Publicidad Ai
Publicidad Ai

Andalucía

El Papa, preocupado por la situación de los seminarios en España

Pide a seminaristas madrileños que vivan las "diversidad en la Iglesia, según ha revelado el cardenal arzobispo de Madrid, José Cobo, presente en el encuentro

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • El papa Francisco. -

El Papa ha ha expresado "su preocupación por los seminarios en España" a los seminaristas madrileños con los que se ha reunido este sábado, según ha revelado el cardenal arzobispo de Madrid, José Cobo, también presente en el encuentro.

"Estamos en una situación delicada y de oportunidad para generar los seminarios que necesitamos", ha comentado tras el encuentro el purpurado madrileño , que ha defendido cómo el Episcopado español se encuentra en estos momentos "conformando el mapa de formación de la Iglesia española" después de la reunión del pasado noviembre con Francisco en el Vaticano.

En esta misma línea, el rector del Seminario Conciliar de Madrid, José Antonio Álvarez, ha relatado cómo el Papa les ha insistido en que "no puede haber seminarios de tres personas, eso no es formación ni puede mantenerse". En paralelo, ha apuntado cómo Francisco les ha pedido reforzar "cuatro líneas de actuación: formación espiritual, intelectual, comunitaria y pastoral seria". "Ha hecho mucho hincapié en el término 'seria'", ha manifestado Álvarez.

Francisco ha recibido este sábado a Cobo, que este domingo tomará posesión de la iglesia de Santiago y Montserrat, y que estaba acompañado de los seminaristas madrileños, a los que ha prevenido de los "deseos de ascender" y "destacar" al tiempo que le ha instado a alejarse de la "mundanidad".

"Es necesario entrar en el desierto, para que Él nos hable al corazón, si este está colmado de mundanidad, de cosas, por más que se puedan llamar "religiosas", Dios no encontrará sitio, ni nosotros le oiremos cuando llame a nuestra puerta", ha afirmado Francisco en la reunión con los 84 futuros sacerdotes de la capital en la Sala Clementina en la que no ha leído el discurso, sino que ha preferido entregarlo en mano.

La audiencia con el Pontífice en el Vaticano se produce después de que el cardenal Cobo haya creado un grupo consultor para el Seminario Conciliar con la misión de asesorar y conectar de forma más intensa la formación y las actividades de los futuros sacerdotes con la vida diocesana. El equipo está integrado por tres sacerdotes, tres laicas y una religiosa.

El Papa ha manifestado en este sentido que muchos "santos obispos de España se han confrontado con la difícil realidad en la que se encontraban sus Iglesias, y han pensado en el seminario como el lugar donde su sueño pastoral podía echar raíces sólidas y expandirse".

Citando el libro de San Manuel González - quien fue obispo de Málaga de 1920 a 1935-, 'Un sueño pastoral', el Papa ha señalado la necesidad de hacer que en el seminario la Eucaristía sea "en el orden pedagógico, el más eficaz estímulo; en el científico, el primer maestro y la primera asignatura; en el disciplinar el más vigilante inspector; en el ascético el modelo más vivo; en el económico la gran providencia; y en el arquitectónico la piedra angular".

El Pontífice ha pedido a los seminaristas que pongan a Dios en el "centro". "Eso sólo se consigue con la adoración. Jesús nos dice que nuestro santo nos hará de pedagogo, paciente, severo, dulce o firme según necesitemos en nuestro discernimiento, porque nos conoce mejor que nosotros mismos, y nos espera, anima y sostiene en todo nuestro caminar", ha añadido.

El Papa también les ha pedido que sean humildes y disciplinados. "En la disciplina, confrontarnos con la Eucaristía cada mañana _el más vigilante inspector_ nos hace recapacitar en la futilidad de nuestras ideas mundanas, de nuestros deseos de ascender, de aparecer, de destacar", ha dicho.

Por ello, ha invitado a preguntarse: "¿Te has reconciliado con tu hermano? ¿te has vestido el traje de fiesta? ¿estás preparado para entrar en mi banquete eterno?".

Asimismo, ha puesto en valor el "silencio, la oración, el ayuno, la penitencia y la ascesis" como conceptos "necesarios" para liberarse de la mundanidad del mundo y ponerse a las órdenes de Dios "con docilidad de espíritu".

"Queridos hermanos, tengan confianza en quien les ha llamado para esta hermosa tarea, y póstrense en adoración para poder construir con docilidad el templo de Dios en sus personas y en sus comunidades", ha concluido.

A la a la salida del encuentro, el cardenal Cobo ha calificado el encuentro de "entrañable" y ha especificado que el pontífice les ha dado "claves" para la vida y la formación en los seminarios.

"Nos ha dado claves también para la vida del seminario. Claves para la vida personal de cada uno de los seminaristas", ha resumido el cardenal de Madrid Asimismo, ha manifestado que el Papa ha dado "cuatro grandes líneas de cómo debe ser la formación". "Nos queda irlas asumiendo", ha zanjado.

Cobo también ha abordado el tema de la reforma de los seminarios con la que ha tratado de poner en práctica algunos de los requerimientos recogidos tanto en la 'Ratio Fundamentalis Institutionis Sacerdotalis' vaticana firmada hace ocho años, como en la elaborada posteriormente por la Conferencia Episcopal Española, que pasa por el hecho de que las mujeres entren al seminario y que los futuros sacerdotes sean hombres conectados con las heridas del mundo de hoy. Preguntado directamente sobre las medidas que ha tomado, Cobo ha asegurado en cuanto las directrices del Vaticano, resumidas en la 'Ratio', se asumieron para toda España y la Conferencia Episcopal "inmediatamente el Seminario con el Rector a la cabeza, se pusieron al día y se hicieron las reformas".

"Ya están hechas. Desde el principio, desde el propedéutico, desde la distribución en etapas. Y ahora lo que nos queda es ir asumiendo a largo plazo los principios de formación. Es decir, el tema comunitario, el tema pastoral, el tema espiritual", ha asegurado el cardenal arzobispo de Madrid.

"Desde luego la primera herramienta que se nos dio la 'Ratio' ya está asumida y va consolidándose en el Seminario de Madrid", ha concluido a este respecto.

Durante la cita en el Vaticano, Francisco en un diálogo improvisado ha insistido "en el arte de lo que significa en la Iglesia el vivir dentro de la diversidad y dentro de lo que significa la eclesialidad", según Cobo.

El Papa ha preferido entregar en mano el discurso que tenía preparado para el encuentro de manera que los seminaristas han podido preguntar lo que han querido al pontífice. Cobo ha detallado que se han tratado diversos temas como la cuestión de "cómo reza el Papa", la "vocación", el anuncio del Evangelio, "cómo afrontar adicciones dentro de la vida" o "cómo contagiar o explicar" la "vocación a otros".

Cobo también ha especificado que les ha pedido que vivan la "diversidad" en la Iglesia y les ha aconsejado también sobre cómo afrontar "las adicciones" de la vida.

Los seminaristas han preguntado también al Papa "cuándo tuvo la primera experiencia vocacional" durante el encuentro que Cobo ha definido como un "momento francamente entrañable" en el que el pontífice "ha abierto el corazón" e incluso "ha contado cosas de su historia".

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN