Publicidad Ai
Publicidad Ai

Andalucía

Aumentan un 30% los diagnósticos de VIH en Europa en 2022

Las muertes relacionadas disminuyen un 2% respecto a 2021 y más del 44% respecto a 2019

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • VIH. -

El informe de Vigilancia VIH/SIDA en Europa 2022, publicado conjuntamente por la Oficina Regional para Europa de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC), muestra un aumento del 30% de los diagnósticos de VIH notificados en Europa (UE/EEE), mientras que se mantienen los casos de sida y vuelve a bajar las muertes relacionadas con la enfermedad.

En total muestra más de 2,4 millones de personas diagnosticadas, aunque alerta que "muchas otras desconocen su estado, es necesaria una acción crítica", según señala estos organismos con motivo del Día Mundial del Sida 2023, que se celebra cada año el 1 de diciembre. De hecho más de 1 de cada 10 personas que viven con el VIH en la UE y el Espacio Económico Europeo (EEE) aún desconocen su estado, algo que contribuye a los diagnósticos tardíos que estamos viendo, a peores resultados y a la continua propagación del VIH.

Un mejor acceso a las pruebas ha llevado a un aumento del 4,2% en los diagnósticos de VIH, y 37 de 49 países informaron cifras crecientes. Varios países registraron el mayor número de diagnósticos en un solo año. Los datos revelan que en 2022 se realizaron 110.486 diagnósticos de VIH en la Región de Europa.

A la hora de valorar el aumento del 30% es crucial resaltar que el 16,6% de los diagnósticos reportados para 2022 se categorizaron como "positivo anterior", es decir personas que ya habían recibido previamente un diagnóstico de VIH en otro país, e ingresan, reingresan o se reintegran al sistema de atención médica.

Además, existen factores a tener en cuenta que contribuyen al aumento de los diagnósticos en 2022 como es la reanudación de los servicios de pruebas normales después de la pandemia de COVID-19, los servicios de pruebas de VIH ampliados y específicos y la implementación de nuevas estrategias de pruebas.

Los datos de vigilancia para el año 2022 indican una notable aumento de los diagnósticos de VIH notificados en la UE y el EEE, con un tasa de 5,1 por 100.000 habitantes. El aumento del 30,8% respecto la tasa de 2021 es llamativo pero del mismo modo se observa una ligera disminución del 3,8% en comparación a la tasa de 2019.

"Si bien un aumento en los diagnósticos en 2022 puede parecer algo malo, es evidencia de que vamos en la dirección correcta y que muchas personas que viven con el VIH pueden acceder mejor a las pruebas, el tratamiento y los servicios de apoyo. Pero podemos y debemos hacer más", señala la directora del ECDC, la doctora Andrea Ammon.

En toda Europa, más de la mitad de los diagnósticos de VIH llegan demasiado tarde, señala el informe, que destaca que más de 1 de cada 10 personas que viven con el VIH en la UE y el EEE aún desconocen su estado, "algo que contribuye a los diagnósticos tardíos, a peores resultados y a la continua propagación del VIH".

En cuanto diagnostico, diferencia los diagnósticos positivos previos que incluyen una mayor proporción de mujeres, en grupos de mayor edad, originarios principalmente de Centro y Europa del Este, que se infectaron principalmente a través de contacto heterosexual y estaban en terapia antirretroviral (TAR), lo que resultó en una menor proporción de diagnósticos tardíos.

En cuanto a los recién diagnosticado, los casos de VIH son predominantemente hombres más jóvenes, con una mayor proporción de diagnóstico en las etapas aguda y temprana de la infección entre hombres que mantiene relaciones con hombres (HSH), y una mayor representación de diagnóstico tardío entre los infectados por contacto heterosexual. El contacto heterosexual es el principal modo de transmisión del VIH en 2022.

No obstante, advierte de que desde 2014 ha sido evidente una disminución en los diagnósticos de VIH entre HSH en la mayoría de los países de la UE y el EEE. Pero ha habido un ligero aumento en los diagnósticos de VIH dentro esta población en 2022, particularmente entre los migrantes procedentes de América Latina y el Caribe, y Europa central y oriental.

La transmisión del VIH entre personas que se inyectan drogas continúa en un nivel bajo en la mayor parte de la UE/EEE países, con un ligero aumento en el número de casos de VIH diagnósticos observados en 2022.

DIAGNÓSTICOS DE SIDA Y MORTALIDAD

Las tasas de Sida y de muertes relacionadas en la UE/EEE ha disminuido significativamente durante la última década. En 2022, los casos notificados de sida se mantuvieron igual tasa como en 2021, manteniéndose en 0,6 por 100.000 habitantes (se reportaron 2.349 diagnósticos en 26 países). Sin embargo, en comparación con la tasa de 2019, esta tasa reflejó una importante reducción del 14%.

Con respecto a muertes relacionadas con el sida, hubo una disminución del 2,0% frente a las cifras de 2021, pero una disminución más significativa del 44,5% respecto a 2019. "Esta caída es probablemente una resultado de un mejor acceso al tratamiento y una mayor gestión de casos", advierte el informe, que destaca que muchos de los diagnósticos positivos previos ya estaban en tratamiento.

"Un diagnóstico de VIH no es una sentencia de muerte. Una vez diagnosticado, se dispone de un tratamiento altamente eficaz, que también ayuda a reducir la propagación de la enfermedad, manteniendo a sus seres queridos seguros", afirma el doctor Hans Kluge, Director Regional de la OMS para Europa.

La tasa más alta de caso la registró Chipre (3,8 por 100.000 población; 34 casos), seguida de Letonia (3,1 por ciento). 100000; 58 casos). Esta disminución se nota tanto en hombres como en mujeres; sin embargo, es más pronunciado en los hombres. Entre los hombres, la tasa disminuyó de 1,8 por 100.000 habitantes en 2013 a 1,0 por 100.000 habitantes en 2022, mientras que entre mujeres, la disminución fue de 0,6 por 100.000 habitantes en 2013 a 0,3 por 100.000 en 2022.

DISPARIDADES REGIONALES

En el nuevo informe quedan al descubierto las disparidades regionales presentes en la Región Europea de la OMS, con el 71,6% (79.144) de los nuevos diagnósticos realizados en el Este, frente al 20,3% en el Oeste (22.397), y sólo el 8,1% en el centro de la región de Europa (8.945). De los 110.486 diagnósticos en 2022, 22.995 se produjeron en la UE/EEE.

En la subregión oriental, las pruebas de VIH y la detección de casos mejoraron en comparación con el año anterior, llegando a más personas no diagnosticadas con tratamiento y atención. Mientras el movimiento de personas que viven con el VIH hacia países de la UE y del EEE también ha contribuido al aumento de los diagnósticos de VIH.

Un notable 16,6% de los diagnósticos en la UE/EEE provinieron de personas que habían llegado a estos países con un diagnóstico existente. Estos datos indican la necesidad de servicios de prevención y pruebas del VIH que tengan en cuenta a los migrantes y de una vinculación rápida con un tratamiento del VIH accesible para todas las personas que viven con el VIH en la región.

El informe destaca que las estrategias sólidas de vigilancia, seguimiento y evaluación desempeñan un papel crucial a la hora de identificar y abordar las vulnerabilidades dentro de las poblaciones clave, lo que permite a las autoridades sanitarias adaptar sus intervenciones para llenar vacíos y adaptar las intervenciones a los cambios observados sobre el terreno, como el notable aumento de la migración en toda la región europea.

"Todavía nos queda mucho camino por recorrer para garantizar que nadie se quede atrás. Sabemos que hay un número significativo de personas en nuestra Región que no se dan cuenta de que viven con el VIH; de hecho, sólo el 72% es consciente de su situación. La triste verdad es que unas cuatro décadas después de que se identificara el VIH, el estigma persistente impide que muchas personas den la cara", concluye Kluge.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN