Andalucía

Fallece la mujer que fue apuñalada ayer por su ex marido en un hospital

La mujer de 56 años fue apuñalada en el hospital Blanca Paloma de Huelva

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
Julia Madruga Benítez, vecina de Lepe (Huelva) de 56 años, falleció la pasada madrugada víctima de las puñaladas que sufrió el jueves por la tarde, presuntamente, a manos de su ex marido, Cayetano G. M, de 58, del que hacía diez años que se había separado.

El jueves, la mujer acudió a visitar a su madre, que lleva varios días ingresada en la clínica Blanca Paloma de Huelva capital, y su agresor la siguió y en la habitación del hospital le propinó siete puñaladas que le causaron la muerte a las dos de la madrugada, tras ser operada de urgencia en el Hospital Juan Ramón Jiménez de la capital onubense.

El presunto agresor fue detenido y estuvo hospitalizado hasta el mediodía de ayer, cuando salió del hospital bajo vigilancia policial para declarar ante la Policía Nacional después de ser revisado de unas heridas, que al parecer se infringió él mismo tras la agresión.

En la actualidad, el presunto agresor vivía en Lepe con una hija y la mujer residía tanto en el complejo turístico de Islantilla, a unos seis kilómetros de distancia, como en un piso de la barriada de Hispanidad de Huelva capital junto a un hijo.

Sobre el hombre pesaba una orden de alejamiento, después de que el pasado verano agrediera a su ex esposa, y tras varias amenazas verbales después de iniciar hace algo más de un año una nueva relación.

“Él estaba muy celoso de ella, y nos temíamos que iba a pasar algo así”, explicaron a Efe fuentes de la familia, que lamentaron que las medidas judiciales puestas en marcha para evitar el desenlace no hayan sido efectivas.

Según una compañera de trabajo de la víctima, ésta no consiguió testigos de las amenazas de muerte que sufría, de forma que el proceso judicial que seguía contra el presunto agresor quedó sobreseído.

La relación entre ambos en los últimos años fue tormentosa, y aunque se había separado hacía 10 años, hace cinco volvió a vivir con él “por pena”, hasta hace un año, y actualmente tenía una nueva pareja, lo que la familia considera el detonante “por celos” para la agresión sufrida.

Para protestar por este crimen, unas 500 personas se concentraron a las puertas del Ayuntamiento de Lepe, donde el alcalde, Manuel Andrés González, lamentó que “a la tristeza propia de todas las pérdidas humanas, en el caso de Julia, se unen además el dolor y la rabia de saber que la vida de esta mujer lepera, de 56 años de edad, se ha ido porque un verdugo -que en tiempos fue su pareja- ha querido acabar con su vida asesinándola a puñaladas”.

Además lamentó que “aunque en los últimos tiempos se han conseguido logros importantes en relación a la defensa de los derechos de las mujeres, aún queda mucho camino por recorrer y la prueba la tenemos aquí, en un día que hoy se ha teñido de luto”.

De forma paralela se celebraron concentraciones en instituciones como la Junta de Andalucía, con la presencia del delegado del Gobierno andaluz en Huelva, Manuel Alfonso Jiménez, acompañado de delegados provinciales, de la coordinadora provincial del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM), Isabel Rodríguez, y de funcionarios de la Junta.

También a las puertas de la Diputación Provincial se llevó a cabo una concentración, con la presencia de su presidenta, Petronila Guerrero, y del subdelegado del Gobierno, Manuel Bago, y diputados y trabajadores, mientras que la corporación del Ayuntamiento de Huelva también se concentró a las puertas del Consistorio.

Prisión en Jaén

Por otra parte, el juez ha ordenado el ingreso en prisión de las dos personas detenidas, entre ellas la ex pareja, de la mujer que fue tiroteada el miércoles junto a su novio en Torredonjimeno (Jaén), según fuentes judiciales.

La ex pareja de la joven tiroteada, F. G. P. F. de 21 años, está acusado de dos delitos de tentativa de homicidio y de incumplir la orden de alejamiento que tenía respecto a su pareja, además de tenencia ilícita de armas, y el otro detenido C. G. G, que conducía el coche desde el que fue tiroteada la pareja, está acusado como cooperador necesario.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN