El tiempo en: Andalucía
Martes 05/03/2024  
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Andalucía

Borrell afirma que "reducir riesgos" en los lazos con Pekín "no es un complot anti-China"

orrell afirmó que ambas partes "estuvieron de acuerdo en la necesidad de cooperar"

Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Josep Borrell. -

El alto representante comunitario para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, aseguró hoy en Pekín que la estrategia de Bruselas de reducir los riesgos en su relación con el país asiático "no es un complot anti-China".

El diplomático ofreció una rueda de prensa en la capital china, después de que este jueves la Unión Europea (UE) y China celebrasen su primera cumbre presencial desde 2019, en la que limaron asperezas conscientes de que están condenadas a entenderse, aunque sin grandes anuncios en los principales asuntos de fricción, como el déficit comercial y la ambigüedad china ante la guerra de Ucrania. 

Borrell afirmó que ambas partes "estuvieron de acuerdo en la necesidad de cooperar", y que el principal asunto de la cumbre fue explorar "cómo gestionar las diferencias" entre Pekín y los Veintisiete.

El representante comunitario también se refirió a la necesidad de averiguar si el déficit comercial entre Pekín y Bruselas a favor del primero, "que se ha doblado en los últimos dos años", es "estructural", porque, de ser así, es "insostenible".

Asimismo, Borrell señaló que la UE ha de prestar atención a "las causas primarias de la sobrecapacidad industrial" china, "sobre todo en el sector del automóvil".

Aunque el diplomático celebró los "impresionantes avances" de China en el campo de las energías renovables, también lamentó que "casi el 90 % de las nuevas plantas de carbón del mundo se estén inaugurando" en el país asiático.

Por otro lado, el alto representante indicó que la delegación europea pidió a sus interlocutores chinos "que no faciliten la evasión de sanciones por parte de Rusia" y "que no provean de armamento" a Moscú, al tiempo que se remitía a la propuesta de paz del presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, como la única válida.

En lo referente al conflicto en Palestina e Israel, Borrell enfatizó la búsqueda de una "solución política" y no militar, algo en lo que "coincidieron completamente" China y la UE.

"Hamás ha de ser erradicado", aseveró el funcionario, que respaldó además que la Autoridad Nacional Palestina tome el control de Gaza.

Desde que China abrió sus fronteras a principios de año han pasado por el país, además de Borrell en un viaje previo; el vicepresidente de la Comisión Europea y responsable de Comercio, Valdis Dombrovskis; la comisaria europea de Energía, Kadri Simson; o el comisario de Mercado Interior de la Unión Europea, Thierry Breton, entre otros

Desde 2019, han aumentado las voces en Bruselas que abogan por reducir los riesgos en la relación con China, entre los que la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, citó recientemente "la coerción comercial, el boicot de productos europeos y los controles de exportación de materias primas esenciales para bienes como semiconductores y paneles solares".

Las relaciones entre China y la UE se han deteriorado en los últimos años a raíz de desavenencias en torno a la invasión rusa a Ucrania, que Pekín ha evitado condenar, o la investigación anunciada por Bruselas sobre los subsidios del país asiático a los coches eléctricos.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN