Publicidad Ai
Publicidad Ai

Andalucía

IU defiende que Sumar se articule como una federación de partidos sin "asimetrías"

La dirección de IU pauta seguir reforzando la organización y subraya que uno de los retos de legislatura es dar la batalla cultural

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Imagen del secretario de Organización de IU, Ismael González. -

La dirección de IU defiende que la mejor fórmula para la convivencia de las organizaciones políticas y sociales dentro Sumar es la federación de partidos, sin "asimetrías" entre formaciones y territorios, y con mecanismos de coordinación que respeten la autonomía de todos los actores.

Mientras y en el plano interno de la formación se marca como objetivo potenciar el reforzamiento de IU, tanto en la implantación territorial (presumiendo de su arraigo municipalista) como en su "solidez" organizativa, pero sin "aislamiento" ni "corporativismo".

Así se desprende del primer borrador de ponencia política y organizativa elaborada por la Ejecutiva de IU de cara a su próxima asamblea federal, que culminará el 18 y 19 de mayo, y aprobado por la Coordinadora Federal, su máximo órgano de dirección, donde se recoge su posición de cara al despliegue organizativo de Sumar.

En el documento, al que ha tenido acceso Europa Press, la dirección de IU reivindica que desde su "demostrada vocación unitaria" lanza una "propuesta consecuente" de construcción de Sumar, que el 23 de marzo celebra su primera asamblea, como un frente amplio "democrático" y con "voluntad de constituirse en un bloque histórico en la izquierda".

"Creemos que la mejor fórmula para que convivan partidos, organizaciones sociales y personas es la 'Federación de Partidos' donde se regule las relaciones y las competencias de cada actor", ahonda el documento, que plantea así el modelo que precisamente que usó IU para su irrupción en 1986 al entender que es el idóneo para el reconocimiento de todas las partes de la confluencia.

También deja claro, como en resoluciones anteriores de la Coordinadora Federal, la apuesta por la "consolidación y democratización" del espacio Sumar, cuya misión es aglutinar a la izquierda organizada en partidos, colectivos sociales y sindicatos.

De esta forma, la formación marca una serie de puntos sobre el despliegue de Sumar, que debe estar basado en el ensanchamiento de su base, la entrada de colectivos y personas sin adscripción partidista y "mecanismos efectivos de participación democrática, deliberación y toma de decisiones", para con ello garantizar "fortaleza organizativa". Y todo ello desde el respeto a la autonomía de todas sus partes integrantes.

"El objetivo no es alcanzar necesariamente una unidad orgánica y/o electoral con todos los actores. Lo primordial es ser capaces de encontrar una mínimos comunes para generar una agenda política propia y conjunta", destaca el borrador de ponencia.

No obstante, IU expone que si Sumar no avanza en construirse como un frente amplio, apostará por asentarla como una coalición estatal con similares criterios, pero a su vez defiende que en ningún caso se puede utilizar esa marca común "contra los actores" que han construido el proceso. Y en caso de no se consiga pasar de la fórmula de coalición, tampoco renuncia a la meta de poner en marcha elementos de participación popular como asambleas abiertas o primarias para las distintas elecciones.

A su vez, la ponencia elaborada por la Ejecutiva de IU reivindica que Sumar debe primar un proyecto "federal" sin "sin asimetrías entre los territorios y las organizaciones" y donde se haga efectivo en sus procesos el principio de "una persona, un voto".

Precisamente esta tendencia alude a uno de los debates en el seno del desarrollo orgánico de Sumar, donde otras formaciones aliadas como Más Madrid y Compromís se han reivindicado como los referentes en sus territorios y arraigados en sus respectivas comunidades.

Mientras, la dirección de IU detalla que tras lograr revalidar el Gobierno de coalición frenando "in extremis el empuje reaccionario", ahora hay que cumplir el objetivo de mejorar la vida de las clases trabajadoras mediante una agenda legislativa de avances sociales.

Paralelo a ello, la ponencia llama a reforzar la "batalla cultural para redirigir el sentido común hacia la izquierda" y "combatir la ofensiva reaccionaria" que solo persigue la "antipolítica". Al hilo, también llama a emprender un proceso de democratización del Estado.

A su vez, asegura que este Gobierno "necesita que Sumar ejerza como una base política y organizativa sólida más allá del ámbito institucional para "resistir mejor los ataques de las derechas radicalizadas".

Por otro lado, la propuesta de ponencia de la dirección de IU reafirma su vocación transformadora para avanzar en derechos sociales, su apuesta por el ecologismo y el feminismo y la necesidad de superar el sistema capitalista.

También hace bandera del republicanismo como horizonte de futuro del país aunque señala que es necesario articular un movimiento transversal y popular a favor de la república, pues esa ausencia beneficia a la monarquía que por ahora puede "mantenerse por mera inercia". "Hablar de republicanismo es hablar de alianzas (...) Debemos fortalecer nuestra bases sociales. De nuevo, no hay atajos", desgrana el documento.

Mientras, IU recalca que su presencia en el Gobierno está consolidada y mantiene que a nivel interno es "imprescindible" seguir "cuidando a su afiliación" y tener una organización más feminizada y también más federal.

 

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN