Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Lunes 11/12/2023  

Andalucía

13 muertos, 24 heridos y 3 desaparecidos en el incendio de una discoteca en Murcia

Las diez personas fallecidas que falta por identificar habrán de serlo cotejando en el Instituto de Medicina Legal las muestras de ADN tomadas a sus familiares

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
Publicidad Ai
Cargando el reproductor....

El incendio sobre las 6 de la mañana de este domingo en la discoteca de Murcia Fonda Milagros se ha saldado por el momento con 13 personas muertas, tres de las cuales han sido identificadas por las huellas dactilares, aunque no ha trascendido el detalle de su sexo, edad y nacionalidad, 24 heridos leves por quemaduras e intoxicación por inhalación de humos, todos dados de alta, y tres desaparecidos.

Los últimos datos facilitados por el alcalde, José Ballesta, tras el comité de crisis municipal de esta tarde con los responsables de los cuerpos policiales, sanitarios, de emergencias y de bomberos han elevado la cifra de desapariciones denunciadas por los allegados de quienes podían haberse encontrado en esa discoteca o en las otras dos afectadas por el fuego, Teatre y Golden, con reclamaciones llegadas incluso desde familiares que viven fuera de España.

La Policía Nacional había hablado a primera hora de la tarde de 15 personas desaparecidas entre las que se contarían las víctimas mortales, pero horas después se ha localizado a una con vida, con lo que faltaría por localizar a otra fuera de las halladas muertas, pero el alcalde ha señalado ahora a tres pendientes de encontrar.

Las diez personas fallecidas que falta por identificar habrán de serlo cotejando en el Instituto de Medicina Legal las muestras de ADN tomadas a sus familiares, dado que no es posible hacerlo por las huellas.

En la zona donde han sido hallados los 13 cadáveres no hay más, por lo que se está rastreando toda la superficie de las otras dos discotecas por cuadrículas para descartar por completo que pueda haber fallecidos entre los escombros, en los que siguen trabajando 14 bomberos que lo harán también por turnos por la noche con la vigilancia de 22 policías locales, apoyados por agentes de la Policía Nacional.

Se prevé que las oficinas, comercios y el resto de establecimiento de la zona de Las Atalayas donde se ha producido el incendio retomen su actividad este lunes con normalidad, según el alcalde, que ha destacado el trabajo que están realizando los psicólogos y trabajadores sociales municipales y de Cruz Roja en el espacio habilitado para los familiares en el vecino palacio de los deportes, donde se han tomado las muestras genéticas.

A los allegados de las personas muertas y desaparecidas desplazados a Murcia desde sus lugares de residencia se les ha facilitado manutención y se les proporcionará también alojamiento esta noche.

El recuento de heridos por quemaduras e intoxicaciones por inhalación de humo queda finalmente en 4 atendidos en hospitales más 20 que se han dirigido por su cuenta a centros sanitarios.

Tras centrarse el trabajo municipal en atender a las víctimas y sus seres cercanos, desde esta tarde se está recopilando toda la información existente en todos los departamentos municipales sobre los locales afectados para aportarla a las diligencias policiales junto con las investigación de la Policía Local y los bomberos.

El ayuntamiento se personará en el procedimiento y ha ordenado a sus servicios jurídicos que estudien toda la documentación y ejerzan las actuaciones que sea preciso "sin ningún tipo de reserva ni titubeos si alguien ha de dar cuenta ante la justicia por su posible responsabilidad en los hechos".

"Todo esto se va a aclarar hasta sus últimas consecuencias, caiga quien caiga, sea público o privado", ha remachado.

El jefe de los bomberos ha relatado que las causas del fuego se desconocen, aunque por ser de su competencia esa investigación está en manos de las unidades científica y judicial del Cuerpo Nacional de Policía, que no podrán trabajar en condiciones hasta que se enfríe la zona y sea reforzada de tal forma que se garantice la seguridad de quienes caminen por el interior de los locales, trabajos que junto al desescombro se prolongarán al menos durante una semana, con la previsión de que la investigación sobre el origen de las llamas se prolongue varios meses.

En el área en la que en ocasiones hay disturbios, agresiones e intervenciones policiales a las puertas de la decena larga de locales que pueblan sus calles se concentran por la noche centenares de personas los viernes y los sábados hasta primera hora de la mañana, pero hoy no han llegado a apurar su hora de cierre autorizado.

La fiesta y la música a todo volumen en filas de coches a las puertas de los locales se ha tornado en sirenas de ambulancias, policías y bomberos en la zona acordonada y con el tráfico cortado para permitir el trabajo de 40 bomberos locales en 14 vehículos y algunos autonómicos de refuerzo.

A la llegada de la prensa algunos familiares, como Jairo, el padre de una de las jóvenes que puede encontrarse entre los fallecidos, les ponían para que fueran grabados por los micrófonos audios tan desgarradores como el de su hija a su madre a las 6:06 horas: "Mami, la amo, vamos a morir", mientras de fondo se oyen gritos confusos que no se entiende bien si dicen "alumbren, alumbren" o "la lumbre, la lumbre".

El obispo de la diócesis de Cartagena y otros dos sacerdotes se acercaban a las inmediaciones del improvisado hospital de campaña por si podían ofrecer algún consuelo a quienes esperaban noticias teléfono móvil en mano, muchos de ellos migrantes latinoamericanos.

La patronal regional de la hostelería ha decidido el cierre patronal de todos los locales esta tarde en señal de duelo y los gobiernos autonómico y local han decretado tres días de luto hasta el miércoles con banderas a media asta y suspensión de actos oficiales por el incendio más mortífero registrado en España en un local de ocio desde la tragedias vividas en 1983 en la discoteca madrileña Alcalá 20, donde murieron 81 personas, y en la zaragozana Flying, donde fueron 43 los fallecidos.

Conforme iba aumentado con cuentagotas el número de cadáveres hasta que se ha parado la cuenta provisonalmente en 13, las condolencias de las máximas autoridades del país y de la región no se hacían esperar, desde el presidente nacional, Pedro Sánchez, y la vicepresidenta Yolanda Díaz hasta el líder de la oposición española, Alberto Núñez Feijóo, y presidentes autonómicos y alcaldes. 

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN