Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Lunes 08/08/2022  

Laura Vital: ?He hecho auténticas locuras por poder estar un día en mi tierra?

2010 ha sido el año de Laura Vital. Tras 18 años cantando y viajando por todo el mundo, esta sanluqueña acaba de recibir la Insignia de Oro al ser una de las galardonadas con los Premios del Día de la Ciudad, ?un reconocimiento mucho más especial porque viene de tu pueblo?

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • La psicóloga y cantaora sanluqueña se pasó la mayor parte de la ceremonia emocionada por este homenaje.
Tan pronto está cantando ante Rania de Jordanía o triunfa con su propia compañía en los teatros con su última producción Flamenco School Musical, como aprovecha cualquier hueco de su apretada agenda para volver a Sanlúcar con los suyos. Pese a sus triunfos, la cantaora Laura Vital derrocha humildad y lo primero que le transmitió a la alcaldesa cuando le comunicó que era una de las premiadas fueron sus dudas sobre si sus méritos eran suficientes para obtener ese reconocimiento de toda Sanlúcar.
Después de pasarse casi toda la ceremonia sin poder contener las lágrimas, ¿ha asumido ya que es una de las galardonadas de los premios del Día de la Ciudad de este año?
—Sí, claro, es que para mí fue todo una sorpresa y la verdad es que es muy gratificante. A lo mejor en mi trayectoria me han concedido muchos premios pero que sea un reconocimiento de tu pueblo es mucho más especial. Sentirte un poco profeta en tu tierra es algo muy bonito.
—¿Se sentía ya querida antes del premio?
—Sí, bueno, yo creo que Sanlúcar siempre se ha portado bien, pero esto ha sido sentirte plenamente reconocida.
—¿Cómo fue el momento en el que le dicen que es una de las galardonadas?
—Pues mira me llamó la alcaldesa y me lo comunicó. Yo no sabía nada de la existencia de estas insignias y me sorprendió mucho, y le dije que eso era un mérito muy grande y que no sabía si realmente me merecía esto. Me hizo mucha ilusión y sobre todo a mis padres y mis familiares que me han visto desde pequeña luchar.
—¿Qué recuerdos guarda de ese día?
—-Nada más subir al altar fue escuchar el Himno de Andalucía y ponerme a llorar. En ese momento me acordaba de todas las personas que me han ayudado y sobre todo de las que lo hicieron cuando era una niña y estaba empezando como don Eduardo Domínguez Lobato. En definitiva, parte de este premio es de ellos. También pensaba mucho en mis padres, que estaban ese día allí conmigo, porque se han sacrificado mucho y me han apoyado mucho para que me sienta realizada en mi profesión, y en los que no estaban.
—¿Conocías al resto de premiados?
—-Por supuesto, al maestro Limeño lo admiro muchísimo y es un honor muy grande estar con él en esta edición. A Toñi la conozco desde pequeña, hemos crecido juntas y me acuerdo cuando yo empezaba y ella estaba en Telesanlucar, también conozco la labor de todas las instituciones galardonadas. Los premios han estado muy merecidos porque todos llevan mucho tiempo luchando por llevar el nombre de Sanlúcar.
—¿Cómo es el día a día de Laura Vital?
—-Llevo en Sevilla desde el año 98 que me vine para hacer Psicología y seguir formándome como cantaora. Mi día a día es muy ajetreado porque estoy siempre en 30 mil cosas: doy clases por las mañanas en el Conservatorio, tengo 22 alumnos a los que les doy clases de cante de historia del flamenco, de métrica y técnica vocal y por las tardes me dedico a ensayar producciones. Este año hemos tenido tres: Pastora Eterna, que es una obra de teatro sobre la vida de la cantaora La niña de los peines; cuando acabamos esta obra nos metimos en Flamenco Land, que es un espectáculo de flamenco para niños que estrenamos en Francia, y acabamos esto y nos pusimos con Flamenco School Musical, que lo hemos estrenado la pasada Bienal.
—Tras el éxito de este espectáculo, con el que han llenado los cinco días, ¿tiene ya otro proyecto en mente?
—-Esta semana hemos empezado otro proyecto que se llama Cuando Falla encuentra a Lorca, un concierto intimista entre Jorge López, un pianista malagueño con el que nos apetecía mucho trabajar juntos y estamos montando repertorio con las canciones de Falla y recuperando las que Lorca grabó con La Argentinita el siglo pasado.
—¿Se ha planteado alguna meta o es de las personas a las que su afán de superación no les permite parar...?
—-Soy de las personas que piensan que realmente con el trabajo es cuando llegan los éxitos, me considero una curranta. Es que amo mucho muy profesión y soy muy comprometida con lo que hago. Es super importante seguir formándome, me gusta crear cosas, no soy conformista de hacer repertorio y trabajar de forma convencional; a mí me gusta arriesgarme y hacer cosas diferentes, a veces aciertas y a veces te equivocas, pero desde pequeña he sido muy inconformista.
—¿Se ha planteado alguna vez tirar la toalla?
—-Nunca, porque me siento afortunada. Si que es verdad que no es un camino fácil, yo me vine para Sevilla con 18 años y todo este tiempo me he estado abriendo un camino donde hay mucha competitividad y hay gente muy buena pero me siento muy afortunada porque gracias a Dios llevo muchos años viviendo de lo que gusta, que es el flamenco. En los tiempos en los que estamos me siento una auténtica privilegiada, pero no ha sido fácil. Han sido muchos kilómetros fuera de tu casa, también sales al extranjero, pero como lo amo tanto y lo quiero tanto no se me ha hecho tanta cuesta arriba y luego que mis amigos, mi familia, mi pareja siempre han estado ahí apoyándome y dándome calorcito.
—¿Intenta tirar para su tierra cuando puede?
—-Siempre, a mí me tira mucho Sanlúcar, por mi trabajo no voy todo lo que quisiera porque la mayoría de las actuaciones son los fines de semana pero he hecho auténticas locuras por estar en mi tierra: de llegar supercansada de trabajar de una actuación lejos y dormir nada y menos y tirar para allí a echar el día y luego me haya tenido que volver por la noche. Me gusta mucho ir y soy muy familiar también y echo mucho de menos a mi familia. Tengo asociado mi pueblo con el calor de mi familia y de todos los míos y con la tranquilidad porque voy a descansar y cada vez que voy a Sanlúcar es como un paréntesis.
—También estás preparando tu próximo disco, ‘Tejiendo Luna’, ¿por qué ese título?
—-Es un poco por mi relación con la Psicología y es la unión entre el flamenco y el alma humana. Es como un homenaje a las personas que están un poco en las lunas, que muchas veces no se sabe quiénes son realmente los cuerdos, puesto que esas personas que están considerados por muchos como locos son los que están más cuerdos. Se han creado un mundo ideal, es un homenaje a todas las personas de las que me gusta mucho rodearme porque aprendo un montón.
—Estudió Psicología, ¿te ha aportado mucho en tu carrera musical?
—-Sí, sobre todo para conocerme mejor, empatizar con las demás personas, hacer más llevadero mi trabajo.

TE RECOMENDAMOS