Andalucía

Sánchez ya habla de amnistía: "una forma de superar las consecuencias judiciales de 2017"

Paso a paso el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, va dando luz al elefante en la habitación que hasta ahora eludía en sus intervenciones públicas

Publicidad AiPublicidad Ai
  • Pedro Sánchez. -

Paso a paso el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, va dando luz al elefante en la habitación que hasta ahora eludía en sus intervenciones públicas y ha pasado de no mencionar la palabra a hacerlo hoy por primera vez para defender y definir la amnistía como "una forma de tratar de superar las consecuencias judiciales" de la situación que vivió España en 2017.

Ha sido en Granada, en el marco de las dos cumbres europeas que son el hito del semestre de presidencia de la UE, cuando, por fin, Sánchez ha reconocido la amnistía como una posibilidad, después de que ya ayer abriera el camino al desvelar que se estaba negociando con los grupos políticos.

La propuesta que Sumar presentará la próxima semana ha servido al secretario general de los socialistas para dejar claro que no es la suya, pero también para pronunciarse sobre la utilidad de una amnistía para superar las consecuencias de una "de las peores crisis territoriales de la historia de la democracia".

En un escenario no menor, flanqueado por el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, y la presidenta de la Comisión, Úrsula von der Leyen, Sánchez ha contado que hay otros textos -"conocemos la propuesta de Sumar como conocemos también la propuesta de otros partidos políticos en relación con la amnistía"- pero ha vuelto a insistir en que no adelantará nada sobre la postura del PSOE hasta que no haya finalizado la ronda de contactos.

En ese momento, si hay acuerdo, ha dicho de nuevo, será transparente y siempre en el marco de la Constitución.

Y, en un juego de palabras, ha repetido una y otra vez que no puede anticipar un acuerdo hasta que no se produzca: "se conocerán los acuerdos cuando se culminen, pues no habrá acuerdo hasta que todo esté acordado".

En "plena negociación" con otros grupos no ha querido desvelar si enviará a algún dirigente del PSOE a reunirse con el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont para avanzar en la investidura.

"Plena normalidad democrática", así ve Sánchez su camino hacia la renovación de su mandato. El rey así se lo ha encargado y los españoles así se lo pidieron el pasado 23J, según ha vuelto a destacar hoy. 

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN