Publicidad Ai
Publicidad Ai

Andalucía

Los clientes de prostitutas inician una campaña de protesta por la ley del “solo sí es sí”

El "Movimiento de consumidores de sexo de pago" critica que ha sido utilizada para restringir la publicidad de servicios sexuales remunerados

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • La campaña.
  • Denuncian las restricciones que "han afectado injustamente a más de 300.000 trabajadoras del sexo"

El "Movimiento de consumidores de sexo de pago" ha puesto en marcha una campaña de comunicación en seis ciudades españolas, incluyendo Málaga, hasta el 10 de septiembre donde se reparten folletos en calles y plazas, y "que tiene como objetivo denunciar la situación en la que la ley del “solo sí es sí” ha dejado a los consumidores y trabajadoras del sector".

Según afirma la entidad en una nota de prensa, "la nueva ley representa un importante avance en la lucha contra la violencia de género y persigue un objetivo noble. Sin embargo, también ha sido utilizada para restringir la publicidad de servicios sexuales remunerados, una industria ampliamente extendida y regulada en varios países europeos, a excepción de aquellos con enfoques más conservadores o gobiernos con políticas prohibicionistas".

Así, destaca que "las mujeres que optan libremente por este trabajo se ven obligadas a utilizar diferentes medios para encontrar clientes". El movimiento afirma que las afectadas "utilizan apps de citas o webs dedicadas a publicar su número de teléfono y algunas fotos para que los interesados se pongan en contacto con ellas, pero no pueden publicar sus anuncios ni compartir reseñas con las experiencias de sus clientes y de los servicios que realizan ni otra información útil para su trabajo. Los sitios web censuran toda la información porque se les acusa de no respetar una ley injusta".

En opinión de esta organización, "esta regulación no solo ha contribuido a perjudicar la seguridad de los consumidores de sexo de pago, sino que ha ocasionado un aumento de la actividad delictiva en este sector y ha generado temores injustificados. Además, la prohibición de la publicidad para las trabajadoras sexuales implica una limitación de sus derechos".

"NO LLAMAR", BÚSCALO EN GOOGLE

A través de la campaña “No llamar”, que incluye una web con un manifiesto, folletos, carteles y publicidad aérea y que tiene lugar en Madrid, Barcelona, Valencia, Alicante, Málaga y Palma de Mallorca, "el Movimiento de consumidores de sexo de pago ha decidido alzar la voz y abogar por la libertad de elección y de información".

El símbolo de la campaña es un teléfono que representa "un número" de teléfono "que podría encontrarse en cualquiera de los anuncios de trabajadoras sexuales en España, pero sin ninguna información adicional, ya que es imposible hacerlo por ley" y critican "las restricciones impuestas por una ley que ha afectado injustamente a más de 300.000 trabajadoras del sexo, impidiéndoles publicitar sus servicios de forma transparente".

“España se ha convertido en un país prohibicionista, y al reprimir la libertad de las chicas, se anima a los estafadores a actuar. De hecho, cada vez son más frecuentes los casos de extorsión, chantaje y violencia perpetrados por quienes se hacen pasar por trabajadoras sexuales. Esta es una situación a la que se enfrentan diariamente los clientes de escorts cada vez que contactan para solicitar un servicio, y es algo que no debería ocurrir en un país como España, donde los servicios sexuales de pago no son ilegales“ afirma M. Cortés, portavoz del Movimiento de consumidores de sexo de pago.

El Movimiento de consumidores de sexo de pago nació "para sensibilizar sobre la importancia de la seguridad, instando a los usuarios a no llamar a números de teléfono encontrados en Internet sin verificar antes quién se encuentra detrás".

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN