Quantcast
El tiempo en: Andalucía
25/09/2022  

La Gatera

¿Qué vas a comer en tus vacaciones?

¿Sabían ustedes que la ingesta de probióticos durante las vacaciones puede ayudar a evitar el estrés posvacacional? ¿Que comer durante las vacaciones?...

Publicado: 27/07/2022 ·
22:46
· Actualizado: 27/07/2022 · 22:46
Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • El libro.
Autor

Rosa G. Perea

Rosa G. Perea es escritora. Es cofundadora del Club de Lectura del Ateneo de Sevilla y editora en Almuzara

La Gatera

Como escritora, editora y colaboradora en medios de comunicación, Rosa G. Perea habla de todo, predominando la cultura

VISITAR BLOG

¿Sabían ustedes que la ingesta de probióticos durante las vacaciones puede ayudar a evitar el estrés posvacacional? ¿Que comer durante las vacaciones bacalao, mojama, sardinas y arenques es fundamental para afrontar con buena predisposición mental la incorporación al trabajo? Hasta hace poco tiempo no hemos tenido conciencia de lo importante que es para la salud el consumo de los probióticos. Un palabro que cada vez tiene más presencia en una sociedad que está tomando conciencia de lo beneficioso que es su consumo para obtener una microbiota adecuada.

En el nuevo libro que acaba de publicar José Antonio Barroso, “SOS Probióticos”, nos desgrana una relación de alimentos cargados de probióticos y que en algunos casos nos sorprenderán. Y es que ya existen numerosos estudios que determinan la necesidad de mantener nuestra flora intestinal activa y variada. Su defecto puede causar muchas disfunciones fisiológicas y mentales, entre las que puede que se encuentre el estrés postvacacional. Ahora se tienen evidencias que nos hablan de la conexión entre el cerebro y la microbiota. Los probióticos desde nuestro intestino, generan de forma natural serotonina, la hormona que contribuye al  bienestar mental y que es conocida como la hormona de la felicidad.

Últimamente se viene fomentando el consumo de alimentos y bebidas fermentadas que son nuevas en nuestra dieta. Barroso en su libro nos hace ver que si bien es cierto que pueden aportar una carga de probióticos, es bueno saber que los alimentos que ancestralmente nos vienen acompañando en nuestra dieta mediterránea, también pueden estar cargados de esos beneficiosos microorganismos. Y es que la flora intestinal de los actuales seres humanos ha ido degenerando por necesidades de la mercadotecnia que elimina en muchos casos los probióticos activos de los alimentos.

El chorizo, salchichón, salami, fuet, miel, bacalao, mojama, sardinas, arenques, jamón, yogurt, Kéfir, quesos, excepto los quesos fundidos y los quesos frescos, aceitunas aliñadas sin pasterizar o cerveza artesanal, son todos alimentos ricos en probióticos. Por tanto, ingerirlos durante las vacaciones es fundamental para afrontar con buena predisposición mental la incorporación al trabajo. Un planazo, la verdad.

TE RECOMENDAMOS