Atando Cabos

Clientes

La palabra cliente se aplica también  a otros ámbitos en los que ojalá no se hubiera introducido: la educación y la sanidad

Publicado: 14/06/2023 ·
09:00
· Actualizado: 14/06/2023 · 09:00
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • ¿Un paciente o un cliente? -
Autor

Remedios Jiménez

Licenciada en Historia, docente jubilada, integrante del Aula Atenea del Ateneo de Jerez y de varios clubes de lectura

Atando Cabos

Una mirada sobre lo que nos pasa día a día, bajo los titulares de la incesante actualidad

VISITAR BLOG

He buscado el origen de la palabra cliente y significa protegido, que se deja caer bajo la protección de un patrón. En la Edad Antigua, Media y Moderna seguía conservando ese uso. Luego tiene el significado de la RAE: persona que compra en un establecimiento, que acostumbra a ir siempre a la misma tienda. Así la conocí yo.

Cuantas veces habré oído decir a mi padre, a esta persona hay que tratarla bien porque es cliente, podía tener un genio insoportable que tú debías ponerle la mejor de las sonrisas.

Ahora, la mayoría de las tiendas son franquicias y les da lo mismo que compres mucho o poco. Ningún dependiente está más pendiente de ti por ello. Andas igual de huérfano que los demás en el laberinto de percheros. En los supermercados premian tu consumo con una cartilla de puntos.

Pero la palabra cliente se aplica también  a otros ámbitos en los que ojalá no se hubiera introducido: la educación y la sanidad. En los colegios concertados y privados, a los profesores se les habla de clientes y de niveles de satisfacción. El profesor no debe procurar alumnos contentos sino clientes satisfechos. Parece lo mismo, pero no lo es. En el segundo caso, los criterios pedagógicos están subordinados al gusto, fundamentado o no, del cliente. Y además, todo esto viene envuelto en una burocracia enorme en la que se pasan midiendo ítems constantemente, es decir rellenando papeles. A los chavales les ocurre lo mismo que cuando vas a algunos médicos: que sus profesores no los miran a la cara, porque están continuamente mirando al ordenador.

Las unidades de gestión clínica también prefieren pensar en clientes. Son dirigidas por aquellos profesionales que mejor diseñan, promueven y  evalúan cada uno de los procesos clínicos, no por los Se encargan de producir buenos resultados para su unidad. Necesitan a pacientes de libro, no gente complicada con múltiples patologías, esos les estropean los resultados. Para premiar a sus diligentes trabajadores, el gestor les proporciona un plus de productividad, una prima de sueldo. Esas que cobran los médicos de Atención Primaria por no mandarte nunca al especialista. O los celadores, por apañarse con tres sillas de ruedas en vez de cuatro, aunque el enfermo espere horas para ser llevado a hacer una radiografía, por poner un ejemplo, de manera que los pluses de productividad se inflan mucho más según se asciende.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN