Andalucía

Muchos movimientos de los andaluces y Traoré, al Villarreal, animan el cierre del mercado

El Barcelona, con Vitor Roque, que ya se ha estrenado como goleador, cierra el fichaje más caro de este periodo

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Vitor Roque. -

El delantero argentino 'Chimy' Ávila, el atacante francés Cédric Bakambu y el centrocampista Pablo Fornals, los tres fichados por el Real Betis, y el extremo burkinés Bertrand Traoré, libre del Aston Villa al Villarreal, fueron algunos de los principales movimientos realizados en la Liga española en las últimas horas del mercado de invierno.

Bakambu, procedente del Galatasaray, fue el último fichaje del mercado de invierno en la Liga española, justo un minuto antes de que se cerrase el plazo. Lo hizo una hora después de que Luis Ezequiel 'Chimy' Ávila, tras cinco temporadas en Osasuna, decidiese cambiar de aires rumbo a Sevilla para jugar en el Real Betis, que ha desembolsado cuatro millones de euros, una cifra que se une a los seis -más variables- por Pablo Fornals, que llega del West Ham, y otros seis por el mediocentro estadounidense Johny Cardoso, procedente del Internacional de Brasil.

Sin gastarse dinero acudió al mercado el Villarreal para reforzar su plantilla, el último el extremo burkinés Bertrand Traoré, sin sitio en el Aston Villa, que buscará minutos en el equipo de Castellón, al que llega libre del conjunto inglés. Anteriormente los otros refuerzos, también gratis, fueron el central marfileño Eric Bailly (Besiktas), libre, y el defensa colombiano Yerson Mosquera y el extremo izquierdo portugués Gonçalo Guedes, ambos cedidos por el Wolverhampton.

Theodor Corbeanu, delantero canadiense con nacionalidad rumana, llegó al Granada por millón y medio de euros procedente del Wolverhampton y compartirá vestuario con el polaco Kamil Józwiak, que recala en el conjunto nazarí desde el Charlotte de la MLS estadounidense. Los dos fueron movimientos de última hora para el conjunto andaluz, que, en busca del reto de la permanencia, ya se había gastado 2,7 millones de euros en el centrocampista camerunés Martin Hongla, del Hellas Verona, y 150.000 en el portero Marc Martínez, del Cartagena. Junto a ellos, como libre, el central uruguayo Bruno Méndez (Corinthians), y como cedidos el portero uruguayo Augusto Batalla (River Plate), el central polaco Kamil Piatkowski (Salzburgo), el lateral izquierdo franco-camerunés Faitout Maouassa (Brujas) y el extremo derecho Facundo Pellistri (Manchester United). Además, tras su cesión al Peñarol de Montevideo, regresa el charrúa Matías Arezo.

Alejo Véliz, delantero argentino de veinte años, llegó al Sevilla procedente del Tottenham. Cedido hasta final de temporada sin opción de compra para reforzar el ataque del equipo de Quique Sánchez Flores, que también cuenta con el pivote francés Lucien Agoumé (Inter de Milán) y el centrocampista franco-tunecino Hannibal Mejbri (Manchester United), ambos como cedidos, y el canterano Isaac Romero, que está pidiendo paso con goles en el equipo.

El Cádiz consiguió en el último día la cesión del centrocampista internacional malí Diadié Samassékou, del Hoffenheim alemán; del central sirio Aiham Ousou, procedente del Slavia de Praga; y de Juanmi Jiménez, cedido por el Betis.

El Almería y el Chaves llegaron a un acuerdo para la cesión con opción a compra del lateral izquierdo mozambiqueño Bruno Langa, que jugará en el equipo andaluz con el hondureño Anthony 'Choco' Lozano, cedido por el Getafe.

El traspaso más caro efectuado en este periodo de invierno lo registró el Barcelona, que pagó cuarenta millones de euros al Atlético Paranaense por Vitor Roque, que ya se ha estrenado a nivel goleador con la camiseta azulgrana.

El Atlético de Madrid hizo tres incorporaciones pero solo dos de ellas como traspaso, la del Vermeeren del Royal Antwerp belga por unos 18 millones de euros y la de Horatiu Moldovan por 800.000 euros del FC Rapid 1923. La otra fue la del central brasileño Gabriel Paulista, libre del Valencia.

Otro equipo que también tiró de chequera fue la Real Sociedad, que desembolsó tres millones de euros por el delantero surinamés Sheraldo Becker, del Unión Berlín.

El delantero argentino Tadeo Allende fichó por el Celta de Vigo hasta 2028 en una operación con Cruz Godoy de 4,5 millones de euros, una cifra muy superior a los 600.000 euros del Alavés por el extremo Carlos Vicente, del Racing de Ferrol.

El centrocampista hispano-dominicano Peter Federico, propiedad del Real Madrid, jugará en el Valencia, uniéndose a otras incorporaciones destacadas como las del centrocampista franco-portugués Miguel Crespo, cedido en el Rayo por el Fenerbahce; el extremo serbio Nemanja Radonjic, a préstamo en el Mallorca por el Torino, o el mediocentro guineano Ilaix Moriba, también como cedido por el Leipzig al Getafe.

Sin efectuar ninguna incorporación se quedaron Real Madrid, Osasuna, Las Palmas, Girona y Athletic Club de Bilbao, que inscribió con ficha del primer equipo a Adu Ares.

Las salidas

En el apartado de salidas destacó la marcha de Álvaro Negredo del Cádiz. El veterano delantero español rescindió su contrato con el equipo andaluz tras cuatro temporadas y, como agente libre, buscará un equipo en el que seguir su carrera.

El Getafe también abrió en las últimas horas del mercado las puertas del Coliseum al central serbio Stefan Mitrovic, que se fue al Genk, y al turco Enes Unal, cedido hasta final de temporada al Bournemouth inglés con opción de compra, aunque antes renovó hasta 2026 con el equipo madrileño.

El delantero israelí Shon Weissman, que estaba en el Granada pero que no contaba para el club, se marchó a la Salernitana, colista de la Serie A dirigido por 'Pipo' Inzaghi.

El extremo derecho brasileño Luiz Henrique, entre fijos y variables, dejó unos veinte millones de euros, procedentes del Botafogo, en el Real Betis, club del que también se fue Borja Iglesias, cedido al Bayer Leverkusen, Juanmi Iglesias al Cádiz y el mexicano Andrés Guardado, libre, al León.

La Real Sociedad también hizo una buena caja con el extremo francés Mohamed Ali-Chon, que regresó a su país, por doce millones de euros, para jugar en el Niza.

El Sevilla aligeró plantilla con la marcha de cuatro futbolistas: el centrocampista brasileño Fernando (Vila Nova FC), el portero Alfredo Pastor (Levante), el central argentino Federico Gattoni (Anderlecht) y el croata Iván Rakitic (Al-Shabab), que cambia la Liga española por Arabia Saudí.

Las diez incorporaciones del Granada también provocaron siete salidas, entre ellas la del extremo Bryan Zaragoza al Bayer de Múnich por 4,5 millones de euros y la del portero André Ferreira, que se ha marchado cedido al Valladolid tras disputar quince partidos como titular en Primera con el equipo nazarí este curso.

Seis millones de euros es lo que ha pagado el Stade Reims francés por Sergio Akieme, lateral izquierdo español del Almería, del que también se ha ido cedido al Alcorcón el delantero guineano Marciano Sanca, que acaba de disputar la Copa África.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN