Publicidad Ai
Publicidad Ai

Jerez

'El espíritu de la colmena' mantiene su vigencia poética intacta medio siglo después

La opera prima de Víctor Erice sigue reivindicada como obra maestra de la historia del cine.

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai

Una mirada al mundo gris de la posguerra española desde los ojos inocentes y fantasiosos de una niña de seis años, "El espíritu de la colmena", la opera prima de Víctor Erice, cumple 50 años con su vigencia poética intacta y reivindicada como obra maestra de la historia del cine.

Estrenada el 18 de septiembre de 1973 en el Festival de Cine de San Sebastián, fue la primera película española en alzarse con la Concha de Oro y su aniversario coincide con el regreso al circuito comercial de su director, que a sus 83 años estrenará en unos días su cuarto largometraje tras 31 años en la sombra, "Cerrar los ojos".

Para celebrar el aniversario de su debut, la distribuidora Avalon ha programado proyecciones tanto de "El espíritu de la colmena" como de "El sur" (1983), su siguiente largometraje, en más de 30 cines de toda España durante este mes de septiembre.

Producido por Elías Querejeta, el proyecto de "El espíritu de la colmena" empezó "con un pie forzado", recuerda el crítico y coguionista del filme Ángel Fernandez-Santos en su libro "La mirada encendida" (Debate, 2007), ya que el tema de Frankenstein era una imposición que no motivaba demasiado a sus autores.

Pero buceando en sus conexiones íntimas y recuerdos relacionados con el personaje de Mary Shelley dieron con el enfoque de la trama, que arranca, en 1940, con la llegada al pueblo segoviano de Hoyuelos de un camión que contiene los rollos de la película sobre Frankenstein de James Whale para ser proyectada en una sala de cine.

En esa sala están Ana (Ana Torrent) e Isabel (Isabel Tellería), dos hermanas de 6 y 8 años que salen trastocadas de la proyección, un impacto que se irá desvelará sutilmente en forma de preguntas sobre el bien y el mal, el miedo y la muerte, a una edad en la que realidad y fantasía se confunden.

Uno de los méritos de Erice es tratar esos temas con gran delicadeza, alejado de la grandilocuencia a la que podrían incitar, con pocas palabras y con imágenes dotadas de gran fuerza narrativa y simbólica.

Jaime Chávarri, director de "El desencanto" (1976) o "Las cosas del querer" (1989) y que trabajó como director de arte en "El espíritu de la colmena", la recuerda como una película "fundamental" en su vida y menciona una escena en la que el cadáver de un maquis aparece instalado delante de una pantalla de cine en la sala vacía.

"Se me pusieron los pelos de punta, con esa escena entendí lo que era la poesía en el cine y es algo que me ha obsesionado desde entonces", dice a EFE el director madrileño, aunque reconoce que durante el rodaje nadie sabía muy bien lo que estaba haciendo Erice. "Era un personaje muy misterioso", asegura.

En eso le secunda la actriz Teresa Gimpera, que interpreta a la madre de las niñas y que en sus memorias asegura que a Erice, en su primera experiencia como director, le costaba explicar a los actores adultos lo que quería, pero en cambio se volcaba con las niñas.

En cuanto al "aura de misterioso lirismo" que suele aplaudirse del filme, Fernández-Santos cuenta que nació de "una brutal amputación", ya que con el guion terminado y empezando los preparativos para rodar, decidieron eliminar una parte de la trama que se desarrollaba años después y que no funcionaba.

El director vizcaíno tardó una década en estrenar su siguiente película, "El sur" (1983), que también fue muy bien recibida pese a estar inacabada, y nueve años más en terminar su tercera película, el documental "El sol del membrillo", sobre el pintor Antonio López.

Erice se ganó la fama de raro y marginal, pero el siempre renegó de esa vocación. "Los cineastas de mi especie trabajamos en los márgenes, pero no porque tengamos vocación de marginales sino porque el sistema nos conduce a una cierta marginación", dijo en una charla en el Festival de Locarno en 2014.

Poco dado a conceder entrevistas, el Festival de San Sebastián le entregará el próximo 29 de septiembre, coincidiendo con el estreno de su nuevo trabajo, "Cerrar los ojos", un Premio Donostia en reconocimiento al conjunto de su trayectoria

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN