Publicidad Ai
Publicidad Ai

Andalucía

Dos detenidos por robar a ancianos haciéndose pasar por operarios de empresas de luz o gas

Hicieron compras y reintegros por valor de 17.000 euros, además de algunas transferencias a través de Bizum gracias a la información que consiguieron de la SIM

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Mossos.

Los Mossos d'Esquadra han detenido a dos jóvenes que se hacían pasar por operarios o comerciales de compañías de electricidad o de gas para ganarse la confianza de ciudadanos vulnerables, especialmente de ancianos, para robar en sus casas.

La policía catalana ha informado este miércoles de que se achaca a los dos detenidos, que fueron arrestados el pasado 28 de noviembre y que no dudaban en emplear la violencia si eran descubiertos, la comisión de al menos 14 robos de estas características, en los que se calcula que obtuvieron unos 50.000 euros.

Los Mossos iniciaron la investigación el pasado mes de agosto, tras recibir la denuncia de una mujer que relató que dos personas se presentaron en su casa simulando ser comerciales de una compañía eléctrica y, en un momento de descuido, le robaron la tarjeta SIM del móvil y una tarjeta de crédito.

Con ellas, según explicó la mujer, hicieron compras y reintegros por valor de 17.000 euros, además de algunas transferencias a través de Bizum gracias a la información que consiguieron de la tarjeta SIM.

Los Mossos comprobaron que existían varias denuncias en Barcelona por hechos similares que seguían un mismo patrón: los delincuentes, perfectamente vestidos para no levantar sospechas, se personaban en casas de personas mayores con credenciales falsas que les identificaban como operarios o comerciales de empresas de servicios y ofrecían a las víctimas descuentos en sus facturas.

De esa manera conseguían entrar en el domicilio y, una vez allí, pedían a las víctimas sus libretas bancarias o las tarjetas de crédito para hacer efectivo el descuento.

Mientras uno de los dos detenidos distraía a la víctima, el otro cambiaba la tarjeta SIM de su móvil y abandonaba el domicilio con cualquier excusa para empezar a hacer los reintegros antes de que el anciano se diera cuenta de que le estaban vaciando la cuenta.

Los Mossos achacan a los dos detenidos 14 delitos similares, nueve de ellos en el distrito de Sants-Montjuïc, y el resto en Nou Barris y Sant Andreu, en los que consiguieron un botín de unos 50.000 euros.

Las detenciones de ambos, de 25 y 26 años, se llevaron a cabo en dos domicilios de Gavà y Castelldefels (Barcelona), donde los agentes encontraron tarjetas, libretas bancarias y otros objetos de las víctimas.

Están acusados de los delitos de estafa, hurto y robo con violencia e intimidación. 

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN