Sevilla

Recupera lo que le robaron tras detectarlo en Wallapop

Un sevillano ha recuperado un medidor de campo que le habían robado tras montar la Guardia Civil un dispositivo para capturar a quien lo vendía de segunda mano

Publicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • Guardia Civil. -
  • A la víctima le robaron en el coche y le sustrajeron el medidor de campo, valorado en 6.000 euros pero lo vendían por 1.300
  • El vendedor aseguró a la Guardia Civil que lo había adquirido en el mercadillo de Su Eminencia
  • El arrestado fue puesto en libertad con cargos en espera de juicio y sus acompañantes, sólo fueron identificados

Un sevillano ha conseguido recuperar un medidor de campo, un aparato usado, entre otros, por los técnicos de antenas, que le habían robado forzando su vehículo y que luego encontró en una página de compraventa de segunda mano, gracias a un dispositivo especial de la Guardia Civil, que consiguió detener al vendedor e identificar a sus dos acompañantes, aunque será el juez el que determine si se le atribuye robo con fuerza o, simplemente, recepción y venta de objeto robado.

Hace un par de semanas, el protagonista de este suceso sufrió un robo con fuerza en su vehículo, en la localidad de Mairena del Aljarafe, cuando le fue sustraído un medidor de campo, un aparato que utilizan los técnicos de antenas para medir y localizar las frecuencias, que le había costado 6.000 euros. Interpuso la denuncia ante la Guardia Civil pero su sorpresa fue cuando localizó en una página de compraventa de segunda mano, en concreto en Wallapop, un medidor de campo que reconoció al momento.

El aparato en cuestión no sólo tenía el mismo número de serie que el suyo (datos que se habían incluido en la denuncia) sino que se ponía a la venta con la misma bolsa con la que había sido robada, que tenía incluso sus iniciales. Le pedían 1.300 euros, un precio muy inferior al original, y se interesó por él y quedaron para la compra del aparato. Tras comunicarlo a la Guardia Civil, después de dos intentos fallidos, se concertó una cita, en un bar de un polígono industrial de La Rinconada.

El día y la hora señalados, el pasado sábado, la víctima, con nerviosismo evidente, esperaba junto al bar al vendedor de su medidor de campo, que se había hecho acompañar por dos personas más. Con absoluta normalidad, el presunto ladrón se dirigía hacia él cuando detectó a la Guardia Civil y se volvió hacia el vehículo, momento en el que los agentes se identificaron y le pidieron abrir el maletero, donde hallaron el aparato sustraído. Los presuntos cómplices fueron interceptados por agentes secretos que iban en un coche sin distintivos policiales, siendo identificados pero sin que se procediera a detención alguna.

El que sí fue arrestado fue el vendedor del aparato, que fue trasladado al cuartel de la Guardia Civil para prestar declaración. Allí la víctima del robo confirmó que el medidor de campo era el suyo, aportando número de serie, factura de compra y otras características del objeto, por lo que de forma inmediata recuperó el aparato tras concluir los trámites una hora después.

Un abogado de oficio asistió al acusado, quien declaró que había adquirido el medidor de campo en el mercadillo de Su Eminencia y desconocía su procedencia, un relato que evitaría que fuera acusado de robo con fuerza en las cosas y que la imputación se quedara en recepción y venta de objetos robados. Finalmente, fue puesto en libertad con cargos en espera de juicio.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN