Publicidad Ai
Publicidad Ai

Andalucía

El feminismo volverá a separarse el 8M en Madrid: unas desde Cibeles y otras desde Atocha

Han apuntado que en la lucha contra la violencia machista han observado un "estancamiento" y un "repunte" en los índices de feminicidios en el último año

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Las manifestaciones de Sevilla. -

El feminismo volverá a salir dividido el próximo 8 de marzo en Madrid por el Día Internacional de la Mujer, según han confirmado a Europa Press fuentes de las distintas organizaciones que convocan las manifestaciones . Así, como en años anteriores, por un lado marcharán las defensoras de la Ley Trans y, por otro, las feministas abolicionistas de la prostitución y contrarias a la autodeterminación de género.

En concreto, el Movimiento Feminista de Madrid ha comunicado su interés de celebrar una manifestación el 8M en la capital, con el recorrido entre Cibeles y Plaza de España, desde las 19:00 horas. Mientras, la Comisión 8M ha registrado su deseo de llevar a cabo una manifestación a las 19:00 horas, entre Atocha y Plaza de España. En todo caso, ambas organizaciones están a la espera de la notificación por parte de la Delegación del Gobierno.

Desde el Movimiento Feminista de Madrid han explicado en declaraciones a Europa Press que las reivindicaciones son las que expusieron en su manifiesto anterior de 2023. "Hemos visto que ninguno de los puntos que nosotras reivindicábamos en el anterior 8 de marzo se ha cumplido. De hecho, se han estancado las reivindicaciones de las mujeres e, incluso, han retrocedido en algún caso", han denunciado.

En este sentido, han apuntado que en la lucha contra la violencia machista han observado un "estancamiento" y un "repunte" en los índices de feminicidios en el último año. "Esto es particularmente grave. Esta política pública debe reforzarse", han asegurado.

Asimismo, han lamentado que "parece que hay un aumento de conductas violentas y de violencia sexual en sectores de población que son muy jóvenes", lo que ha considerado "especialmente preocupante". "Quiere decir que no estamos sembrando bien los principios y los valores de la igualdad en la población más joven", han afirmado.

En esta línea, han precisado que la prostitución y la pornografía también formarán parte de sus reivindicaciones. "Hay indicios muy evidentes de un perjuicio social de la extensión de la banalización de la violencia sexual contra las mujeres a través de la pornografía, de libre acceso incluso para los menores", han agregado.

Igualmente, han hecho alusión a la sanidad pública, que ha calificado que es una "herramienta fundamental" para "la detección de la violencia machista". "Si se desmonta la sanidad pública, si se desmonta la detección primaria, también se está desmontando la posibilidad de utilizarla como herramienta de proximidad para la detección de la violencia contra las mujeres y aquí señalamos, por supuesto, no solo al Gobierno de la Nación, sino también al Gobierno de la Comunidad de Madrid", han añadido.

Finalmente, han pedido no olvidar el origen de esta fecha, Día Internacional de la Mujer Trabajadora. Así, han puesto de manifiesto que los indicadores de empleo de las mujeres presentan "una enorme desigualdad respecto a los varones como grupo", que ha relacionado a la tarea de los cuidados. "Hay que tomar políticas públicas más serias para luchar contra las brechas que empobrecen a las mujeres en el ámbito del trabajo", han concluido.

Por su parte, la Alianza Contra el Borrado de las Mujeres, que se unirá a la manifestación convocada por el Movimiento Feminista de Madrid el próximo 8M, ha destacado en declaraciones a Europa Press que siguen apostando por "la unidad" y ha pedido, tanto a organizaciones de mujeres, como a otros grupos, que se unan a la convocatoria que organiza el feminismo y que no atiendan a "las que no interpelan a las mujeres". "No es el día para otras causas", ha recalcado.

Desde la Comisión 8M volverán a defendar "los cuerpos diversos, excluidos, perseguidos, violentados y disidentes". "Somo las raras, las que no gustan, las que asustan. Somos las vidas que no importan, las manos que cuidan, las historias invisibles, las precarias, las vulnerables. Somos las del #GritoGlobal y las del #SeAcabó. Las que señalamos todas las violencias, la impunidad y el silencio. Las que salimos a pararlo todo. Las que vamos a cambiarlo todo", ha expuesto la organización en la red social X en Feminismos Madrid, como cuenta atrás del Día de la Mujer.

El año pasado, en torno a 27.000 mujeres marcharon en Madrid en dos marchas separadas para reivindicar el Día Internacional de la Mujer, según datos facilitados a Europa Press por la Delegación del Gobierno. Con gritos de 'Irene dimisión' marcharon las mujeres convocadas convocada por el Movimiento Feminista de Madrid, desde las 18:30 horas entre Atocha y plaza de las Provincias, y de 'Ni un paso atrás en el consentimiento', en la organizada por la Comisión 8M, desde las 19:00 horas entre Atocha y Plaza de España.

Fueron cifras bastante alejadas respecto a los datos registrados en 2018 y 2019 con unas 300.000 mujeres en marchas unitarias en la capital de España. En 2020, poco antes del inicio de la pandemia de coronavirus, la cifra descendió a unas 120.000 asistentes. En 2021 no hubo convocatorias debido a la pandemia y en 2022, acudieron un total de 56.000 a las dos manifestaciones convocadas.

En concreto, en 2023 la marcha convocada por la Comisión 8M fue la mayoritaria, con 17.000 convocadas, mientras que en la de Movimiento Feminista de Madrid se anotaron 10.000 personas, según la Delegación del Gobierno.

En los últimos días parte del movimiento feminista también ha mostrado su rechazo a la canción 'Zorra', interpretada por el dúo Nebulossa y elegida para representar a España en el festival de Eurovisión. El tema ha sido defendido por le presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y por varios de sus ministros.

La Alianza Contra el Borrado de las Mujeres, sin embargo, critica que la palabra "zorra", la utilizan "frecuentemente" los "agresores sexuales", "acosadores" y "maltratadores". Además, considera que el tema es "degradante", que "banaliza la violencia contra las mujeres" y "vulnera" la Ley 34/1988, de 11 de noviembre, General de Publicidad, la Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre, de medidas de protección integral contra la violencia de género. Asimismo, el Movimiento Feminista de Madrid ha señalado en la red social X que "zorra es un insulto".

Por otro lado, colectivos LGTBI+ se han posicionado a favor de la canción. "Es un himno sobre la libertad sexual de las mujeres, especialmente de las mayores, que resuena con todo el colectivo LGTBI+ que ya la hemos hecho nuestra. Consideramos que es una canción que nos representa, como colectivo y también como país de la igualdad y la libertad, de la diversidad sexual", aseguró el lunes la vicepresidenta de la Federación Estatal LGTBI+ (FELGTBI+), en declaraciones a Europa Paula Iglesias en declaraciones a Europa Press.

En la misma línea se mostró la presidenta de la Federación Plataforma Trans, Mar Cambrollé, que señaló en declaraciones a Europa Press que está "muy contenta" y que le parece una canción "bastante positiva" y "bastante loable". En este sentido, ha indicado que, el grupo ha recuperado "el insulto como una herramienta política de empoderamiento".

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN