Publicidad Ai
Publicidad Ai

Viruji

Los increíbles dibujos con el GPS que hace, corriendo, un japonés

Naoki Shimizu, tras dejar su labor docente, recorrerá 3.000 km en Perú para fomentar el deporte en su próximo proyecto

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • Algunos de los dibujos trazados con el GPS. -

El japonés Naoki Shimizu decidió abandonar su carrera como docente para embarcarse en una reinvención laboral como 'corredor GPS', una práctica con la que aspira a crear un nuevo deporte no competitivo y que lo llevará en abril a Perú para su próxima creación, una alpaca de 3.000 kilómetros.

Oriundo de la ciudad de Nishinomiya, en el oeste de Japón, Shimizu lleva desde 2016 con este proyecto, en el marco del que ha visitado hasta el momento nueve países extranjeros: Francia, Alemania, Austria, Grecia, Italia, Albania, Taiwán, Portugal y España, cuenta en una entrevista con EFE antes de su próximo viaje.

Perú será su primera incursión en territorio sudamericano, un país que ha escogido “por muchas razones”, pero una de las principales es la existencia de las líneas de Nazca, geoglifos de hace más de dos milenios a los que quiere contribuir con su particular arte digital.

“El GPS ha facilitado en cierta manera la creación de geoglifos de forma accesible”, explica el japonés, que realiza recorridos que conforman dibujos determinados que luego captura con una aplicación de geolocalización para compartirlas en su página web y a través de sus redes sociales.

Shimizu financia sus actividades participando en eventos deportivos como marchas o carreras, patrocinios o colaboraciones con ayuntamientos y charlas en universidades y colegios, gracias a su experiencia como profesor de primaria.

Fue precisamente en esa etapa cuando empezó a plantearse su giro laboral. “Durante dos años enseñé a un chico que estaba en silla de ruedas. Quería hacer deporte, pero no podía. Pensé que quería hacer algún deporte para él. Esa fue la primera vez que se me ocurrió. Él ama usar el teléfono o la tablet, y yo quería hacer algún deporte usando esos aparatos”, relata el corredor.

Shimizu ha hecho hasta ahora 1.350 dibujos cubriendo una distancia aproximada de 12.700 kilómetros. Las imágenes son muy variadas, desde textos a siluetas de personajes ilustres como el señor feudal Oda Nobunaga, la paloma de la paz de Picasso, Super Mario o Mickey Mouse, que esbozó en los jardines de Versalles.

La media de sus recorridos para los dibujos es de unos 10 km y la de Perú será su mayor empresa hasta la fecha, 3.000 km, tras lograr con éxito completar unos 1000 km en Taiwán en 2023, en 24 días.

Para completar el curso peruano, que tiene previsto comenzar el próximo 1 de abril, Shimizu estima que necesitará entre tres y cuatro meses recorriendo unos 30 km al día. La imagen que ha escogido en esta ocasión es la de una alpaca, animal muy querido en Japón y homenaje a la vicuña de la bandera de Perú.

“Me gustaría que cualquiera que quiera se una a correr conmigo en Perú”, dice el japonés, que tiene intención de ir compartiendo su ubicación en Instagram para que quien quiera se sume, algo que ya hizo en Taiwán, donde más de un centenar de personas se le unieron.

“Quiero crear una cultura de carrera no competitiva, un deporte no competitivo. Ese es mi sueño”, dice Shimizu sobre el objetivo final de su proyecto, con el que cree que puede contribuir a mejorar la calidad de vida de una población cada vez más envejecida, y anima a cualquiera a trazar sus propios dibujos y unirse al movimiento.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN