Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Jueves 01/12/2022  

Andalucía

Los VTC andaluces, "nerviosos" ante una semana clave para su regulación

"Si no se aprueba la ley tendremos que cerrar nuestras empresas porque no podremos realizar trayectos urbanos", indican desde Andeval Andalucía

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Un vehículo VTC.

Los VTC andaluces afrontan "con nerviosismo" la semana que arranca este lunes y en la que se ultimará el decreto con el que la Junta regulará su actividad en núcleos urbanos y con ello también la convivencia con el taxi. Con el 1 de octubre como fecha límite para saber en qué terminos se resuelve la cuestión, los VTC alertan en una entrevista con Europa Press de que se juegan su existencia e insisten en que quieren convivir con el taxi.

"Lo afrontamos con nerviosismo, porque al final si no se aprueba una ley que nos deje trabajar el día 1 tendremos que cerrar nuestras empresas porque no podremos realizar trayectos urbanos", destaca Ignacio Manzano. El presidente de Andeval Andalucía, la principal patronal de los Vehículos de Transporte con Conductor (VTC), resume así las sensaciones en la semana clave para que la Consejería de Fomento alumbre en el decreto con el que se regulará su actividad en núcleos urbanos a partir del 1 de octubre, y que se inicia tras un paro de fin de semana de los taxistas como medida de protesta ante la medida.

La norma fue anunciada a principios de este mes, con la promesa de establecer "requisitos" para garantizar la convivencia con el taxi y también reforzar la inspección, "duplicando las actuaciones". A este respecto, la Junta sostenía esta semana que ha duplicado el número de sanciones contra VTC desde 2018 a este 2022, pasando de las 329 registradas en 2018, cuando gobernaba el PSOE-A, a 552 en 2021, en tanto que se cuentan 380 de enero a julio de este año.

Argumentos que no han convencido a los taxistas, que desde el anuncio del decreto se han movilizado cada jueves en protesta contra lo que consideran es un ataque frontal a su actividad. El taxi, que dice sentirse "engañado" por la Junta, apunta que miles de familias andaluzas dependen de esta actividad, y subrayan que no quieren que desaparezcan los VTC, pero sí quieren "una limitación en el número" y que se establezcan al menos 15 minutos de precontratación del servicio, entre otros requisitos.

Por su parte, las VTC les acusan de estar "desinformando" y advierten que si se incorporan las restricciones "desproporcionadas" que exige el sector del taxi, supondría la desaparición de la VTC en Andalucía, con la extinción de hasta 8.500 puestos de trabajo. En el cruce de acusaciones, coinciden en reprocharse que cada uno quiera acabar con el contrario, si bien Manzano muestra una actitud conciliadora y sostiene que se busca proseguir, con seguridad jurídica, con la convivencia que han tenido durante los últimos cuatro años.

"Nosotros no tenemos el concepto este de tensión ni de recrudecimiento del conflicto puesto que llevamos conviviendo con el taxi en Andalucía cuatro años. Hasta el día de hoy estamos conviviendo perfectamente, haciendo que los ciudadanos tengan un medio nuevo de movilidad", afirma el responsable de Andeval, que subraya que según últimas encuestas "el 85% de los ciudadanos andaluces quieren que haya una regulación que sea favorable a esa convivencia entre el taxi y los VTC".

Una convivencia que ha incluido en esos cuatro años incidentes violentos que Manzano admite, pero que considera "vienen determinados por un sector dentro del taxi que no quiere solamente la convivencia, sino que quiere que se extinga directamente la VTC", defendiendo "un modelo parecido a los de otras comunidades autónomas en las cuales los VTC no existe".

Sobre las reivindicaciones del taxi, apunta Manzano que a su juicio "están desinformando al usuario". "El tiempo de precontratación esta claro que según han dicho tribunales de justicia y las recomendaciones europeas es una barrera artificial que se utiliza para que no haya competencia", apunta, y ya sobre proporción de número de taxis y licencias sostiene que "no significa que tengan que desaparecer las licencias hasta que haya 1/30, significa que no se da por parte del Ministerio nuevas licencias hasta que no haya 1/30 de ratio". "La licencia que ya está se mantiene, lo que no se darán son nuevas licencias", remarca.

Para Andeval, la Consejería de Fomento "está intentando realizar una regulación en la que estemos todos", y se muestra de acuerdo con la petición expresada por la consejera, Marifrán Carazo, en que ambos cedan pensando en el usuario. ¿En qué cederían los VTC? "Los VTC dicen que si hay que ayudar al taxi, si hay que hacerlo más libre, si hay que hacer que puedan trabajar más vías nosotros no estamos en contra de que haya una flexibilización del taxi y que el taxi encuentre la modernización que pueda querer para realizar los servicios como quiera".

"Nosotros estamos siempre a favor de la competencia, que es buena, y que el usuario decida el servicio que tiene que utilizar", agrega antes de insistir que en cualquier caso la posición de este servicio es no desaparecer. "No queremos que nos extingan a nosotros, y el taxi, si pide más liberalizaciones y demás, perfectamente de acuerdo", zanja.

Manzano alerta en este punto sobre las consecuencias que podría haber si los VTC no operasen. "Somos dinamizadores de la economía", apunta, "movemos turistas que van del aeropuerto a hoteles, de hoteles a restaurantes", y en el caso de otras comunidades en las que se ha restringido su actividad, sostiene, el paisaje "se convierte en largas colas en estaciones de tren y eventos que no se realizan, simplemente porque no hay servicios de movilidad adecuados a la demanda que hay en ese momento".

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN