Mundo

Un ataque a un centro ismaelí de Lisboa deja dos mujeres muertas y varios heridos

Los agentes encontraron a un hombre armado con un cuchillo de grandes dimensiones

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Portugal. -

Dos mujeres murieron hoy en el ataque al centro ismaelí de Lisboa perpetrado por un hombre armado con un cuchillo que fue reducido por disparos de la policía, según fuentes oficiales.

La policía confirmó que hay "varios heridos", pero no precisó ni el número ni la gravedad, aunque medios locales apuntan que al menos hay cuatro personas con heridas graves, entre ellas un profesor de la institución.

Las víctimas mortales, dos mujeres de nacionalidad portuguesa y de entre 20 y 40 años, trabajaban en el centro cuando se produjo el ataque, de acuerdo con la cadena pública RTP, que avanzó que el agresor es de origen afgano.

La policía portuguesa informó de que recibió el primer aviso de la agresión minutos antes de las 11.00 hora local, cuando en el centro se impartían clases y otras actividades.

Los agentes encontraron a un hombre armado con un cuchillo de grandes dimensiones.

"Se dieron órdenes al agresor para que parara el ataque, desobedeció y avanzó con el cuchillo en la mano en dirección a los policías", que "recurrieron al arma de fuego, alcanzando y neutralizando al agresor", indicó un comunicado oficial.

El atacante fue herido en las piernas y está ingresado en un hospital bajo custodia policial.

El primer ministro luso, António Costa, adelantó que "todo indica que fue un acto aislado, pero no nos vamos a anticipar".

El presidente del país, Marcelo Rebelo de Sousa, trasladó el pésame a la comunidad ismaelí en Lisboa y apuntó que "están en marcha las investigaciones para aclarar lo sucedido".

El centro ismaelí de Lisboa fue construido por la Fundación Aga Khan, abrió sus puertas en 1998 y se encuentra en la Avenida Lusiadas de Lisboa, cerca de dos hospitales y próximo también a un gran centro comercial.

El de Lisboa, uno de los pocos centros internacionales de la comunidad ismaelí -musulmanes chiítas-, funciona como un local de culto.

La policía ha acordonado la zona con un fuerte dispositivo de seguridad en el que participa la unidad antiterrorista de la Policía Judicial, aunque el Gobierno luso no ha confirmado si el ataque se puede calificar como un atentado terrorista.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN