Mundo

La explosión de una bomba deja al menos 27 muertos en el centro de Nigeria

El artefacto estalló durante la noche del martes en la localidad de Rukubi, cerca de la frontera que separa los estados nigerianos de Nasarawa y Benue

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Ejército nigeriano -

Al menos 27 personas murieron este martes por el estallido de un artefacto explosivo en el centro de Nigeria, informó a última hora del miércoles la Policía del estado de Nasarawa (donde se produjo el incidente), que aún investiga lo que describe como un ataque.

"Es lamentable que una cosa así haya ocurrido. 27 pastores han muerto por la explosión de esa bomba", dijo el portavoz portavoz de la Policía de Nasarawa, Ramhan Nansel, en declaraciones recogidas por los medios locales.

El artefacto estalló durante la noche del martes en la localidad de Rukubi, cerca de la frontera que separa los estados nigerianos de Nasarawa y Benue.

Allí había muchos ganaderos y sus vacas reunidos, después de haber estado pastoreando durante el día en el vecino estado de Benue.

Por el momento, la Policía estatal está trabajando con otras agencias de seguridad nigerianas para investigar este posible atentado y arrestar a los perpetradores de "este acto cobarde", señaló Nansel.

"Estamos trabajando las 24 horas para comprender qué llevo al ataque", agregó.

Por su parte, el gobernador del estado de Nasarawa, Abdullahi Sule, dijo que el ataque estaba dirigido contra un grupo de pastores de la etnia fulani, pero instó a todos los miembros de ese pueblo a mantener la calma.

"En nombre del Gobierno estatal, quiero solidarizarme con el pueblo fulani de todo el estado por el asesinato de su gente por un atacante todavía desconocido. Quiero asegurarles nuestro compromiso para encontrar a los autores de este acto y enfrentarles a la ira de la ley", añadió.

El estado de Benue, uno de los principales productores de alimentos de Nigeria, ha registrado en los últimos años casos de violencia entre los agricultores locales, predominantemente cristianos, y los pastores fulani, de origen musulmán, por la escasez de tierra y recursos.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN