y optar preferiblemente por carnes blancas, pescados y legumbres, recuerda el especialista. "Hay evidencias que asocian claramente el consumo de carnes rojas y procesadas con un mayor riesgo de cáncer, sobre todo de cáncer de colon. Y también hay datos que apuntan una relación menos estrecha pero de aumento con el riesgo cardiovascular", según Anguita.

También por el medioambiente

Además, en declaraciones al Science Media Centre España (SMC) Jesús Francisco García-Gavilán, investigador en CIBERobn y profesor asociado de la Universidad Rovira i Virgili, asegura que "los peces forrajeros incluyen especies como sardinas, pescados grasos pequeños con un importante contenido en DHA y EPA, dos ácidos grasos poliinsaturados omega 3 que han demostrado producir efectos muy beneficiosos sobre el organismo”.

Y también pone en valor lo que supone este cambio de hábito alimentario a nivel medioambiental. Según García-Gavilán, por un lado, "la carne roja es un alimento procedente principalmente del ganado vacuno. Varios estudios han demostrado que un consumo continuado de este grupo de alimentos favorece el desarrollo de enfermedades cardiovasculares y algunos tipos de cáncer, las dos patologías que producen mayor mortalidad y gasto sanitario a nivel nacional”, por otro, “también existen estudios que demuestran que algunas de las prácticas ganaderas asociadas a este tipo de alimentos perjudican gravemente el medioambiente. Por lo tanto, la aplicación de políticas alimentarias a nivel nacional que favorecieran el consumo de pescado no solo produciría una mejora de la salud de la población española, sino que disminuiría el gasto sanitario y potenciaría el seguimiento de la dieta mediterránea y de la dieta atlántica, dos patrones alimentarios en peligro de extinción a pesar de ser mundialmente reconocidos como efectivos en la prevención de patologías".

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN