Andalucía

El sector hotelero español se viste de gala en Fitur y anticipa otro año de bonanza

Confía en registrar un extraordinario 2024 impulsado por la fortaleza de la demanda

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Hoteles. -

Las cadenas hoteleras españolas se preparan para afrontar otro año de bonanza tras un 2023 marcado por cifras récords tanto de ocupación como de facturación. A pesar de la incertidumbre que ha rodeado el escenario macroeconómico en los últimos trimestres, los datos del sector confirman su recuperación definitiva tras la pandemia estableciendo las bases para alcanzar nuevos hitos que serán esbozados durante la feria de turismo internacional que se celebrará la próxima semana en Madrid.

En este 2024 muchos grupos hoteleros aprovecharán para aumentar sus carteras e impulsar sus negocios fuera de España en un momento en que las miradas se dirigen especialmente al segmento de alta gama y a la diferenciación de productos. La recuperación del turismo de negocios y la vuelta al mercado del turismo asiático les servirán también para impulsar sus números.

Sin lugar a dudas los grandes grupos hoteleros españoles han logrado cerrar un año histórico en ingresos gracias a unas ocupaciones que han rozado incluso niveles de récord anteriores a la pandemia, a unos precios que siguen marcando máximos sin que la demanda se vea especialmente afectada.

Sus planes de expansión y reposicionamiento de activos les permiten aspirar a mejorar aún más sus cifras este año 2024.

En apenas unos días 'la industria de la felicidad' se encargará de mostrar en una de las ferias turísticas más importantes del mundo, Fitur 2024, los logros conseguidos en los últimos doce meses y sacará músculo para demostrar lo que es capaz de hacer en los doce siguientes.

Así, Meliá Hotels International, primera cadena hotelera en número de habitaciones, confía en cerrar 2023 con un resultado bruto de explotación (Ebitda) de, al menos, 475 millones de euros. Además, la compañía está trabajando en la venta de activos que espera cerrar en los próximos meses con el objetivo de reducir deuda.

La hotelera presidida por Gabriel Escarrer confía en un aumento importante de la demanda para 2024, teniendo en cuenta que sus 'ventas en libros' en estos momentos superan las del año anterior tras temporada invernal prometedora en destinos clave como Canarias y el Caribe y una recuperación importante del mercado estadounidense.

En sus últimas perspectivas mantenía su compromiso de firmar al menos 30 nuevos hoteles y 7.000 habitaciones durante 2023, todas ellas bajo fórmulas 'asset light'.

Para Barceló Hotel Group el año 2024 marcará el inicio de otro año extraordinario. La compañía prevé invertir 400 millones de euros en compras y reformas de hoteles este año, manteniendo el ritmo de crecimiento alcanzado en 2023, al tiempo que estima alcanzar este año un resultado bruto de explotación (Ebitda) de 500 millones de euros, lo que representaría un nuevo máximo histórico.

Esa situación financiera desahogada permitirá a la hotelera balear reinvertir una parte sustancial de sus beneficios en compras y las reformas para seguir creciendo. En 2023 cerró con una cartera cercana a los 290 hoteles y prácticamente sin deuda.

En 2023 la hotelera mallorquina abrió un total de 25 hoteles y las previsiones de cara a este año 2024 que acaba de comenzar son que se puedan mantener este ritmo en la firma de contratos. América y Europa serán el principal foco de la expansión internacional de la cadena.

En NH, la hotelera propiedad de la tailandesa Minor, las previsiones de cara al nuevo ejercicio también se mantienen positivas. La empresa se prepara también para un año récord, impulsada por el boyante turismo urbano, la recuperación de los viajes de negocios, la fortaleza de los precios y la disciplina de costes.

La compañía asegura que tanto la resistente demanda del turismo urbano como la sostenida recuperación de los clientes de negocios y de los viajes internacionales apuntan una sólida tendencia operativa para el último trimestre, lo que la situaría también en la senda de completar un año récord.

Este verano el resultado ha sido extraordinario para el sector turístico y las empresas hoteleras lo han notado en sus cuentas de resultados que anticipan resultados de récord. Es el caso de Palladium que confirma que entrará este año en la élite hotelera de los 1.000 millones de euros en ventas. Se trata de una cifra récord que supera de manera importante los 752 millones de 2019 o los 948 millones facturados en 2022.

La cadena justifica la consecución de ese hito en la recuperación del turismo a nivel mundial y en el impacto positivo que han tenido las importantes inversiones acometidas para la reforma y renovación de los hoteles que el grupo opera en Europa y América. Así, tras la extensiva reforma en 2022 de Grand Palladium Jamaica Resort & Spa, el presupuesto asciende a 160 millones de euros para proyectos a ejecutar en los próximos años.

Las inversiones de 2023 se han centrado en renovaciones en el Grand Palladium Kantenah Resort & Spa, en Riviera Maya y en el Grand Palladium Palace Ibiza Resort Spa, mientras que en este 2024 las inversiones se verán focalizadas en la renovación en hoteles de México y Punta Cana, destinos clave para el grupo.

La cadena hotelera balear Riu confirma también que 2023 ha sido un año "histórico" para la compañía con mejora en todos sus indicadores de negocio y asegura que el volumen de facturación podría alcanzar cotas históricas con unos beneficios que crecerán entorno a un 15-20% con respecto a 2022.

Unos favorables resultados que confían en replicar y mejorar a lo largo del año 2024 en el que podrían recuperar el ritmo inversor de antes del Covid que se situaba en unos 1.000 millones de euros anuales.

Los próximos pasos en crecimiento los dará en México, donde cuenta con más de veinte hoteles; Senegal, donde espera abrir su segundo hotel, y otras ciudades como Nueva York y Tailandia, donde ha comprado terrenos para abrir nuevos establecimientos.

Por su parte la compañía turística Grupo Hotusa cerrará este año con unas ventas de más de 1.400 millones de euros, un 23% más que en 2022, y prevé crecer un 10% en facturación en 2024, así como lanzar una marca de alta gama.

Hotusa, presente en más de 130 países y con una plantilla de 5.000 trabajadores, cerrará 2023 como "el mejor año de su historia" con un resultado bruto de explotación (Ebitda) un 30% superior al de 2022 y que se aproximará a los 195 millones.

Bueno año también para la cadena hotelera Hesperia que se prepara para cerrar un 2023 en el que doblará beneficios y elevará su facturación al menos un 20%. Las previsiones son alcanzar unos ingresos de aproximadamente 160 millones, cerca de un 20% más. Para 2024 se espera que las cifras todavía mejoren con la apertura de sus nuevos alojamientos en Valencia y Sevilla y la consolidación del resort La Manga Club en Murcia.

Y para finalizar la hotelera pública Paradores, que por primera vez en 100 años de historia situó sus ingresos por encima de los 300 millones en 2022. Una cifra que prevé incluso llegar superar en el año 2023 elevando sus ingresos hasta los 315 millones para el conjunto del año con un beneficio que rondará los 15 millones en el año, casi un 40% más.

Estas previsiones se basan en tres factores claves: un incremento de la ocupación, una mejora tarifaria que ha impulsado los ingresos y ha logrado mitigar los efectos de la inflación, así como la recuperación de los viajeros procedentes del extranjero, especialmente el mercado asiático y el americano.

 

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN