Publicidad Ai
Publicidad Ai

Sevilla

Piden zona de bajas emisiones en el centro de Sevilla y una movilidad sostenible

Varias entidades convocan una marcha por Sevilla para pedir la reversión de algunas de las políticas en materia de movilidad del Gobierno de José Luis Sanz

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
Cargando el reproductor....
  • Fuentes municipales recuerdan que todas esas propuestas eran comrpomisos electorales de Sanz
  • El Ayuntamiento traslada al comité de empresa de Tussam su objetivo de mejorar en velocidad, puntualidad y regularidad

Los numerosos turistas que estos días pasean, deambulan y visitan las calles del casco histórico de la ciudad se han visto “invadidos” por decenas de bicicletas, patines y demás vehículos que permiten una movilidad alejada de los combustibles fósiles que han realizado una marcha por el centro reivindicando la implantación de la zona de bajas emisiones en el céntrico distrito recuperar los carriles-bus protegidos y mejoras en la red de vías ciclistas.

A las doce partía la marcha reivindicativa de la zona norte de la Alameda de Hércules y sobre la una llegaban hasta la Puerta de Jerez, no sin antes recorrer las principales calles del casco histórico convocados por varias asociaciones, como son A Contramano, el comité de empresa de Tussam, Ecologistas en Acción, Greenpeace y WWF. En algunas zonas, la marcha se confundía con grupos de turistas sobre bicicletas idénticas de alquiles y en otras competían en espacio con coches de caballos, artistas callejeros y transeúntes que sorteaban las bicicletas.

Los convocantes reivindican una “política eficaz de fomento de la movilidad urbana sostenible”, aunque sus exigencias se centraban en tres puntos muy concretos: creación “efectiva” de una zona de bajas emisiones en el centro de Sevilla; la conservación, preservación y extensión de la red de vías ciclistas de la ciudad; y crear y conservar de forma efectiva “una red de carriles-bus protegidos físicamente del tráfico motorizado”.

El manifiesto, que leyeron bajo el sol las entidades convocantes mientras bajo la sombra se refugiaban los participantes, recordaba que en Sevilla “hemos asistido en los últimos meses al progresivo desmantelamiento de su incipiente red de carriles-bus protegidos del tráfico, que estaba contribuyendo a aumentar significativamente la calidad y velocidad del transporte público”.

También cuestionaban las “crecientes reticencias por parte del equipo de gobierno a avanzar en la creación de una zona de bajas emisiones en la zona central de la ciudad (el conocido como “plan respira”), así como a crecientes restricciones en el uso de las vías ciclistas en zonas turísticas de la ciudad (ej. San Jacinto) sin que se habiliten alternativas de movilidad activa en dichas zonas”.

Las entidades firmantes consideran que la movilidad activa (en bicicleta o a pie) y el transporte público son, junto a vehículos no contaminantes, “las piedras angulares de cualquier sistema de movilidad urbana sostenible” y entienden que carriles-bici y carriles-bus protegidos del resto del tráfico, son “infraestructuras esenciales de una ciudad moderna”, mientras que las zonas de bajas emisiones, con amplias zonas peatonales, “deben priorizarse en todo momento frente a su posible explotación turística”.

 

Espacio reservado al reproductor de vídeo

Un compromiso electoral

Fuentes municipales han recordado que la reversión del plan respira era un compromiso electoral de José Luis Sanz, que ya anunció que no cerraría el centro “sin alternativas”, puesto que es uno de los cascos históricos peor conectados y con un transporte público deficiente, al igual que la eliminación de los carriles-bus protegidos, debido al incremento de accidentes, una petición que le habían hecho, no sólo los propios conductores de Tussam, sino también los usuarios, especialmente los motoristas.

Además, han justificado que, tras su eliminación, “ha aumentado la velocidad comercial” de Tussam, demostrando que “no era ni una medida eficaz ni segura”, mientras garantizan partidas presupuestarias anuales para la red de carriles-bici para mejorar la existente.

También han recordado que el delegado de el delegado de Seguridad Ciudadana, Recursos Humanos, Transporte Público y Movilidad, Ignacio Flores, junto con el de Movilidad, José Lugo, mantuvieron una reunión con el Comité de Empresa de Tussam y los sindicatos para trasladarle “su compromiso con el transporte público en general y con la Empresa Municipal de Transportes, Tussam, en particular”.

A ellos se les traslado que “el Ayuntamiento de Sevilla está trabajando en un plan de actuación para aumentar la velocidad comercial de la red de líneas de Tussam y, en consecuencia, mejorar la calidad del servicio. Una de las principales medidas será la implantación de vías preferentes, en las que ya se está trabajando”.

Para la identificación de estas vías se tendrán en cuenta, no solo los carriles bus existentes, sino aquellas otras vías en las que, por su propia sección y características, el aparcamiento en doble fila tenga una especial incidencia en la circulación de los autobuses.

En este sentido, ha solicitado, tanto a los representantes de los trabajadores como a los servicios técnicos de la empresa, colaboración para identificar estas vías preferentes, así como los puntos negros para el transporte público.

El objetivo de Flores es “conseguir un mejor y más rápido servicio de transporte público para los usuarios, al ganar tanto velocidad comercial como puntualidad y regularidad”, señalan desde el Ayuntamiento.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN