Publicidad Ai
Publicidad Ai

Mundo

Cadena perpetua para un adolescente de Florida que mató a puñaladas a una menor

Fucci, que tenía 14 años cuando asesinó a puñaladas a Bailey, una animadora del colegio donde ambos estudiaban, en febrero pasado se declaró culpable

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Cárcel. -

Aiden Fucci, un adolescente de Florida (EE.UU.) acusado de asestar 114 puñaladas a una chica de 13 años en 2021, por lo que resultó juzgado como adulto con un cargo de asesinato en primer grado, fue sentenciado este viernes a cadena perpetua con una opción de revisión del caso dentro de 25 años.

Fucci, que ahora tiene 16 años, fue sentenciado por el juez R. Lee Smith, del séptimo circuito judicial de Florida, quien admitió que se trata de unos de los casos "pobablemente más difíciles" del condado de St. Johns, al noreste del estado.

"Apreciamos mucho este resultado y sentimos que es el veredicto correcto, considerando cuán atroz es el crimen y el comportamiento de Aiden al respecto", expresó al conocer la sentencia Forrest Bailey, padre de Tristyn Bailey, la niña asesinada.

Fucci, que tenía 14 años cuando asesinó a puñaladas a Bailey, una animadora del colegio donde ambos estudiaban, en febrero pasado se declaró culpable ante un tribunal de la ciudad de San Agustín del cargo de asesinato, por lo que afrontaba una posible condena a cadena perpetua.

Bailey cursaba estudios de séptimo grado en la Academia Patriot Oaks, mientras que Fucci estaba en el octavo grado en la misma escuela.

La familia de la niña denunció la desaparición el 9 de mayo de 2021 y su cuerpo fue encontrado en una zona boscosa después de un día de búsqueda.

La investigación preliminar, las pruebas halladas, incluida la grabación de una cámara de vigilancia, llevó a los investigadores hasta Fucci, quien inicialmente fue acusado de asesinato en segundo grado, pero el cargo fue aumentado debido a la gravedad del delito.

El cuerpo, con 114 puñaladas, fue descubierto cerca de un estanque en un área boscosa del vecindario Durbin Crossing, 24 horas después de que los padres de la menor informaran de su desaparición y la comunidad participara en una búsqueda.

La madre de Fucci fue arrestada en 2021 con cargos por manipulación de evidencia, tras haber lavado manchas de sangre en los pantalones de su hijo.

Cuando todavía se consideraba a Bailey persona desaparecida y Fucci no estaba acusado, este publicó una foto de sí mismo en Snapchat desde el interior de un coche patrulla con un letrero que decía "paz" y con la leyenda "Hola chicos, ¿alguien ha visto a Tristyn últimamente?".

"Como salió a la luz durante los procedimientos, Aiden Fucci ni siquiera tenía la información de contacto de Tristyn hasta la noche antes de que la matara. Si bien hemos llegado a un punto en el que los niños llevan tecnología por conveniencia y seguridad para comunicarse con sus padres y sus amigos cuando sea necesario, existe un gran riesgo", destacó hoy el padre de la víctima.

"Por favor, a todos los niños, si sus padres les exigen que entreguen sus teléfonos celulares, comprendan que su teléfono es un privilegio, no un derecho", advirtió Forrest Bailey, según recoge el diario local news4jax.com.

Haley Harrison, de la Oficina del Fiscal Estatal del Séptimo Circuito Judicial de Florida, señaló que la sentencia a Fucci está sujeta a revisión por parte de un juez dentro de 25 años. 

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN