Publicidad Ai
Publicidad Ai

Andalucía

La Ley de Bienestar Animal podría elevar un 20% la contratación de seguros para mascotas

La aseguradoras preparan la entrada en vigor el 29 de septiembre de la nueva Ley de Bienestar Animal, que obligará a contratar un seguro de protección civil

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • Un precioso gatito. -

La aseguradoras se preparan para la entrada en vigor el 29 de septiembre de la nueva Ley de Bienestar Animal, que obligará a contratar un seguro de protección civil para mascotas, lo que está generando un aumento en la contratación de estas pólizas de hasta el 20 % en las grandes ciudades.

Este incremento medio ha crecido a medida que se ha ido acercando la entrada en vigor de la nueva ley, explican portavoces de la aseguradora Mapfre a EFE, con una mayor contratación tanto en la modalidad de "Accidentes" como en la de "Enfermedad y Accidentes" en lo que va de año.

Desde SegurCaixa Adeslas explican que en los últimos meses se ha notado un interés renovado por los seguros de mascotas y esperan que una vez entre en vigor la nueva ley, parte de ese interés se transforme en contrataciones, mientras que en Mapfre confían en que la demanda siga creciendo en septiembre y los meses siguientes.

El seguro de responsabilidad civil es una póliza que cubre los daños que estos animales pueden provocar a terceros, ya sean materiales, a otro animal o incluso a una persona, y será obligatorio a partir de ahora para los más de 9 millones de perros que se calcula que hay en España, según la asociación Afaac.

Es frecuente que este tipo de seguro esté incluido en los del hogar, aunque no todas las aseguradoras lo ofrecen ni todas las pólizas lo incluyen. El director de Oferta Particulares de AXA España, Francisco Olmedo, defiende que la cobertura que ofrece este tipo de servicios "siempre será más limitada" que la de un producto específico.

LOS PRECIOS PARTEN DE 30 EUROS ANUALES

El precio de este seguro parte desde los 30 euros en el caso de Mapfre, 5,85 euros al mes en el caso de SegurCaixa Adeslas o los 38 euros anuales en el caso de AXA, y según el comparador Rastreator, el precio medio se sitúa en 38 euros anuales.

Además de este tipo de seguros, las aseguradoras también ofrecen otras pólizas más completas que incluyen la asistencia veterinaria, la indemnización frente a pérdida o robo de la mascota o los gastos derivados de un posible denuncia en la que el animal se pudiera ver envuelto.

Los más caros con servicios como el de asistencia veterinaria pueden llegar a los 500 euros al año, aunque también se puede contratar alguno de ellos desde 64 euros que cubra el robo de la mascota.

Desde las aseguradoras apuntan a que cada vez es más frecuente buscar una solución global que incluya mucho más que la obligación normativa, y concretamente SegurCaixa Adeslas apuesta por los servicios enfocados al cuidado y bienestar como el motor de crecimiento y no tanto la responsabilidad civil.

Estos precios dependen del capital con el que uno quiera asegurar a su mascota, que puede oscilar entre los 60.000 y 300.000 euros, aunque la nueva ley todavía no ha especificado cual será el capital mínimo con el que se tenga que cubrir a los animales, y algunas compañías ofrecen máximos de entre 1,2 y 1,5 millones de euros.

En la actualidad los propietarios de perros potencialmente peligrosos (PPP) ya están obligados a tener un seguro de responsabilidad civil a terceros con un capital mínimo de 120.000 euros, aunque esta ley no es reciente.

A PARTIR DE 150.000 EUROS DE CAPITAL ASEGURADO ES SUFICIENTE

Olmedo asegura que aunque la ley no establece una cuantía específica del capital asegurado, los asegurados establecen un nivel que consideran suficiente, generalmente a partir de los 150.000 euros, aunque esta cantidad se puede quedar corta en el caso de un siniestro importante, como un accidente de coche.

Según la patronal de las aseguradoras españolas, Unespa, los perros están detrás de la mayor parte de siniestros relacionados con mascotas y provocan sobre todo daños materiales, con un coste medio de 466 euros.

Los daños personales, ya sea a otros perros o a personas, son mucho menos frecuentes, pero tienen consecuencias más graves y las indemnizaciones se sitúan en 3.200 euros de media a los perjudicados por el ataque del animal. 

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN