Publicidad Ai
Publicidad Ai

Andalucía

Huelgas en Lufthansa y en los ferrocarriles amenazan con paralizar Alemania

En Múnich, el segundo aeropuerto del país, se cancelarán 400 vueltos y cerca de 50.000 pasajeros se verán afectados

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • Aviones de Lufthansa. -

Una huelga en la aerolínea Lufthansa -que se inició este martes a las cuatro de la mañana- y otra en los ferrocarriles alemanes, que se inició a las 2 de la mañana para el transporte de pasajeros, amenazan con paralizar a Alemania.

La huelga del personal de cabina de Lufthansa llevará, según la compañía, a la cancelación de 600 vuelos en el aeropuerto de Fráncfort y afectará a cerca de 70.000 pasajeros.

En Múnich, el segundo aeropuerto del país, se cancelarán 400 vueltos y cerca de 50.000 pasajeros se verán afectados.

El sindicato UFO convocó el fin de semana a la huelga a 19.000 trabajadores de Lufthansa y de la filial Lufthansa Cityline.

El sindicato pide un aumento salarial del 15 por ciento en un nuevo convenio de 18 meses de duración y una paga única de hasta 3.000 euros por trabajador para compensar la inflación.

La semana anterior había habido una huelga de advertencia del personal de tierra convocada por el sindicato ver.di.

Los Ferrocarriles Alemanes, ante la huelga de maquinistas, anunciaron un plan de urgencia que deberá garantizar que una quinta parte de los itinerarios.

Los trenes de cercanías y los trenes metropolitanos en algunas ciudades como Berlín también se verán afectados por la huelga.

Se trata de la sexta huelga de maquinistas en el marco de la negociación de un nuevo convenio laboral.

La empresa intentó, sin éxito, detener la huelga a través de los tribunales y anunció un recurso ante una instancia superior por considerar que la medida no cumple con el principio de proporcionalidad debido a que fue anunciada con poca anticipación lo que dificulta elaborar un plan de urgencia.

El Sindicato de Maquinistas (GDL) pide una reducción de la jornada laboral a 35 horas semanales lo que constituye el principal punto de conflicto entre la representación de los trabajadores y la empresa. La empresa ha ofrecido una reducción, en dos pasos, a 36 horas lo que ha sido rechazado por el sindicato.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN