Andalucía

La autonomía andaluza, en cifras: avances económicos y sociales pero con rémoras

Andalucía ha ganado en población y ha dado un salto cualitativo el mercado de trabajo, pero la renta media por habitante no ha alcanzado la media de España

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Sevilla. -

El Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía (IECA) constata los avances económicos y sociales de Andalucía, no exentos de rémoras en algunos indicadores, a través de la recopilación de datos que realiza anualmente con motivo del Día de Andalucía para ilustrar el cambio que ha experimentado desde la región que accedió a la autonomía en el año 1980.

En general, a lo este largo período, aunque los datos del IECA no son todos comparativos con 1980 sino en algunos casos con años posteriores, Andalucía ha ganado en población, que ha pasado de 6,4 millones de habitantes a 8,6 millones, unos 2,2 millones más en 43 años, y ha aumentado el envejecimiento.

También ha dado un salto cualitativo el mercado de trabajo que ha pasado de contar en 1993 con 1,8 millones de afiliados a 3,3 millones en el año 2023, y en el que han ganado proporción los autónomos en detrimento de la agricultura, y con un fuerte peso en la economía del sector servicios impulsado sobre todo por el turismo y la construcción.

El despegue laboral ha sido posible gracias a un aumento de la educación superior, que ha pasado desde 1980 con 233.000 alumnos a más de dos millones en 2023, y de un menor abandono escolar, entre otros factores.

No obstante, en estos años de autonomía, aunque la renta media por habitante (media en función del PIB) ha dado pasos importantes, no ha alcanzado la media de España y ha pasado de 8.631 euros por habitante en el año 1980 a 23.879 euros en 2023 (frente a una media nacional en torno a 28.000 euros), según los daos del IECA.

Los siguientes capítulos ayudan a visualizar el cambio experimentado en Andalucía.

Población

El incremento de la población en unos 2,2 millones de personas se ha producido a pesar de la disminución de la tasa de fecundidad de las mujeres, que ha pasado de 2,7 a 1,2 hijos por mujer, por lo que una parte importante del aumento de población se debe a la llegada de inmigrantes a Andalucía.

De forma paralela, se ha producido un mayor envejecimiento con aumento de la edad media de unos diez años hasta unos 42 años, lo que ha elevado del 10 al 18 % el porcentaje de mayores de 65 años en el total de la población andaluza y a la vez ha bajado del 31 % al 15 % el de los menores de 16 años.

Esta evolución ha disparado el índice de envejecimiento (mayores de 65 años por cada cien jóvenes menores de 15) de 34,1 en 1980 a 126,3 en el año 2023.

Así se refleja también en las pensiones contributivas, que las percibían 675.000 personas en 1982 con una media de 110 euros al mes a 1,6 millones de personas con una pensión media de 1.117 euros.

La mayor esperanza de vida ha incremento el número de personas mayores de 74 años que viven solas al pasar de 41.854 en el año 1988 a más de 233.000, si bien el número de plazas en residencias de mayores está en torno a unas 57.000 desde 2015.

Entre los años 2014 y 2023 el número de dependientes reconocidos ha pasado de 283.248 a 322.158, de los que se ha pasado de cobrar la prestación un 57,6 % del total al 88,9 %, coincidiendo con la Ley de la Dependencia.

Economía y Empleo

De los datos económicos recopilados por el IECA destaca el desarrollo del turismo, al pasar desde 1998 a 2023 de recibir 18 millones de turistas a 34 millones y el gasto medio ha aumentado de 52 euros al día a 77 euros por turista, si bien ha bajado la estancia media de 12,1 a 4,9 días.

Esto ha supuesto un fuerte despegue del transporte aéreo, que contabilizaba 4,7 millones de pasajeros en 1980 en Andalucía a 33 millones.

Aunque el numero de empresas no ha crecido mucho, unas 18.000 desde el año 1987 hasta superar las 263.000 el año pasado, han ganado en tamaño al crecer el número de asalariados medios de 7,5 a 9,2.

También lo ha hecho el salario medio de los trabajadores, de 10.092 euros al mes en 1999 a 18.503 euros, y la tasa de paro, del 11 % en el año 1977 al 18 % en 2023, en un período caracterizado por un incremento de la población activa.

No obstante, Andalucía no logra tampoco en este indicador de la tasa de paro situarse en la media de España, en torno al 11 por ciento de la población activa.

El mercado de la vivienda ha tenido una fuerte expansión, impulsada por el desarrollo del mercado hipotecario, y los precios se han disparado de 279 euros por metro cuadrados en el año 1987 a casi 1.500 euros de media en 2023.

Educación y Cultura

El gran salto se ha dado en la educación secundaria y universitaria, con más de dos millones de universitarios frente a los 233.000 de hace 43 años, y se ha reducido notablemente la población sin estudios, de 1,5 millones a 615.000.

Esto se ha traducido en un descenso del abandono temprano de los estudios, del 37 % al 16,8 % en veinte años.

En el apartado de indicadores culturales sobresalen el número de bibliotecas, que ha pasado de 230 a 786; de salas de cine, de 230 a 645, y de visitantes a museos y enclaves culturales, de 600.000 (1991) a 2,1 millones.

Igualmente, llama la atención el aumento del número de licencias federativas, de 253.000 en 1992 a 536.000 en 2023, la mayor parte (166.000) de fútbol, unas 88.000 de caza y unas 50.000 de golf.

Medio Ambiente

En este capítulo destaca el desarrollo de las energías renovables, que han pasado de representar el 7,2 % al 54 % en dieciocho años de la producción para consumo eléctrico.

Entre 2005 y 2023 la superficie forestal ha disminuido ligeramente del 51,9 % al 50,3 % en 2023 y la agrícola ha aumentado un punto del 40,4 % al 41,4 % del total.

El uso de fitosanitarios y fertilizantes se ha mantenido en más de veinte años en torno a 1,2 millones de toneladas, según los datos del IECA. 

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN