Andalucía

La Junta reformará la ley de incompatibilidades tras la polémica con el exviceconsejero

Después de la polémica que ha surgido por el fichaje del exviceconsejero andaluz de Salud, Miguel Ángel Guzmán por una aseguradora privada

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Catalina García y Miguel Ángel Guzmán. -

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha anunciado este miércoles que van a reformar la ley autonómica de incompatibilidades después de la polémica que ha surgido por el fichaje del exviceconsejero andaluz de Salud, Miguel Ángel Guzmán por una aseguradora privada, que finalmente no se ha permitido hasta agosto.

La reforma puede ir por dos caminos, o se reducen los tiempos de la incompatibilidad o se iguala la ley autonómica a la ley estatal, que establece dos años pero con cesantías, según ha explicado Moreno en un encuentro organizado por la Cadena Ser y El País.

Moreno ha admitido que la ley actual, modificada en su anterior legislatura de gobierno PP-Cs, "no es buena, no es completa", por lo que ha pedido al consejero de la Presidencia, Antonio Sanz, "que impulse la renovación de esa ley".

Ha señalado que la ley la impulsó Ciudadanos y que ya en ese momento la vieron "con deficiencias", "un tanto extraña", fruto de la inexperiencia "en campo real", por lo que ahora van a "enmendar" su propia ley para mejorarla: "Cuando las cosas no funcionan, se cambian, aunque haya salido de un gobierno de PP y Cs".

Ha insistido en que, o se reducen los tiempos de incompatibilidad, o "simplemente" se iguala al Estado, que cuenta con más cesantías.

Ha expuesto que ahora una persona que pasa del sector privado al público, cuando termina en ese cargo, tiene una cesantía de cuatro meses pero no puede volver al sector privado en dos años.

Moreno cree que hay que "clarificarla más" y hacer "mas transparente" el proceso en el que una persona que procede del sector privado después vuelva, siendo "más riguroso" pero también facilitando ese enriquecimiento mutuo.

Sobre posibles conflictos de intereses en otros cargos, ha recordado que la Administración autonómica tiene 300.000 empleados públicos, pero la incidencia no llegaría al 0,1 por ciento.

La Consejería de la Presidencia tiene "instrucciones" para estar "muy pendiente de eso", pero ahora no han visto "ningún caso de gravedad", según el presidente andaluz.

No planea un cambio en su gobierno

Respecto a un posible cambio en su gobierno, ha dicho que "en principio" no tiene intención de hacerlo porque está "muy satisfecho" con el equipo que tiene, que cuenta con "una máxima implicación", y trabajan "al mismo ritmo" que él, las 24 horas todos los días.

Sí ha dejado la puerta abierta a darle "una vuelta" a alguna competencia, por si es más eficiente cambiarla de una consejería a otra.

Moreno ha dicho que siempre están "evaluando" el funcionamiento del ejecutivo y que están abiertos a esos cambios competenciales, pero no hay ninguna decisión al respecto.

Respecto a la posibilidad de separar Cultura de Turismo y Deporte, Moreno cree que es "una triada muy interesante", que está "muy bien diseñada" y ha optado por una respuesta abierta: "Pero todo es susceptible de ser modificado, yo mismo lo soy". 

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN