Publicidad Ai
Publicidad Ai

Andalucía

Juanma Moreno abre la puerta a no presentarse: "Me gustaría probarme en otros campos"

"Yo sólo podré tomar esa decisión cuando mi proyecto político esté consolidado" destaca en una entrevista a 'Vanity Fair'

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • Juanma Moreno en 'Vanity Fair'. -

Juan Manuel Moreno Bonilla, presidente de la Junta de Andalucía, ha dejado abierta la posibilidad de no presentarse a la reelección en 2026. Estas declaraciones en una entrevista a 'Vanity Fair' llegan a menos de dos semanas del quinto aniversario de proclamarse como presidente e interrumpir la trayectoria del PSOE el Gobierno andaluz después de casi cuatro décadas.

"Vamos a ver... Aquí todos los días te planteas cuando irte, porque tan difícil es llegar como difícil es salir", afirmó Moreno Bonilla, reflejando una reflexión profunda sobre su futuro político. Moreno, quien ha sido claro en su desinterés por la política madrileña, afirmando "Madrid no me tienta nada", ha puesto su mirada y esfuerzos en la comunidad autónoma que preside. Durante la entrevista, realizada en el Palacio de San Telmo, el presidente destacó la satisfacción personal y profesional que encuentra en su cargo actual, reiterando su compromiso con Andalucía.

El presidente andaluz ha señalado la importancia de la industria audiovisual en la región, describiendo a Andalucía como "el mejor plató de Europa", lo que subraya su enfoque en promover la diversidad cultural y económica de la comunidad. Estas declaraciones son un reflejo de su estrategia para potenciar sectores clave y generar riqueza en la región.

La gestión de Moreno Bonilla y su equipo ha estado marcada por reformas significativas en áreas como la sanidad y las infraestructuras, aunque reconoce que aún queda mucho por hacer para alcanzar los objetivos propuestos. "Las reformas que estamos llevando a cabo en el ámbito de la gestión sanitaria o de las infraestructuras no han calado todavía lo suficiente", admitió, destacando su intención de continuar trabajando en estos aspectos cruciales.

El presidente andaluz también ha sido franco sobre los desafíos que enfrenta a diario, reconociendo la complejidad de gestionar una comunidad con más de ocho millones de habitantes y ocho provincias. Su acercamiento directo con los ciudadanos, "pisando mucha calle", le permite mantener un pulso constante sobre la opinión pública, factor clave en su liderazgo.

Su trayectoria política, influida por sus orígenes familiares en una familia de tradición de izquierdas y las enseñanzas de su padre, ha sido un viaje de constante aprendizaje y adaptación. Moreno Bonilla recuerda con nostalgia la influencia de su padre en su despertar político y su participación en el ambiente político desde joven, incluso asistiendo a mítines de figuras como Felipe González.

La historia política de Andalucía, marcada por décadas de dominio socialista, ha sido un telón de fondo para la carrera de Moreno. La llegada al poder del presidente andaluz, producto de un hartazgo generalizado y una serie de circunstancias políticas y sociales, representa un cambio significativo en la política regional.

Moreno Bonilla se define a sí mismo como "perseverante y trabajador", cualidades que sin duda han influido en su ascenso y consolidación política. Sin embargo, también es consciente de los sacrificios personales que ha implicado su carrera, reconociendo el impacto en su vida familiar.

Al ser preguntado si volver a ser candidato en 2026, Moreno Bonilla respondió: "Vamos a ver... Aquí todos los días te planteas cuando irte, porque tan difícil es llegar como difícil es salir. Y a mí me gustaría salir bien y es muy difícil salir hoy en día bien de la política. Ese planteamiento me lo hago todos los días. Los años van pasando, yo voy cumpliendo años, mis hijos se van haciendo mayores y a mí me gustaría probarme en otros campos". Añadió sin embargo que en esa decisión tiene mucho que ver su responsabilidad: "Por qué no. Pero me pesa mucho la responsabilidad. Hay proyectos a los que les estoy dedicando una parte importante de mi vida y cuando esos proyectos ahora mismo están saliendo un cambio de liderazgo en cualquier formación política genera incertidumbre en la formación, a veces tensiones internas por el liderazgo y a veces pérdidas electorales. Hemos tenido ya algunos experimentos. Yo sólo podré tomar esa decisión cuando mi proyecto político esté consolidado".

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN