Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Martes 22/06/2021

'Pipo' y los fichajes sólo han dado dos puntos más que Ziganda

Gorosito ha conseguido únicamente cuatro puntos en seis partidos

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Néstor Raúl Gorosito, en un entrenamiento, no ha podido provocar la reacción esperada en el Xerez.
Se esperaba que el llamado Efecto Gorosito pudiera cambiar el rumbo del Xerez. Pero la imagen en los últimos partidos ha recordado a tiempos pasados, a aquellos partidos con Ziganda donde el conjunto azulino acababa desesperando a todo el mundo. El técnico navarro sacó en su día a pasear a su famosa manta, aquella con la que explicaba la falta de equilibrio que existía en el cuadro xerecista.

Gorosito y los fichajes de invierno, Alustiza y Vigneri, no han cambiado la decoración y sólo se ha sumado dos puntos más que en los primeros seis encuentros de Ziganda al frente del Xerez. Cosa que tampoco era muy complicado ya que el Cuco sólo consiguió dos puntos de 18 posibles en su inicio. En los primeros seis partidos, Ziganda perdió cuatro de forma consecutiva y empató dos frente a Espanyol y Málaga.

Gorosito, en los seis encuentros que lleva, comenzó perdiendo ante Osasuna, para ganar luego al Mallorca. Después cosecharía tres derrotas consecutivas frente a Athletic, Real Madrid y Deportivo a las que se sumó el último empate frente al Espanyol. En total, cuatro puntos por los dos del anterior técnico.


El Xerez de Ziganda, en esos seis primeros partidos, recibió doce goles, los mismos que lleva precisamente el equipo del técnico argentino, por lo que la sangría de goles no se ha conseguido frenar y sigue siendo un caballo de batalla. En la parcela ofensiva sí que se ha mejorado ligeramente ya que el Xerez sólo llevaba un tanto, el conseguido ante el Málaga por Armenteros, en sus seis primeras jornadas. El Xerez de Gorosito ha conseguido siete tantos hasta el momento.

Alustiza y Vigneri
Los dos refuerzos invernales que realizó el conjunto azulino para nada han ayudado a cambiar la dinámica de resultados. Uno de ellos, Nicolás Vigneri, ni siquiera ha sido convocado todavía por Pipo, algo extraño cuanto menos ya que un refuerzo de invierno tiene que llegar para ayudar desde el principio. Y más a un equipo en la situación en la que se encuentra el colista de la categoría. Pero el uruguayo todavía no ha estado a la altura del nivel que exige el preparador argentino.

Alustiza, por su parte, ha disputado sólo 77 minutos en las cuatro veces que ha participado en el equipo, siempre desde el banquillo. No se ha encontrado todavía con el gol y las sensaciones que han ofrecido han sido hasta el momento pobres. No ha mejorado lo que había, por lo que su aportación no está siendo como la de otros refuerzos invernales como Suazo u Osvaldo.

COMENTARIOS