Andalucía

La pesca andaluza lamenta que los recortes suponen menos capacidad y puestos de trabajo

Gallart ha mostrado la “decepción” del sector y ha añadido que "lo esperabamos, puesto que sabemos cómo actúa el comisario"

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • Pesca. -

El presidente de la Federación Andaluza de Asociaciones Pesqueras (FAAPE), José María Gallart, ha lamentado este martes el acuerdo sobre pesca en las aguas de la Unión Europea (UE) para 2023, sobre todo el pacto para el Mediterráneo, porque “todo lo que suponga recortes es menos capacidad para sustentar los puestos de trabajo y la capacidad extractiva de nuestras embarcaciones”.

En declaraciones a EFE, Gallart ha mostrado la “decepción” del sector y ha añadido que "lo esperabamos, puesto que sabemos cómo actúa el comisario (de Pesca, Océanos y Medio Ambiente, Virginijus Sinkevicius). Este hombre no atiende a ningún tipo de razón. Sólo tiene un objetivo, que es que la flota de arrastre del Mediterráneo español desaparezca”.

Ha asegurado que no se han tenido en cuenta los “razonamientos y las bases sólidas que tenía el Gobierno de España, tanto científicas como socio económicas, que se le han presentado” y que, le “consta”, ha “luchado” el ministro del ramo, Luis Planas.

“El acuerdo no le gusta al sector”, ha insistido, especialmente porque tenían la esperanza de menos recortes dado que la situación del caladero “no es lo catastrófico que dice este señor (el comisario)”, por los informes científicos y socioeconómicos que tiene el sector y el Gobierno, y por la afección que tiene para la pesca la guerra de Ucrania, las secuelas de la covid-19 y la recesión que se prevé.

“Teníamos la esperanza de que el comisario fuera un poco sensible, pero ha demostrado que no está legitimado para ser la cabeza visible de la política pesquera comunitaria. Ni está legitimado, ni tiene la capacidad, ni sabiduría. Lo que sí echamos de menos por parte de nuestro Gobierno es que de una vez, públicamente a este el señor lo ponga en su sitio”, ha incidido.

“La afección real al sector, con el siete por ciento de reducción, luego haciendo las fórmulas matemáticas y calculando realmente no es un 7, se va a un 9 por ciento. La realidad es que durante el año 2022 la media de embarcaciones del Mediterráneo español han estado con 174 días de trabajo y con esta reducción nos vamos a 150 días”, ha aseverado.

Ha apuntado que en el Mediterráneo español son unas 680 embarcaciones repartidas por las distintas comunidades del litoral, y que entre el 40 y el 50 por ciento de esta flota tendrá el año que viene “serios problemas”.

“Si vemos caso por caso, en Andalucía, por ejemplo, de 96 embarcaciones que tenemos de arrastre, el 40 % de las embarcaciones están por debajo de los 150 días de actividad. Eso ya lleva consigo que no se obtiene el umbral de rentabilidad suficiente para para hacer rentable la actividad pesquera. Habrá muchas embarcaciones que en el 2023 se tendrán que plantear. No salir a faenar”, ha declarado.

A esto ha sumado un problema de relevo generacional que se verá agravado con las políticas comunitarias y llevará a “problemas importantes de mano de obra”.

Sobre el Atlántico, ha asegurado que tampoco es posible estar “satisfechos” en lo que respecta al Golfo de Cádiz y ha explicado que "la cigala del Golfo ve reducido su porcentaje en un 36 por ciento. Si a eso le sumamos el Reglamento de Aguas Profundas, que afectó muchísimo al Golfo de Cádiz, la realidad es que las embarcaciones de las provincias de Huelva y Cádiz no van a poder capturar cigalas”.

Ha considerado que el Atlántico norte ha salido “bastante airoso” y ha reconocido que “lo que es bueno para una parte del sector, hace que el resto se congratule”.

Gallart ha advertido además que ante la menor capacidad del sector patrio, el mercado y la ciudadanía tendrán que comprar más pescados de terceros países, algo que va “en detrimento de la calidad del producto”, ya que los barcos españoles están “responsabilizados con la sostenibilidad”.

Ahora, ha manifestado toca trabajar con el Ministerio para paliar esta situación y hablar con la Secretaría General de Pesca para estudiar el desarrollo de acuerdos como una bonificación del 3,5 por ciento a los días de pesca de acuerdo a unas medias de selectividad y “tenemos que saber cómo se plantean esas medias de selectividad y esas vedas”, ha concluido. 

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN