Publicidad Ai
Publicidad Ai

Málaga

Luz verde del BCE al nombramiento de Isidro Rubiales como consejero ejecutivo de Unicaja

Permite que se haga efectiva la incorporación al consejo de administración del nuevo directivo, que sustituye en el cargo al consejero delegado Manuel Menéndez

Publicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Isidro Rubiales. -
  • También autoriza el nombramiento de los consejeros independientes Antonio Carrascosa, Rocío Fernández e Inés Guzmán.

El Banco Central Europeo (BCE) ha dado luz verde al nombramiento de Isidro Rubiales como nuevo consejero ejecutivo de Unicaja Banco, así como de los consejeros independientes Antonio Carrascosa, Rocío Fernández e Inés Guzmán.

La obtención de las autorizaciones regulatorias correspondientes permite que se haga efectiva la incorporación al consejo de administración del nuevo directivo, que sustituye en el cargo al consejero delegado Manuel Menéndez, y de los tres vocales independientes.

Tras varios meses de búsqueda de un nuevo consejero ejecutivo, Unicaja Banco anunció el pasado 31 de julio que Isidro Rubiales, hasta entonces director general adjunto, era la persona escogida para liderar la entidad en esta nueva etapa, en la que el presidente, Manuel Azuaga, dejará de tener funciones ejecutivas.

Nacido en 1964 en Cortes de la Frontera (Málaga), Rubiales es licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad de Málaga, en la especialidad de Hacienda Pública, y ha desempeñado un papel relevante en los distintos procesos de integración llevados a cabo por Unicaja Banco (Banco Ceiss y Liberbank).

Con más de 30 años de experiencia en el sector financiero, Rubiales será el encargado de dar impulso y continuidad al plan estratégico de Unicaja Banco, centrado en potenciar el crecimiento de negocio rentable y sostenible, desarrollando las capacidades digitales.

El consejo de administración ha valorado su perfil profesional, así como su experiencia y su capacidad para responder a los retos a los que se enfrenta la entidad tras el periodo transitorio posterior a la fusión por absorción de Liberbank.

El proceso de traspaso de poder en Unicaja Banco estaba previsto hace dos años a raíz de la fusión con Liberbank, cuando se estableció que Manuel Azuaga debía dejar antes del 30 de julio sus funciones ejecutivas, que pasan al consejero delegado.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN