Publicidad Ai
Publicidad Ai

Andalucía

El precio del aceite de oliva al fin comienza a dar un respiro a los andaluces

Tras meses de escalada, el coste del aceite de oliva en Andalucía registra una bajada significativa, ofreciendo alivio a los consumidores en marzo

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad Ai
  • Olivar. -

El aceite de oliva, denominado frecuentemente como el 'oro líquido' por su valor económico y cultural, ha sido motivo de preocupación en los hogares españoles debido a su ascendente precio en los últimos tiempos. La situación llegó a un punto en el que este esencial de la dieta mediterránea se convirtió en un artículo de lujo para muchos. No obstante, recientes datos indican un cambio positivo, especialmente en Andalucía, donde se ha registrado la mayor bajada de precios del año durante el mes de marzo, generando expectativas optimistas entre consumidores y productores.

La información proporcionada por el Observatorio de Precios y Mercados de la Junta de Andalucía revela que, en la semana del 18 al 24 de marzo, el precio del aceite de oliva virgen extra descendió hasta los 8,14 euros, lo que contrasta significativamente con los 9,24 euros registrados apenas un mes antes, en febrero. Este descenso se ha observado también en otras categorías del aceite, como el aceite de oliva virgen, que ajustó su precio de 8,46 euros a 7,95 euros en el mismo periodo.

La explicación a esta tendencia descendente podría encontrarse en la reducción de la demanda y el cierre temporal de las grandes industrias durante la Semana Santa, como señala Oleoestepa. Esta situación ha provocado que, temporalmente, ninguna de las tres categorías principales del aceite de oliva (virgen extra, virgen y virgen lampante) haya tenido una cotización activa en el mercado.

Por su parte, la consejera de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural, Carmen Crespo, ha mostrado su confianza en que las lluvias recientes contribuyan a mejorar las previsiones para la próxima campaña de aceituna, lo cual podría traducirse en un aforo más abundante y precios más equilibrados. Estas condiciones no solo favorecerían el consumo interno, sino que también repercutirían positivamente en la economía rural andaluza.

Durante un encuentro con medios de comunicación Crespo enfatizó la importancia de esperar a ver cómo evoluciona la primavera, especialmente en aspectos críticos como los golpes de calor y la floración. Sin embargo, se mantiene un cauto optimismo de que, si las condiciones climáticas son favorables, la producción de aceituna y, por ende, de aceite, podría incrementarse significativamente respecto a los últimos dos años, que se caracterizaron por ser especialmente escasos en términos de producción.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN