Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Lunes 19/04/2021

Álvaro Negredo ?el malo? hunde al submarino amarillo

El cántico ?Negredo, que malo eres?, avivó al sevillista. A pesar de la derrota, cuando el Cádiz no gana el Trofeo, luego, suele realizar una buena temporada.

Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • El Sevilla FC se adjudicó el trofeo de consolación tras vencer al Cádiz CF.
El Sevilla consiguió llevarse el tercer puesto del Trofeo Carranza, batiendo a un Cádiz repleto de canteranos. Además, los jugadores de Vidakovic, siguen con sus problemas defensivos, agudizados, aún más, en este partido. Para comprobar la ineficacia de la defensa amarilla, Álvaro Negredo, hizo de lo blanco, negro, cuando peor estaba jugando y con dos picarescos goles, demostró que todavía le queda pólvora para rato, y apuntando al Barcelona.

Empezaba bien el equipo anfitrión que, con la suerte de cara, conseguía inaugurar el marcador a los cinco minutos. Un córner lanzado por el canterano Lolo Armario, se encuentra con la cabeza de José Miguel Caballero, que con un salto estratosférico le pega un cabezazo a la pelota. mandándola al fondo de las mallas, sin ninguna opción para Javi Varas.

Pero, igual que del amor al odio hay un paso, a los pocos minutos después, el Sevilla volvía a igualar el partido. Esta vez, gracias a los pies de Cigarini, último fichaje sevillista, que de un lanzamiento de falta, aprovecha para meter un centro al área, precisamente, en la cabeza de Fazio, que únicamente tiene que empujar el balón a la portería. Dos goles en diez minutos. A l fin, algo de emoción al comienzo de un partido, algo que se hacía de rogar desde el comienzo de este torneo. A partir de estos goles, el encuentro comenzó a desvanecerse. Aunque algunos pases de calidad de los mediocentros amarillos (Lolo y José Miguel Caballero) hacían las delicias de los asistentes.


El principio de la segunda mitad, volvió a llevar la vida al césped del Carranza; de destacar fue un pase en largo a Rodri, que lo desperdicia después de una cantada de Álvaro Campos, y luego, la respuesta del Cádiz, con un remate de cabeza de Velasco, encontrándose con las manos de Javi Varas. Con estas oportunidades, los goles parecían inminentes, y efectivamente, Negredo, después de fallar solo ante el portero y escuchar las burlas de la grada, bate al meta cadista con una vaselina, recibiendo, así, una sonora pitada.

Con el Sevilla por delante, el Cádiz se apresuró en asegurarse el empate, gracias a un penalti transformado por Aarón Bueno. Con este vaivén de goles, el encuentro comenzaba a oler a penaltis, hasta que, Negredo, gracias a un balón de Navas, coge el esférico delante del portero y regateándolo, enchufa el balón dentro de la puerta. Dos a tres, que dejaba el partido prácticamente finalizado. Con los ánimos a flor de piel, al final, se ocasionó una pequeña trifulca en el césped, lo que llevó al árbitro a pitar en cuanto se diera el minuto 90. Así fue, y así, el Sevilla consigue el tercer puesto en la final de consolación, dejando al Cádiz como último clasificado de su propio torneo.

Cadiz CF: Campos (Juanfer,m.76) , Pecci, German, Rubén Diaz, Tiri, Moke, Velasco (Enrique, 65), José Miguel Caballero (Fran Cortés, m.76), Lolo Armario (Carlos Caballero, m.76), Aarón y Hugo García (Dieguito, m.82)

Sevilla FC: Javi Varas, Luna, Fazio, Calas, Dabo (Lolo, m.86), Guarente (Perotti, m.82), Romaric (Romaric, m.70), Cigarini, J. Carlos, Rodri (Rodri, m.76) y Negredo

Arbitro: Figueroa Vázquez (Colegio andaluz). Amonestó por parte del Cádiz a Pecci (m.31), Germán (m.65) y Moke (m.86), mientras que por parte del Sevilla vieron la cartulina amarilla Romaric (m.37), Guarente (m.68) y Alfaro (m.89). Expulsó por doble amarilla a Cifu (m.89).

Goles:
1-0 J.M. Caballero (m.4)
1-1 Fazio (m.9)
1-2 Negredo (m.63)
2-2 Aarón Bueno (m.69)
2-3 Negredo (€m.75)

Incidencias: Partido correspondiente por el tercer y cuarto puesto del LVI Trofeo Carranza. 6.000 espectadores asistieron al partido de consolación. Una pequeña trifulca al final del encuentro, fue la única nota negra del encuentro.

COMENTARIOS