Andalucía

La Cartuja de Sevilla y La Rosaleda, aspirantes a sedes españolas del Mundial 2030

La RFEF tendrá que concretar cuáles son sus sedes, entre una quincena de aspirantes, para albergar partidos de un campeonato que comenzará en Uruguay

Publicidad AiPublicidad Ai
  • El Estadio de La Cartuja (Sevilla) y La Rosaleda (Málaga).

Los estadios de La Cartuja en Sevilla y de La Rosaleda en Málaga son aspirantes a ser elegidas como algunas de las sedes españolas del Mundial 2030 de fútbol, tras la aprobación por parte del Consejo de la FIFA de la candidatura única compartida por España con Portugal y Marruecos, junto a la disputa de tres partidos inaugurales en Uruguay, Argentina y Paraguay.

Aunque aún no están cerradas las sedes que elegirá la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) dentro de esa candidatura conjunta, el estadio sevillano de La Cartuja y el malagueño de La Rosaleda se perfilan como firmes aspirantes a albergar algunos de los encuentros de ese Mundial que, por primera vez, se disputará en tres continentes.

El recinto ubicado en la Isla de La Cartuja, construido para los Mundiales de Atletismo de 1999 y con capacidad para unos 60.000 espectadores, se ha convertido en los últimos años, merced al acuerdo suscrito por la Junta de Andalucía y la RFEF, en una de las sedes más habituales de los partidos de la selección española.

No ha sido, sin embargo, su sede fija como sí lo fueron durante más de once años para sus partidos oficiales los estadios de los dos clubes sevillanos, el Ramón Sánchez-Pizjuán y el Benito Villamarín, en la década de los 80 y en la mitad de la de los 90 del siglo pasado, desde el mítico España-Malta del 21 de diciembre de 1983 hasta el España Armenia de junio de 1995.

En el caso de La Rosaleda, estadio construido en 1941 y que, como el Sánchez-Pizjuán y el Villamarín, ya albergó partidos del Mundial de España 82, tiene prevista una profunda remodelación que fue planteada, en principio, con vistas a la posiblidad, ahora sustanciada, de que la candidatura de España, Portugal y Marruecos fuera elegida para albergar el Campeonato del Mundo de 2030.

El histórico estadio malagueño, propiedad del Ayuntamiento de la ciudad, de la Diputación provincial y de la Junta de Andalucía, tiene actualmente una capacidad para unos 30.000 espectadores, aunque se incrementaría hasta los 45.000, con una cubierta completa para que todas las localidades estén bajo techo, según el proyecto de remodelación presentado el pasado marzo.

En cualquier caso, tras la decisión de la FIFA de declarar como única candidata al Mundial de 2030, la RFEF tendrá ahora que concretar cuáles son sus sedes, entre una quincena de aspirantes, para albergar partidos de un campeonato que comenzará en el estadio Centenario de Montevideo.

Este hecho, junto a otros dos encuentros fijados en Argentina y en Paraguay, supone el regreso a los orígenes de la Copa del Mundo y la conmemoración del Centenario de este torneo, cuya primera edición comenzó a disputarse el 13 de julio de 1930.

Las selecciones de España, Portugal, Marruecos, Paraguay, Argentina y Uruguay se clasificarán directamente para el Mundial 2030, una vez que el Congreso de la FIFA en 2024 confirme a los tres primeros como organizadores y a los tres segundos como sedes de los llamados "partidos de celebración del centenario" de la competición.

El Consejo de la FIFA acordó este miércoles de forma unánime que la única candidatura para organizar la cita sea la conjunta de España, Portugal y Marruecos; que Montevideo albergue el partido inaugural; y que tanto Argentina como Paraguay acojan un encuentro.

Tras la decisión del Consejo de la FIFA, ésta iniciará el proceso de candidatura tanto para 2030 como para 2024 el próximo día 6 y las asociaciones tendrán de plazo hasta el 31 de octubre para confirmar su interés.

El 30 de noviembre será el último día para que presenten su documentación, antes de que la FIFA lleve a cabo la evaluación de las candidaturas en el primer cuatrimestre de 2024.

Las candidaturas deben proponer un mínimo de 14 estadios, de los que al menos 7 deben estar construidos, aunque la FIFA permitirá que presenten hasta 20 campos si están disponibles. En caso de proyectos conjuntos, cada una de las federaciones que formen parte de él debe proponer al menos dos estadios por país.

Las quince sedes que deben ser reducidas y con las que empezó a trabajar la RFEF son Madrid, con el Santiago Bernabéu y el Metropolitano; Barcelona, con el Camp Nou y el del Espanyol, Stage Front Stadium; Valencia, con Mestalla tras su renovación; junto a Vigo (Balaídos), La Coruña (Riazor), Gijón (El Molinón-Enrique Castro "Quini"), Bilbao (San Mamés), San Sebastián (Reale Arena), Zaragoza (La Romareda), Murcia (La Nueva Condomina), Sevilla (La Cartuja), Málaga (La Rosaleda) y Las Palmas (Estadio Gran Canaria).

Portugal propuso el estadio Do Dragao de Oporto, más los de La Luz del Benfica y José Alvalade del Sporting en Lisboa; y Marruecos planteó los recintos de Rabat, Casablanca, Tánger, Agadir, Marraquech y Fez.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN