Publicidad Ai
Publicidad Ai

Andalucía

¿Puedes retirarte si te toca el Gordo de la Lotería de Navidad?

Hay que tener varios factores en cuenta en el caso de resultar agraciado con el primer premio

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Celebración por El Gordo en Jerez. -

El próximo 22 de diciembre se celebrará el tradicional Sorteo Extraordinario de la Lotería de Navidad, que repartirá 2.408 millones de euros en premios. Muchos españoles sueñan con ser agraciados con el Gordo, el primer premio dotado con 400.000 euros al décimo, y poder así cumplir sus deseos más anhelados. Uno de ellos podría ser el de retirarse y dejar de trabajar, pero ¿es posible hacerlo con el dinero del Gordo? ¿Qué factores hay que tener en cuenta para tomar esta decisión? En este artículo te damos algunas claves para responder a estas preguntas.

Lo primero que hay que saber es que el Gordo de la Lotería de Navidad no se cobra íntegramente, sino que una parte se la lleva Hacienda. Según la normativa vigente, los premios superiores a 40.000 euros tienen que pagar el 20% de la parte que exceda los 40.000 euros. Es decir, que si te toca el Gordo, tendrás que pagar 72.000 euros a Hacienda y te quedarás con 328.000 euros netos.

Lo segundo que hay que tener en cuenta es que el dinero que te queda después de pagar a Hacienda no es una cantidad fija, sino que depende de cómo lo gestiones. Si lo gastas todo en caprichos, viajes o regalos, pronto se acabará y no podrás vivir de él. Si lo ahorras todo y lo guardas bajo el colchón, perderás poder adquisitivo por la inflación y tampoco te durará mucho. Si lo inviertes en algún activo que te genere una rentabilidad, podrás obtener unos ingresos periódicos que te permitan vivir de ellos, siempre que no asumas riesgos excesivos ni gastos innecesarios.

Lo tercero que hay que considerar es cuánto dinero necesitas para vivir y para mantener tu nivel de vida. Esto dependerá de tus gastos y de tus expectativas. Para saberlo, debes hacer un presupuesto que refleje tus ingresos y tus gastos, tanto fijos como variables, y ajustarlo según tus circunstancias personales y tus preferencias. Una regla general es que necesitas alrededor del 80% de tus ingresos previos a la jubilación para cubrir el coste de vida en una situación de retiro. Es decir, que si antes de jubilarte ganabas 26.000 euros brutos al año, necesitarías unos 20.000 euros anuales durante tu retiro.

Teniendo en cuenta estos tres aspectos, podrás calcular si el dinero del Gordo de la Lotería de Navidad te alcanza para retirarte o no. No hay una respuesta única, ya que dependerá de tu situación personal y de tus objetivos. Lo que sí puedes hacer es usar una calculadora de jubilación que te ayude a estimar la cantidad que necesitarías para mantener tu nivel de vida durante tu retiro. También puedes consultar a un asesor financiero que te oriente sobre las mejores opciones para gestionar tu dinero y para planificar tu jubilación.

La cantidad que gastes dependerá de tu estilo de vida, de tus necesidades y de tus deseos. Es normal que quieras celebrar tu premio y darte algún capricho, pero también es importante que seas prudente y que no te dejes llevar por la euforia. Recuerda que el dinero no da la felicidad, pero puede ayudarte a conseguirla si lo usas bien. Algunos consejos que te pueden ayudar son:

  • No renuncies a tu trabajo ni cambies radicalmente tu estilo de vida, al menos hasta que tengas claro qué quieres hacer con tu dinero y cómo te afecta emocionalmente.
  • No te precipites en hacer grandes compras o inversiones, sino que dedica un tiempo a reflexionar sobre tus necesidades, tus objetivos y tus prioridades.
  • No te fíes de los consejos de personas que no conoces o que te ofrecen oportunidades de negocio demasiado buenas para ser verdad, ya que pueden ser estafas o fraudes.
  • Busca asesoramiento profesional de expertos en finanzas, fiscalidad, psicología o cualquier otro ámbito que te pueda ayudar a tomar las mejores decisiones para tu dinero y tu bienestar.
  • Disfruta de tu premio con moderación, prudencia y responsabilidad, y compártelo con las personas que más quieres y que más lo necesitan.

La cantidad que ahorres dependerá de tu capacidad de generar ingresos y de tus expectativas de futuro. Es recomendable que destines una parte de tu premio a crear un fondo de emergencia que te permita afrontar posibles imprevistos o situaciones adversas. También es conveniente que ahorres para tu jubilación, ya que la pensión pública puede no ser suficiente para mantener tu nivel de vida.Una regla general es que ahorres al menos el 10% de tus ingresos mensuales, pero puedes ajustar esta cifra según tus circunstancias personales y tus metas financieras.

La cantidad que inviertas dependerá de tu perfil de riesgo, de tu horizonte temporal y de tu diversificación. Invertir tu dinero puede ser una forma de hacerlo crecer y de obtener una rentabilidad que te ayude a alcanzar tus objetivos. Sin embargo, invertir también implica asumir riesgos, por lo que debes hacerlo con conocimiento, criterio y precaución. Algunos consejos que te pueden ayudar son:

  • Define tu perfil de riesgo, es decir, tu disposición a asumir pérdidas potenciales a cambio de obtener mayores ganancias. Según tu perfil, podrás elegir entre diferentes tipos de activos, como renta fija, renta variable, fondos de inversión, etc.
  • Define tu horizonte temporal, es decir, el plazo en el que quieres obtener los resultados de tu inversión. Según tu horizonte, podrás elegir entre diferentes estrategias, como inversión a corto, medio o largo plazo.
  • Diversifica tu cartera, es decir, reparte tu dinero entre diferentes activos, sectores, mercados y zonas geográficas.De esta forma, podrás reducir el riesgo global de tu inversión y aprovechar las oportunidades que ofrezca el mercado.
  • La cantidad que necesites para vivir dependerá de tus gastos y de tu nivel de vida. Para saber cuánto dinero necesitas para vivir, debes hacer un presupuesto que refleje tus ingresos y tus gastos, tanto fijos como variables. De esta forma, podrás controlar tu economía y ajustar tus hábitos de consumo. Una regla general es que tus gastos no superen el 90% de tus ingresos, dejando un 10% para el ahorro. Sin embargo, puedes adaptar esta regla según tus circunstancias personales y tus preferencias.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN