Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Miércoles 08/12/2021  

Andalucía

Interfresa se va a Francia a defenderse de la campaña de desprestigio

Acusan a Marruecos de competencia desleal, mientras cuentan con el respaldo del sector francés

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Interfresa, junto a las administraciones españolas y los importadores franceses, se defendió ayer en París de la campaña de desprestigio de la fresa de Huelva en Francia y aprovechó para cargar contra su principal competidora, la producción de Marruecos, a la que acusó de "competencia desleal".

El presidente de Interfresa, José Luis García Palacios, dijo en conferencia de prensa que aunque no sabe quién está detrás de la campaña, sí tienen garantías de que no es la organización de productores franceses de fresa, que les han manifestado su solidaridad y con los que colaboran desde hace una veintena de años.

García Palacios, en cualquier caso, señaló que esos ataques buscan "reducir la capacidad de negociación" del sector fresero de Huelva y favorecer otros "productos industriales" que compiten con la fresa.

El centro de la campaña han sido dos reportajes emitidos en varios canales de la televisión francesa, en los que se critica la falta de transparencia en el uso de productos fitosanitarios y en las prácticas agrícolas (incluida la explotación del acuífero de Doñana) con el posible efecto para los consumidores de fresas o el recurso como mano de obra de inmigrantes irregulares.

Este año no sólo la producción se ha reducido en torno al 50% a causa de los sucesivos temporales de lluvia que han afectado el suroeste de Andalucía, sino que la demanda de los países europeos también ha disminuido, algo que Interfresa atribuye a un invierno más frío de lo habitual que ha retraído a los consumidores de la fruta.

La portavoz de Interfresa, Natalia Aguilera, fue la encargada en primer lugar de ofrecer datos sobre el sector fresero de Huelva, e insistir en que en los últimos años se ha procedido a "una reducción al máximo de los productos fitosanitarios", de forma que ahora un 71% del cultivo se hace en el marco de una producción integrada.

Esperanza Cortés, delegada de la consejería de Agricultura de la Junta de Andalucía, mostró su "apoyo" a los productores de Huelva y explicó que el Gobierno andaluz le ayuda a cumplir la normativa para que sea "sostenible" desde el punto de vista medioambiental y que el producto ofrezca garantías de calidad para el consumidor.

En una línea paralela, la diputada de Agricultura de la Diputación Provincial de Huelva, Rosario Rosado, puso el acento en "el enorme esfuerzo" de los agricultores para mejorar la calidad de la fresa.

El presidente del Sindicato Nacional de Importadores y Exportadores de Frutas y Verduras de Francia (SNIEPL), Alain Barniol, contó que el pasado año de los alrededor de 800-1.000 análisis a que se sometieron las fresas de Huelva en el mercado de mayoristas de Perpiñán, sólo hubo cuatro casos en que se detectaron tratamientos "ligeramente por encima" de los umbrales permitidos.

No obstante, Barniol añadió que desde hace diez años, nunca se han encontrado niveles de productos químicos en las fresas que sean superiores a la dosis diaria admitida.

El consumo de fresas en Francia es de unas 120.000 toneladas anuales, de las cuales unas 40.000 toneladas son de producción nacional, y el resto importadas, de las cuales un 78% españolas.

La fresa marroquí completa en gran medida las importaciones y contra ellas arremetió García Palacios al indicar que "Marruecos sigue utilizando bromuro" y lo seguirá utilizando hasta 2012, mientras en Huelva se ha dejado de utilizar desde hace tres años.

Se quejó de que todas las garantías en la producción que se aplican "serán esfuerzos estériles" si continúa la "competencia desleal" de Marruecos, que no aplica las mismas reglas medioambientales o de controles sobre productos fitosanitarios.

El presidente de la organización interprofesional de la fresa de Huelva también rechazó la acusación de recurrir a mano de obra de clandestinos, insistiendo en que los contratos que se hacen con inmigrantes en origen se acuerdan con sus respectivos países y que tienen las mismas remuneraciones que los trabajadores autóctonos.

El 80% de la fresa onubense se exporta (lo que representa 314 millones de euros) y sus principales mercados son Alemania (33%), Francia (30%), Reino Unido (8%) e Italia (7%).

TE RECOMENDAMOS