Publicidad Ai
Publicidad Ai

Jerez

La Yedra celebra el 75 aniversario del Señor de la Sentencia

La imagen de Carmelo Vicent se bendijo el 28 de marzo de 1948 en el convento de Madre de Dios

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai

Nuestro Padre Jesús de la Sentencia, en Vía Crucis

Nuestro Padre Jesús de la Sentencia, en Vía Crucis

Ante el Cristo de la Expiración

Boceto del Señor de la Sentencia, localizado por Antonio de la Rosa.

La Hermandad de la Yedra celebró este martes el 75 aniversario de la bendición de Nuestro Padre Jesús de la Sentencia y Humildad con un Vía Crucis por las calles del barrio y una función solemne en la parroquia de Madre de Dios.

Además, justo antes del inicio de ese acto piadoso, la cofradía de la Madrugada del Viernes Santo procedió a la bendición de su nuevo estandarte corporativo, una obra portentosa que ha sido realizada por el bordador Pedro Palenciano y que cuenta con orfebrerías de los hermanos Delgado.

El Señor de la Sentencia, que ocupó las andas del San Juan Evangelista de la Hermandad del Cristo de la Expiración, tomó por Sol, Mariñíguez, Empedrada, Baro, Cerrofuerte, Martín Fernández, San Telmo, Pavía, San Justo, Campillo, San Clemente, Empedrada, Plazuela y Puertas del Sol.

Uno de los momentos más emotivos del Vía Crucis se vivió en el interior de la ermita de San Telmo, con el Señor de la Sentencia y Humildad frente al Cristo de la Expiración, ya dispuesto sobre su paso de salida de cara al próximo Viernes Santo. 

La imagen del Señor de la Sentencia se bendijo el 28 de marzo de 1948, Domingo de Resurrección. Esta circunstancia hizo que no pudiera procesionar ese año en la tarde del Jueves Santo, que es cuando la cofradía hacía su estación de penitencia.

Fue realizado por el escultor valenciano Carmelo Vicent en su taller de Madrid por encargo directo de Manuel Antonio Domecq de la Riva, que pagó 10.000 pesetas por este trabajo.

Llegó a Jerez en tren en vísperas del Domingo de Ramos, siendo trasladado al convento de Madre de Dios, que es el lugar desde el que entonces salía la Hermandad de la Yedra.

Contaba el recordado Mariano Ramírez que la intención de Manuel Antonio Domecq era que el Señor procesionara ya ese mismo año y de hecho se llegó a montar en el paso al menos en un par de ocasiones.

Pero hacía falta el preceptivo permiso para su bendición, y para cuando el permiso llegó, la cofradía ya se había recogido.

Su lugar lo ocupó la imagen del Ecce Homo que hoy vemos en el primero de los pasos de la Hermandad del Mayor Dolor.

Nuestro Padre Jesús de la Sentencia y Humildad se bendijo el Domingo de Resurrección en el convento de Madre de Dios.

Ofició la eucaristía el entonces párroco de San Miguel, Rafael Rodríguez y actuaron como padrinos de la ceremonia Manuel Antonio Domecq de la Riva y su madre, Petra de la Riva.

 La imagen quedó expuesta ese día en ceremonia de besapiés y fue trasladada a la capilla de la Yedra el viernes siguiente.

Este martes se cumplieron por tanto 75 años de aquella bendición, una efeméride que ha permitido además que el investigador Antonio de la Rosa haya localizado en un almacén del Museo Nacional de Cerámica y Artes Suntuarias de Valencia el boceto original en barro de la obra realizada por el escultor Carmelo Vicent. 

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN