Andalucía

La mitad de los jóvenes que consume porno admite que ve demasiado y no puede reducirlo

Seis de cada diez jóvenes en España (62,5 %) consumen pornografía -un 72,1 % en el caso de los chicos-

Publicidad AiPublicidad Ai
  • Jóvenes utilizando sus teléfonos móviles. -

Seis de cada diez jóvenes en España (62,5 %) consumen pornografía -un 72,1 % en el caso de los chicos- y, de estos, casi la mitad admite que ve demasiado (45,8 %) y que ha intentado reducirlo pero no ha podido (45,7 %).

Estas son algunas de las cifras que arroja el informe 'Juventud y pornografía en la era digital. Consumo, percepción y efectos' de la Fundación Fad Juventud, realizado a través de una encuesta a 1.259 personas entre 16 y 29 años y entrevistas con expertos en sexualidad, educación y género.

El estudio, presentado este jueves en Madrid, ahonda en los efectos de la pornografía en las relaciones sexuales de quienes lo consumen.

La mitad de los jóvenes que ve porno cree que ve demasiado (al 16,5 % le pasa con mucha frecuencia o a menudo) y reconoce que ha intentado bajar el consumo sin éxito (el 22,9 % con mucha frecuencia o a menudo).

Para el 35 % el porno afecta negativamente a ámbitos importantes de su vida, como el rendimiento educativo/laboral o el sueño y el 52,6 % de los jóvenes que invierten dinero en pornografía ha sentido en algún momento que gastaba demasiado en ello, un 10,7 % con mucha frecuencia.

En la otra cara de la moneda, el informe apunta que "en general, el porno influye mucho o bastante en aspectos positivos de la sexualidad" de los jóvenes.

En este sentido, el 59,8 % de los consumidores señala que le ha llevado a experimentar más en sus relaciones, a conocer y comprender mejor el sexo (56,1 %), y a tener una mayor satisfacción (49,3 %). Índices, todos ellos, en los que destacan notablemente los chicos por encima de las chicas.

Por sexo, ellos son los que consumen más porno, de cualquier tipo: 22,4 % de los chicos lo ve diariamente y la mitad (48,1 %), al menos una vez por semana, frente al 2,1 % y el 13,6 % de las chicas.

La mayoría accede por primera vez a este contenido alrededor de los 13 años, aunque ellos suelen conocerlo antes, y el 49,5 % lo señala como una fuente de inspiración para sus relaciones.

El 55,8 % de los jóvenes consumidores ve porno con violencia

El estudio concluye que el porno más popular es el 'porno duro' (el que muestra desnudos integrales y actos sexuales explícitos): el 45,6 % de los jóvenes consumidores lo ve con mucha o cierta frecuencia.

Preguntados por el tipo de contenido, el 55,8 % del total de jóvenes que ven porno admite consumir el que muestra violencia física o verbal, ya sea de forma ocasional (31,3 %), con cierta frecuencia (14,2 %) o con mucha (el 10,3 %).

Además, cuatro de cada diez jóvenes consumidores (40,2 %) ve contenido con violencia extrema o en el que se exhiben humillaciones.

Los jóvenes en general, pero sobre todo ellas, creen que es frecuente encontrar en el porno violencia física (45,9 % de las chicas frente a 31,5 % de los chicos ), contenido machista y misógino (43,9 % / 26,2 %), violaciones o abusos sexuales (41,7 % / 25,5 %) y contenido pedófilo o de abuso a menores (29,9 % / 14,8 %).

De todos los jóvenes, consumidores o no, el 37 % cree que el porno fomenta la violencia sexual y un 43,1, que discrimina con frecuencia a las mujeres (un 55 % en el caso de las chicas).

El 28,2 % cree que la pornografía influye en la utilización de violencia en las relaciones sexuales y el 31 %, que contribuye a generar fantasías sexuales en las que se ejerce o se recibe violencia, extremos sobre los que son más "críticas" las mujeres y que ellos, en muchos casos, "minimizan".

El 35, 8 % opina que la pornografía fomenta un menor uso del preservativo y alrededor del 30 %, que hay relación entre el consumo de pornografía y presionar a otras personas para tener sexo o realizar determinas prácticas.

El "papel educador" del porno

Otra cuestión clave subrayada durante la presentación de este jueves es la carencia en la educación afectivo-sexual de calidad en los jóvenes que pone de relieve la investigación.

Esta muestra que la mitad de los jóvenes no la ha recibido ni en su centro educativo ni por parte de su familia y 6 de cada 10 han buscado este tipo de información por su cuenta.

"El porno está jugando un papel educador porque el problema es que llega antes de que nadie les haya hablado de sexo", ha apuntado durante la presentación Alejandro Gómez, sociólogo investigador de la Fundación Fad Juventud.

Sin embargo, también ha destacado que, según la encuesta, el 59,7 % de los jóvenes cree que el porno no es fiel al sexo real y el 43,7 % niega que este sea útil para la educación sexual.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN