Andalucía

La 'Torre de Pisa' andaluza que emerge entre olivos

En plena campiña cordobesa, entre el paisaje de olivos de Bujalance, emerge la torre inclinada de la Iglesia de la Asunción, la más alta de toda la provincia

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Varios olivos de un campo andaluz. -

En plena campiña cordobesa, entre el paisaje de olivos de Bujalance, emerge la torre inclinada de la Iglesia de la Asunción, la más alta de toda la provincia y cuya desviación en su parte superior la ha hecho ganarse el sobrenombre de la 'Torre de Pisa' andaluza.

Con más de 55 metros de altura y un estilo "marienista" similar "al de la Giralda de Sevilla y la Mezquita-Catedral de Córdoba, la torre se empezó a construir en 1611, en ladrillo en su mayoría, y sufrió "graves daños por el terremoto de Lisboa en 1755", según relata a EFE Miguel Vilches Giménez, presidente de la Asociación Cultural de Recreación y Teatro Histórico de Bujalance.

"La torre inclinada de Bujalance se construye al lado de lo que es la 'Catedral de la Campiña'" por encargo de la "saga de los Hernán Ruiz", si bien "es el arquitecto Palomino de Bujalance" el que termina culminándola en 1788", añade Vilches, quien resalta el "fenómeno de la arquitectura del Sol" que se da cada 25 de enero con la alienación de esta torre con "la de la Iglesia de San Francisco y la Espadaña de San Juan de Dios".

Los daños del terremoto de Lisboa

Ya sea por daños causados por el terremoto de Lisboa en el suelo sobre el que se asienta, o un defecto de construcción tras su restauración posterior, los últimos estudios de hace varios años detectaron una desviación cercana a los 1,5 metros en su parte superior y con un ángulo de inclinación de más de 3,5 grados, aún lejos de los casi cuatro grados de la Torre de Pisa de Italia.

Sin embargo, a falta de estudios más concretos, Vilches expone que los dos primeros cuerpos de la torre "están a plomo, están perfectos" y los tres últimos cuerpos son los que cuentan "con una pequeña inclinación" que pueden llegar "hasta los cuatro grados y medio".

Pero más allá de la precisión de su inclinación, para lo que las asociaciones de Bujalance piden mediciones periódicas, observar la desviación desde la lejanía depende del punto del observador, que la puede apreciar "cuando el que la mira se ubica en el norte o el sur de Bujalance", si bien el efecto desaparece si se observa de frente.

El milagro de la luz

Esta alienación por su ubicación no es casual, ya que la Iglesia de la Asunción, conocida como la ´Catedral de la Campiña" cordobesa y atribuida a la saga de arquitectos Hernán Ruiz, cuenta con valores no solo arquitectónicos y artísticos, sino que cuenta con un misticismo debido a su orientación del sol que le otorgan la capacidad de obra el llamado "milagro de la luz", subraya Vilches.

De esta manera, desde su construcción en el día de la Asunción un 15 de agosto, según el calendario juliano, el lugar por donde sale el sol sobre el horizonte local "se situaba a 13,3 grados hacia el norte del punto equinoccial", explica Vilches, por lo que los arquitectos decidieron la orientación del eje de su nave principal hacia ese punto.

Un ejemplo "pionero" de la denominada "arquitectura" del sol en plena Edad Media que siguieron otros templos de la localidad y cuyas torres quedaron perfectamente centradas y alienadas para lograr el efecto de misticismo deseado por su diseñadores.

Pero desde la lejanía y entre una nube de olivos, la Torre de Bujalance se erige con su característica inclinación que hace recordad a la famosa inclinada de Pisa y que ya se ha convertido en un reclamo turístico cada vez más conocido y visitado por los amantes de la fotografía y los efectos visuales arquitectónicos.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN