Publicidad Ai
Publicidad Ai

Andalucía

Feijóo sobre Sánchez y Bildu: "Solo faltaba decir 'que se besen'"

El líder del PP ensaya una oposición dura a Sánchez para acorralarle con la amnistía, los indultos de los ERE e Israel

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Feijóo. -
  • 'Génova' cree que está atrayendo a votantes de Vox y medita el perfil del portavoz en el Congreso, para el que algunos piden un "doberman"

Feijóo ensaya una oposición dura a Sánchez para acorralarle con la amnistía, los indultos de los ERE e Israel

(I-D) La secretaria General del Partido Popular, Cuca Gamrra; el líder del PP y candidato a la Presidencia del Gobierno, Alberto Núñez Feijóo, y el coordinador General del Partido Popular, Elías Bendodo, a su llegada a la primera sesión del debate de inve - Eduardo Parra - Europa Press

'Génova' cree que está atrayendo a votantes de Vox y medita el perfil del portavoz en el Congreso, para el que algunos piden un "doberman"

MADRID, 15 Oct. (EUROPA PRESS) -

El líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, ha empezado a ensayar una oposición dura al jefe del Ejecutivo en funciones, Pedro Sánchez, para acorralarle con la amnistía, un hipotético indulto a los condenados por los ERE en Andalucía o la "división" dentro del Gobierno tras el ataque de Hamás. De hecho, la cúpula del PP cree que está atrayendo a votantes de Vox con esta estrategia y se reafirma en que se mantendrá en un discurso "contundente" contra la amnistía.

"Hay una parte del electorado que buscaba contundencia contra Sánchez y la buscaba votando a Abascal. Pero se ha dado cuenta ahora de que se puede hacer daño a Sánchez votando a Feijóo", han señalado a Europa Press fuentes de la dirección nacional del PP, que creen que el discurso de investidura marcó un punto de inflexión a la hora de visualizar esa fortaleza del líder de los 'populares' en defensa de la unidad de los españoles.

De hecho, otras fuentes del partido creen que se ha producido un "viraje" de Feijóo hacia el partido de Santiago Abascal que, a su entender, pasa por no "demonizar" a Vox y contraatacar ante la estrategia del PSOE de meter miedo con la ultraderecha y asemejarla al PP por sus pactos autonómicos.

SÁNCHEZ Y BILDU: "SOLO FALTABA DECIR 'QUE SE BESEN'"

Ahí enmarcan estas fuentes del PP las palabras que pronunció el propio Feijóo esta semana cuando dijo "no puedo aceptar el cordón sanitario que se le ha puesto a Vox", un mensaje que creen que va en el camino correcto para recuperar votantes de Vox que en su día apoyaban al Partido Popular.

"Lo que el PSOE no puede decir es que con Vox no se habla cuando él lo hace con Bildu y el presidente de Vox estaba amenazado por los inspiradores de Bildu. ¿Qué anomalía es ésta en la que no se habla con Vox pero se habla con Bildu?", preguntan desde 'Génova'.

Los 'populares' explotarán estos días esa foto de Sánchez dándose un apretón de manos con la portavoz de Bildu en el Congreso, Mertxe Aizpurua, en el marco de contactos para su investidura. "Solo faltaba decir 'Qué se besen, que se besen' o 'Viva los novios' como en las bodas", ironizan en el cuartel general de los 'populares'.

¿QUÉ PERFIL DEBE TENER EL PORTAVOZ PARLAMENTARIO?

Algunos sectores del PP consultados por Europa Press consideran que ante la "compleja" legislatura que se avecina si Sánchez es investido presidente, el partido necesitará un portavoz parlamentario con una lengua "afililada" que sirva de escudo a Feijóo, que debe centrarse en un papel más de Estado e institucional.

Las fuentes consultadas ven en ese papel al actual vicesecretario de Institucional, Esteban González Pons, que ya fue portavoz parlamentario en el Senado con José María Aznar, y creen que encaja en ese "perfil de doberman" que podría buscar el líder del PP para esta legislatura.

Sin embargo, otras voces no descartan a la propia Cuca Gamarra --que ha ocupado ese cargo estos últimos dos años-- o al vicesecretario de Cultura y Sociedad Abierta del PP, Borja Sémper. La decisión no se dará a conocer por Feijóo hasta que no se despeje la investidura de Sánchez.

LA AMNISTÍA, PRIMER FRENTE DE ATAQUE A SÁNCHEZ

El PP ha convertido la previsible Ley de Amnistía es su principal campo de batalla contra Sánchez, activando ya un frente institucional y político en el Parlamento --el próximo jueves se reúne la Comisión General de CCAA para hablar de la amnistía--, pero preparando también un frente judicial con la consulta a expertos en el mundo del Derecho. De hecho, el propio Feijóo ha avanzado que llevará esa norma al Tribunal Constitucional si llega a aprobarse.

A pocas semanas de la investidura, el PP denunciará hasta la saciedad las "cesiones" de Sánchez a los independentistas para seguir en Moncloa. Así, repetirán que la amnistía es un "fraude" y un "engaño masivo" que "rompe la igualdad de los españoles", haciendo hincapié en que se debe dejar de "mentir" a la gente y someter la amnistía a las urnas.

A esta ofensiva sumará un hipotético indulto a los condenados por los ERE en Andalucía. El PP vincula la tramitación del indulto al expresidente andaluz José Antonio Griñán a las presiones por aprobar cuanto antes la Ley de Amnistía para los encausados en el 'procés' y no tener críticas internas en el PSOE andaluz.

"Sánchez debería dejar por escrito que no facilitará indultos, ni amnistía ni referéndum. Son tres cuestiones muy difíciles de defender y de tragar por los españoles", declaró esta semana el coordinador general del PP, Elías Bendodo.

PIDE EXPLICACIONES A SÁNCHEZ EN SEDE PARLAMENTARIA

Y en medio de la tensión que se vive en Oriente Próximo, el PP seguirá poniendo el foco en visualizar la falta de "unidad" dentro de su Gobierno y de su socios a la hora de condenar los atentados de Hamás, y se centrará en denunciar que Sánchez, a diferencia de lo que ha ocurrido en otros países europeos, no está ofreciendo explicaciones en sede parlamentaria.

De hecho, el pasado viernes Feijóo ya criticó en una reunión con sus colegas del Partido Popular Europeo (PPE), que el jefe del Ejecutivo en funciones no haya informado al Congreso de la "dedicada situación" en Israel tras los "ataques terroristas" de Hamás, máxime cuando España ostenta la Presidencia española de turno de la UE.

Por lo pronto, el ministro de Exteriores, José Manuel Albares, está dispuesto a acudir al Parlamento a ofrecer esas explicaciones, una comparecencia que la formación de Feijóo considera insuficiente ya que, a su juicio, debería corresponder también el presidente del Gobierno en funciones.

ACTIVAR EL CONTROL PARLAMENTARIO

Además, el PP denunciará que la presidenta el Congreso, la socialista Francina Armengol, siga sin poner fecha a la investidura de Sánchez, una petición que los 'populares' han demandado con ahínco en los últimos diez días.

El Grupo Popular quiere activar también las sesiones de control al Gobierno en el Congreso y así lo ha solicitado formalmente en un escrito dirigido a la Mesa y a la Presidencia de la Cámara al que ha tenido acceso Europa Press.

En ese escrito, que firma Gamarra, los 'populares' han reclamado que "se dé cumplimiento a las funciones de organización del Congreso recogidas en el Título III del Reglamento" y han pedido que desde la Mesa del Congreso "se admitan y ordene la tramitación de las iniciativas de control e información, como preguntas para respuesta oral en Pleno, interpelaciones o comparecencias que puedan plantearse".

 

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN