Quantcast
El tiempo en: Andalucía
04/12/2022  

España

Irene Montero: "La okupación es un problema inventado"

"Cuando se asume la agenda de la derecha, gana la derecha", advierte la titular de Igualdad

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • La ministra de Igualdad, Irene Montero.

La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha rechazado la enmienda del PSOE para garantizar el desalojo de okupas en un plazo de 48 horas, porque es un problema "inventado" que únicamente responde a la "agenda de la derecha".

"El problema de la okupación es un problema inventado, es agenda de la derecha y creo, como decía ayer Rafa Mayoral, que cuando compramos la agenda de la derecha, gana la derecha", ha lanzado en declaraciones a los medios en los pasillos del Congreso.

Unidas Podemos ha mostrado su oposición frontal a esta iniciativa de su socio de coalición, que al margen de los morados ha propuesto esta enmienda antiokupa en el marco de la ley orgánica de eficiencia organizativa del servicio público de justicia, defendida ayer por el portavoz socialista en el Congreso, Patxi López.

De esta forma, el diputado Rafa Mayoral demandó al PSOE que recapacitara y recriminó a López que estaba "descentrado" y que no gobernaba con el PP. También la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, refrendó esta postura al asegurar que la okupación no es un problema del país y que asumir planteamentos de la derecha conduce a que se produzcan resultados electorales como el de Italia.

BAJAR LOS ALQUILERES DEBE SER LA PRIORIDAD

En esta línea, la titular de Igualdad ha replicado que el verdadero problema de la vivienda tiene que ver con los precios "abusivos" del alquiler y con la subida de las hipotecas de tipo variable para muchas familias.

Por tanto, ha apelado a que la prioridad debe ser políticas para garantizar el freno de la subida de las rentas de arrendamiento, ser capaces de lograr que las familias no vean como suben la cuota de créditos hipotecarios en 200 o 300 euros e impedir que los "fondos buitre" especulen con la vivienda.
 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN