Publicidad Ai
Publicidad Ai

Andalucía

Las bajadas de impuestos de la Junta desde 2019 han supuesto un ahorro de 925,85 millones

La consejera de Economía, Hacienda y Fondos Europeos, Carolina España, ha cuantificado el ahorro que han supuesto para los andaluces

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Carolina España. -

La consejera de Economía, Hacienda y Fondos Europeos, Carolina España, ha cuantificado el ahorro que han supuesto para los andaluces las sucesivas bajadas de impuestos acometidas por el Gobierno andaluz desde 2019 en 925,85 millones de euros, lo que era "uno de los objetivos de la política fiscal del Gobierno andaluz, dejar más dinero en el bolsillo de los andaluces". La mayor parte de las bajadas de impuestos ha repercutido, tal y como ha explicado la consejera, en personas con rentas medias y bajas, ya que las rebajas en la tarifa autonómica del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) y el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados (Itpajd) representan dos de cada tres euros de ahorro fiscal para los andaluces.

En este sentido, el 32,9% del ahorro total (304,85 millones de euros) se concentra en el IRPF, un impuesto progresivo y el que tiene mayor capacidad redistributiva. Se trata de un impuesto estatal cedido en parte a las comunidades autónomas, sobre el que la Junta ha reducido la parte autonómica de las tarifas, ha creado nuevas deducciones y ampliado algunas preexistentes, y ha deflactado los primeros tramos de la tarifa autonómica y los mínimos personales y familiares, exentos de tributación.

Tras el IRPF, la consejera Carolina España ha destacado en un comunicado las bajadas aplicadas por el Gobierno de Juanma Moreno sobre el Itpajd, que ha supuesto un ahorro para los andaluces de 289,8 millones de euros, lo que representa el 31,3% del ahorro total que han supuesto las medidas fiscales implementadas en los últimos cuatro años para los andaluces.

De este impuesto, que grava fundamentalmente la compraventa de viviendas, se ha reducido el tipo general, que ha pasado de una escala del 8% al 10% a un tipo único del 7%, en el caso de Transmisiones Patrimoniales Onerosas (TPO), y del 6% para viviendas de hasta 150.000 euros. También se ha reducido del 1,5% al 1,2% el impuesto de Actos Jurídicos Documentados. Además, se ha creado un tipo superreducido del 3,5% en TPO para adquisición de viviendas para personas con discapacidad, jóvenes o familias numerosas, y también en municipios con problemas de despoblación. Esto supone un ahorro para una familia numerosa de hasta 11.250 euros.

Por otra parte, la supresión para 2023 del canon de mejora de infraestructuras hidráulicas, el conocido como canon del agua, supondrá un ahorro para el conjunto de los andaluces de 140 millones de euros, el 15,12% del ahorro total que suponen las medidas fiscales implementadas por el Gobierno andaluz desde 2019.

Asimismo, la supresión del Impuesto sobre el Patrimonio (IP) mediante la bonificación del cien por cien de la cuota, ha supuesto un ahorro desde 2019 hasta 2023 de 111,9 millones de euros. En 2020 se aplicaron algunas rebajas en los tipos y en 2021 se acordó un incremento de los mínimos exentos para las personas con discapacidad. En 2022, el Gobierno andaluz acordó la supresión definitiva de este impuesto cedido, que no existe ya en ningún país de nuestro entorno, que representaba sólo el 0,6% de la recaudación tributaria, y actuaba como un freno a la inversión.

"Estamos armonizando el impuesto, que no existe en ningún país de la UE, salvo en España, y en prácticamente ningún Estado de la OCDE, y que el presidente Zapatero suprimió de 2008 a 2010 por entender que era un tributo obsoleto, que castigaba a las rentas medias", ha indicado España.

Por otro lado, las rebajas aplicadas al Impuesto de Sucesiones y Donaciones (ISD) han supuesto un ahorro total de 69,1 millones de euros al año, lo que representa el 6,5% del dinero que el Gobierno andaluz deja cada año en el bolsillo de los andaluces con respecto a lo que estaban obligados que tributar antes de que se bonificara el 99% la cuota en adquisiciones de herencias y donaciones entre parientes directos, cónyuges e hijos. Ello ha permitido, por ejemplo, multiplicar por cinco el número de donaciones declaradas, con un importe medio de donación de unos 71.000 euros.

"Los datos desmontan el discurso de quien nos acusa de hacer un 'regalo fiscal' de 900 millones de euros a los ricos, salvo que se considere que bajar la tarifa del IRPF a todos los trabajadores, pensionistas, autónomos y familias numerosas es hacer un 'regalo fiscal' a los ricos", ha manifestado la titular de Economía.

La consejera ha explicado que el Gobierno andaluz está utilizando desde 2019 sus competencias para reducir la carga fiscal que soportan los andaluces, mientras que "los gobiernos anteriores la utilizaban para elevarla. Estamos ejerciendo nuestras competencias, ejercitando nuestra autonomía financiera, reconocida por la Constitución y el Estatuto de Autonomía".

En este sentido, ha incidido en que la Junta "trabaja para mejorar la situación de todos los andaluces, y por crear condiciones que favorezcan la generación de riqueza y la creación de empleo". "La gestión integral optimizada de nuestras políticas económicas, con las bajadas de impuestos y la simplificación administrativa, está funcionando. Andalucía está hoy mejor que hace cuatro años, con más empleo, con mayor PIB, con exportaciones récords, y además hemos incrementado la recaudación, pese a bajar los impuestos", ha subrayado.

"En los últimos cuatro años hemos recaudado 7.777 millones más que en los cuatro años anteriores, con impuestos más bajos. Y hemos podido destinar esta mayor recaudación a mejorar la sanidad con 4.000 millones más, la educación con 2.200 millones más y hemos destinado más de 800 millones más a combatir la dependencia y la discapacidad", ha concluido España.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN