Publicidad Ai
Publicidad Ai

Córdoba

El vicario general de la Diócesis de Córdoba, nuevo obispo de Alcalá de Henares

El Papa Francisco ha nombrado obispo de Alcalá de Henares (Madrid) a don Antonio Prieto Lucena

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • El vicario general de la Diócesis de Córdoba, Antonio Prieto. -

El Papa Francisco ha nombrado obispo de Alcalá de Henares (Madrid) a don Antonio Prieto Lucena, vicario general y moderador de la Curia de la Diócesis de Córdoba, canónigo Magistral de la Santa Iglesia Catedral y profesor de Teología Moral y Dogmática.

El nuevo obispo electo de Alcalá de Henares, hasta ahora párroco in solidum de la Parroquia de San Miguel Arcángel de la capital cordobesa, nació el 13 de enero de 1974 en la Rambla (Córdoba). Durante dos años, cursó estudios de Medicina y Cirugía en la Universidad de Córdoba e ingresó en el Seminario Conciliar San Pelagio en septiembre de 1996. Ha servido a la Iglesia de Córdoba durante 22 años, desde el 2 de julio del año 2000, cuando fue ordenado sacerdote por monseñor Javier Martínez, en la Catedral de Córdoba, según ha explicado la Diócesis cordobesa en un comunicado.

En la Diócesis de Córdoba, ha desempeñado diversos cargos pastorales, primero como vicerrector y rector del Seminario Conciliar San Pelagio (2004-2018), y posteriormente como Vicario General y moderador de la Curia (2018-2023), cargo que ocupa en el momento de su nombramiento episcopal.

También ha sido sacerdote adscrito a las Parroquias de San Isidro Labrador, en El Higuerón (2004-2005) y a la Parroquia-Basílica de San Pedro, en Córdoba (2005-2007). En 2016 fue nombrado canónigo de la Santa Iglesia Catedral de Córdoba y dos años más tarde asumió la dignidad de Canónigo Magistral. Dentro del Cabildo Catedral, participó en la creación del Foro Osio, dedicado a la promoción de la cultura, en diálogo con la fe y el humanismo cristiano.

Don Antonio Prieto Lucena ha desempeñado una intensa actividad en la pastoral familiar, como consiliario de la Delegación diocesana de Familia y Vida (2004-2015), ha estado al frente de la pastoral vocacional (2007-2018) y ha formado parte del Equipo de la Delegación para el clero (2015-2018). También ha formado parte del Consejo del Presbiterio (2004-2023) y del Colegio de Consultores (2012-2023) de la Diócesis de Córdoba.

Don Antonio Prieto Lucena es doctor en Teología Moral por la Universidad Eclesiástica San Dámaso de Madrid. En 2002, obtuvo la Licenciatura en Teología del Matrimonio y la Familia en el Pontificio Instituto Juan Pablo II, de la Universidad Lateranense. En Córdoba, ha sido profesor de diversos cursos relacionados con la Teología Moral y Dogmática, en el Seminario Conciliar San Pelagio y en el Instituto Superior de Ciencias Religiosas Beata Victoria Díez, del que fue Director entre los años 2005 y 2007.

También ha impartido clases en el Máster de Pastoral Familiar del Pontificio Instituto Juan Pablo II, en la Universidad Eclesiástica San Dámaso de Madrid y en el Instituto para la Consulta y Especialización Bioética de Córdoba.

Entre los años 2012 y 2015 dirigió el Servicio de Publicaciones de la Diócesis de Córdoba, y, en el año 2012, fue nombrado Miembro de la Comisión Teológica Asesora de la Comisión Episcopal para la Doctrina de la fe, de la Conferencia Episcopal Española.

Por lo que respecta a sus publicaciones, además de su tesis doctoral 'De la experiencia de la amistad al misterio de la caridad. Estudio sobre la evolución histórica de la amistad como analogía teológica desde Elredo de Rieval hasta Santo Tomás de Aquino' (Madrid, Facultad de Teología San Dámaso, 2007), ha publicado diversos artículos en revistas especializadas y en las actas de distintos Congresos y Simposios organizados por el Pontificio Instituto Juan Pablo II o por la Universidad Eclesiástica San Dámaso.

Con la consagración, el próximo 10 de junio, de Antonio Prieto Lucena como obispo de Alcalá de Henares, son cuatro los sacerdotes procedentes de la diócesis de Córdoba que han recibido el encargo episcopal de la Santa Sede en los últimos 15 años.

En 2008, fue ordenado obispo monseñor Mario Iceta Gavicagogeascoa, llamado desde la diócesis de Córdoba para ser obispo auxiliar y después titular de la diócesis vasca de Bilbao. En 2020 fue nombrado arzobispo de Burgos.

El actual obispo de Huelva, monseñor Santiago Gómez Sierra, prestó servicio pastoral en la diócesis de Córdoba hasta que fue nombrado, en 2011, obispo auxiliar de la Archidiócesis de Sevilla; y monseñor Francisco Jesús Orozco, natural de Villafranca de Córdoba, fue nombrado por el Papa Francisco obispo de Guadix el 30 de octubre de 2018, después de haber prestado su servicio sacerdotal a la diócesis cordobesa durante 23 años y ser Vicario General durante siete años.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN