Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Jueves 09/02/2023  

Sociedad

Cae una banda que estafó 250.000 euros a cien víctimas duplicando tarjetas SIM

En la operación han sido detenidos los cabecillas de la banda Black Panthers

  • Un móvil.

La Policía Nacional ha desarticulado con 55 detenciones una organización criminal afincada en la provincia de Barcelona dedicada a las estafas bancarias mediante el duplicado de las tarjetas SIM de teléfonos móviles, con un centenar víctimas en toda España y un volumen de fraude de 250.000 euros.

Según informa este jueves la Policía Nacional, en la operación han sido detenidos los cabecillas de la banda Black Panthers (Panteras Negras).

Los arrestados, acusados de pertenencia a organización criminal, estafa, usurpación de identidad y falsedad documental, se hacían con el control de los números de teléfono móvil mediante un duplicado ilegítimo de sus tarjetas SIM, con el que tenían acceso a los mensajes de verificación que envían los bancos a sus clientes para operar.

Para este método delictivo, conocido como "SIM swapping", se a valían de técnicas de "phishing", "vishing" y desvíos de llamada, explica la policía en una nota.

Una vez suplantaban la identidad de los usuarios, lograban acceder a la banca electrónica de sus víctimas para realizar transferencias fraudulentas a una red de 'mulas' repartidas por toda la costa levantina hasta que agotaban el saldo de las cuentas.

La organización contaba con una estructura en red formada por cuatro células de actuación diferenciadas, pero interconectadas y perfectamente definidas, y con una división de tareas en función del conocimiento, la accesibilidad a la información robada y la experiencia.

Con el avance de la investigación, los agentes constataron que la organización también se valía de miembros de una segunda célula de actuación especializada en la comisión de estafas mediante las modalidades de 'carding' (clonado de tarjetas bancarias) y obtención de información personal mediante ingeniería social.

Asimismo, las gestiones policiales acreditaron la facilidad con la que los investigados compraban Documentos Nacionales de Identidad y números de tarjetas de crédito a través de diversos mercados negros de la "dark web" (internet oscura), utilizando criptomonedas obtenidas en otros fraudes como método de pago.

Las tarjetas clonadas eran utilizadas para adquirir productos de lujo, que recogían en los puntos de entrega mediante la exhibición de los DNI físicos sustraídos o adquiridos en los mercados negros, para posteriormente revenderlos.

Además de los 55 detenidos, en el dispositivo policial los agentes realizaron siete registros domiciliarios en los que han intervenido una cartera de criptomonedas tipo hardware, 45 tarjetas SIM, 11 teléfonos móviles, 4 ordenadores portátiles, un vehículo de alta gama y documentación relacionada con los hechos investigados. 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN