Publicidad Ai
Publicidad Ai

Andalucía

Enviar medios y efectivos a otra misión en el mar Rojo exigiría una votación del Congreso

El Gobierno podría sortear el trámite si se implica en la misión con medios de 'Atalanta', pero no parece dispuesto

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Margarita Robles. -

La participación de España en la misión 'Guardián de la Prosperidad' anunciada por Estados Unidos para responder a los ataques de rebeldes hutíes a buques que transitan en el mar Rojo supondría una votación en el Congreso para aprobarla, y varios de los socios parlamentarios habituales ya han mostrado su rechazo a la operación.

España ha mostrado su reticencia a participar en la misión desde el anuncio de Washington, que alega que es necesaria porque "la reciente escalada en los ataques hutíes provenientes de Yemen amenaza el libre flujo comercial, pone en peligro las vidas de marineros inocentes y supone un incumplimiento del derecho internacional".

En un primer momento, el Ministerio de Defensa supeditó su implicación en la operación a decisiones de la UE y la OTAN y afirmó que no participaría "unilateralmente". Poco después, la Unión Europea decidió apoyar la misión de Estados Unidos a través de la operación 'Atalanta', que tiene un fuerte componente español. En concreto, los países del bloque "intensificarían el uso compartido de información" e "incrementarían la presencia con activos navales adicionales" en coordinación con la misión estadounidense, que secunda ya una veintena de países.

Sin embargo, España ha bloqueado la decisión de la UE, donde se apunta a razones políticas para explicar este veto. En concreto, paralizó la formalización en el Consejo, "repentinamente y sin dar ninguna razón", después de que los diplomáticos españoles pidieran consultar los cambios en la operación 'Atalanta'.

Con un escenario de actuación en el cuerno de África y hasta el golfo de Adén, 'Atalanta' está dedicada a la lucha contra la piratería y prevención de actos de robo a mano armada en el Océano Índico con un mandato hasta finales de 2024. Al frente se encuentra el vicealmirante de la Armada española Ignacio Villanueva Serrano y España aporta el 40% de las fuerzas, además de dos fragatas y medios aéreos no tripulados.

Fuentes europeas consultadas por Europa Press deslizan que tras el giro del Gobierno está que a las fuerzas parlamentarias del Congreso "no les hizo ninguna gracia" el anuncio de Estados Unidos de que España participaría en la misión.

La Ley Orgánica 5/2005, de 17 de noviembre, de la Defensa Nacional, establece en su artículo 4 que corresponde al Congreso autorizar, con carácter previo, la participación de las Fuerzas Armadas en misiones fuera del territorio nacional.

Además, y como es el caso de 'Guardián de la Prosperidad', para operaciones en el exterior que no estén directamente relacionadas con la defensa de España o del interés nacional, el Gobierno deberá realizar una consulta previa y recabar la autorización de la Cámara Baja.

Pero la posible participación de España en la misión de Estados Unidos no ha sido bien recibida en el seno de algunas de las formaciones que habitualmente apoyan al Ejecutivo e incluso la propia vicepresidenta segunda y líder de Sumar, Yolanda Díaz, tildó de "hipócrita" la celeridad para desplegarla por estar orientada a proteger intereses comerciales, mientras no se actúa con la misma rapidez cuando se vulnera la legalidad internacional en Gaza.

En la misma línea se ha expresado la líder de Podemos, Ione Belarra, que ha avisado de que supondría una "hipocresía insoportable" que España haga "seguidismo de los intereses" de Estados Unidos en el mar Rojo, cuando el país norteamericano está "armando" a Israel en mitad de un "genocidio" en la franja de Gaza.

La implicación española en el mar Rojo también "preocupa" al BNG, cuyo portavoz parlamentario, Néstor Rego, ya dijo que sería "inaceptable" al pretender Washington "salvaguardar los intereses comerciales de Israel". Rego reclama al Ejecutivo una posición "firme e independiente" sobre el asunto, además de "desligada de las directrices estadounidenses y "no sometida" a sus criterios e intereses. Asimismo, en una batería de preguntar parlamentarias, le recuerda que la participación española no ha sido autorizada por las Cortes.

En este punto, el papel del PP podría ser determinante y, con su apoyo, el Congreso podría dar luz verde a la participación de España en 'Guardián de la Prosperidad'. De hecho, el líder 'popular', Alberto Núñez Feijóo, puso sobre la mesa este asunto en la reunión mantenida el viernes con el presidente, Pedro Sánchez, que le trasladó "máxima prudencia" sobre el asunto y le garantizó que, cuando el Gobierno conozca "toda la información sobre la misión" se la trasladaría.

Feijóo ya dijo que considera "correcta" la implicación de España en la operación, aunque, cuando la participación de España fue anunciada por Estados Unidos y antes de que Defensa la matizara, criticó que se hiciera "sin informar al Parlamento, ninguneando las instituciones e ignorando los procedimientos democráticos".

También el vicesecretario de Acción Institucional del PP, Esteban González Pons, ha recriminado el veto de España en la UE, asegurando que el Gobierno "no para de hacer rarezas en política exterior". Reclama una "explicación clara y que no suene a mentira" por parte del Ejecutivo.

No obstante, existe la posibilidad de que el Gobierno pueda sortear el trámite parlamentario. Fuentes del Ministerio de Defensa aclaran a Europa Press que, si España se involucra en la misión del Mar Rojo con medios y efectivos de 'Atalanta' no haría falta pasar el trámite parlamentario. Pero, a tenor del veto en la UE, no parece dispuesto.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN