Matrícula de deshonor

Andaluces

Llamar incultos a los andaluces ya pasó de moda, y no hace falta remontarnos a Machado, Lorca, Picasso, Juan Ramón u otros grandes ‘culturetas’

Publicado: 10/04/2024 ·
11:37
· Actualizado: 10/04/2024 · 11:37
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • La bandera de Andalucía. -
Autor

Federico Pérez

Federico Pérez vuelca su vida en luchar contra la drogadicción en la asociación Arrabales, editar libros a través de Pábilo y mil cosas

Matrícula de deshonor

Un cajón de sastre en el que hay cabida para todo, reflexiones sobre la sociedad, sobre los problemas de Huelva, sobre el carnaval...

VISITAR BLOG

Hablar de la cultura andaluza a estas alturas sería ilógico, creo que el tiempo le ha dado a esta comunidad autónoma las credenciales pertinentes que se merecía y que muchos intentaban ocultar con ciertos objetivos absurdos. La historia nos concierne a todos y por mucho que intentemos alejarnos de ella, al final, de una u otra manera nos acaba arroyando. Eso es lo que ha pasado con esta tierra del sur de España, que su historia es tan inmensa que era difícil olvidarla, sepultarla o tergiversarla. Al final, como se dice por estos lares: “Lo que es, es”.

Llamar incultos a los andaluces ya pasó de moda, y no hace falta remontarnos a Machado, Lorca, Picasso, Juan Ramón u otros grandes ‘culturetas’ que marcaron una enorme impronta en la historia mundial. Hoy en día, Andalucía sigue liderando muchos sectores que abarcan desde la medicina, la literatura, la ingeniería, química, etc., pasando por el periodismo, el cine o investigaciones constantes de enormes profesionales que siguen mostrando la verdadera capacidad creativa, formativa y cultural de este país. Pero nos quedaba ese ‘tufillo’ que nos seguía desde partes concretas del Sur de España, en el que se nos acusaba de vagos, otro de esos conceptos preconcebidos que se adhieren como una lapa y que se repite tanto que hasta llegan a convencer.

“Los andaluces son incultos y vagos”, leía no hace mucho en las Redes Sociales a una catalana que, con cierta sorna y secundados por otros comentarios que seguían el hilo, enjuiciaba nuestra cultura, siesta incluida, por lo que le habían contado, dado que nunca había estado en esta tierra. Sin querer confundir una parte por el todo, este tipo de juicios de valor, de descalificaciones gratuitas, son más generalizadas de lo que pensamos y, por mucho que deseemos mirar hacia otro lado, al final, acaban afectando. Curiosamente, leía hace unos días que Andalucía era la comunidad autónoma con menor porcentaje de absentismo laboral, liderando una lista que deja claro lo absurdo de este tipo de comentarios, que solo buscan increpar y crear conflictos innecesarios o se utilizan para fines políticos determinados con el objetivo de acrecentar rivalidades que marquen distancias para llenar las urnas a determinados partidos.

Con esta información, no deseo presumir de cultura ni ‘sacar pecho’ como andaluz, jamás ha sido necesario mostrar aquello que sabemos bien los que vivimos en esta tierra, sean de donde sean, dado que, como he comentado al principio, la historia pone a cada uno en su lugar, y en este caso, en este año, Andalucía está en los más alto de la lista, mostrando que los andaluces somos responsables con nuestro trabajo y cumplimos como los que más.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN