Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Sábado 02/12/2023  

Andalucía

Malaje: 10 palabras andaluzas para definir con arte a alguien desagradable

Aunque algunas de estas palabras puedan parecer ofensivas o groseras, también hay que reconocer que tienen su gracia y su encanto

Publicidad Ai
Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • El rey Carlos. -

El andaluz tiene una gran riqueza léxica y expresiva, fruto de la influencia de diversas lenguas y culturas que han pasado por esta tierra a lo largo de la historia. El andaluz se caracteriza por su musicalidad, su humor, su ingenio y su creatividad. Sin embargo, también tiene su lado oscuro, y es que los andaluces no nos cortamos a la hora de decir lo que piensan o de criticar a los que no les caen bien, aunque lo hacemos con arte. Entre las palabras andaluzas, hay algunas que se usan para describir a las personas desagradables, antipáticas o malintencionadas. Estas son algunas de ellas:

  1. Sieso: Significa antipático, desagradable. Es obviamente un insulto y en algunas regiones de la Andalucía occidental encontraremos la versión ‘malapipa’. Según el Diccionario de la Real Academia Española (DRAE), sieso viene del latínsiccus, que significa seco, árido o falto de jugo.
  2. Penco: Significa inútil, torpe o tonto. Es un adjetivo despectivo que se aplica tanto a personas como a cosas. Según el DRAE, penco viene del latínpennicus, que significa de mala pluma o de mala calidad.
  3. Papafrita: Significa que no vale nada o que no sabe hacer nada. Es una expresión coloquial que se usa para menospreciar a alguien. Según el DRAE, papafrita viene de la unión de papa, que significa patata, y frita, que significa cocinada en aceite. Se supone que una papa frita es algo muy hecho o pasado, que no tiene valor ni sabor.
  4. Malafollá: Significa que tiene mal genio o mal humor. Es una palabra compuesta por dos términos: mala y follá. Según el DRAE, follá viene del verbo follar, que significa soplar con fuelle o dar aire (malpensados). Se dice que los granadinos tienen la malafollá, porque son secos y cortantes en sus respuestas, como si les soplaran con un fuelle.
  5. Chuminá: Significa tontería, cosa sin importancia o de poca calidad. Es un sustantivo femenino que se usa para descalificar algo o alguien. Según el DRAE, chuminá viene del calóchumino, que significa vulva o vagina. Se dice que es una palabra de origen gitano, que se usaba para referirse a las mujeres de forma despectiva.
  6. Lacio: Significa que no tiene gracia, salero o chispa. Es un adjetivo que se aplica a las personas o a las cosas que son aburridas o sosas. Según el DRAE, lacio viene del latínlaxus, que significa flojo, débil o flácido.
  7. Patochá: Significa tontería, disparate o mentira. Es un sustantivo femenino que se usa para expresar incredulidad o rechazo hacia algo o alguien. Según el DRAE, patochá viene del portuguéspatoca, que significa palabrería o charlatanería.
  8. Revenío: Significa que no está fresco, que está pasado o estropeado. Es un adjetivo que se aplica a los alimentos o a las cosas que han perdido su calidad o su sabor. Según el DRAE, revenío viene del participio del verborevenir, que significa volver a venir o volver a ser. Se dice que algo está revenío cuando ha vuelto a su estado anterior, después de haber sido mejorado o conservado.
  9. Zancajoso: Significa que sale o viaja con demasiada frecuencia. Es un adjetivo que se usa para describir a las personas que no paran quietas o que se mueven mucho de un lugar a otro. Según el DRAE, zancajoso viene dezancajo, que significa trozo de madera que se deja en el tronco de un árbol al podarlo. Se dice que alguien es zancajoso cuando deja muchos zancajos por donde pasa, es decir, muchas huellas o rastros de su presencia.
  10. Malaje: Significa que es malo, ruin o despreciable. Es un adjetivo que se usa para insultar a las personas que tienen malas intenciones o que hacen daño a los demás. Según el DRAE, malaje viene demal, que significa contrario al bien, y-aje, que es un sufijo que indica cualidad o condición. Se dice que alguien es malaje cuando tiene la cualidad o la condición de ser malo.

Estas son solo algunas de las palabras andaluzas que se usan para definir que alguien es desagradable. Hay muchas más, pero estas son las más comunes y conocidas. El andaluz es un dialecto muy rico y variado, que refleja la personalidad y el carácter de sus hablantes. Aunque algunas de estas palabras puedan parecer ofensivas o groseras, también hay que reconocer que tienen su gracia y su encanto, y que forman parte de la identidad y la cultura de Andalucía.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN